miércoles, 21 agosto 2019
07:25
, última actualización

El sendero de Cuesta Maneli no abrirá este verano

La Junta ya acomete las obras de emergencia en la zona afectada, que mantendrán cerradas muchas infraestructuras turísticas

24 jul 2017 / 06:34 h - Actualizado: 24 jul 2017 / 16:35 h.
  • Operarios retiran las tablas calcinadas de Cuesta Maneli. / El Correo
    Operarios retiran las tablas calcinadas de Cuesta Maneli. / El Correo

Hace apenas unos días que se iniciaron las obras de emergencia –que no de restauración– en la zona afectada por el incendio. Con un presupuesto de 370.000 euros y un plazo de tres meses, estas actuaciones trabajarán sobre un terreno degradado en el que hay que eliminar masa vegetal calcinada con un peligro potencial para la población. Principalmente se centra en lindes de zonas transitables, y en concreto, con actuaciones en las infraestructuras turísticas que se vieron alcanzadas por el fuego.

Estas obras de emergencia harán imposible que durante todo el verano de 2017 sea transitable el sendero de la playa de Cuesta Maneli, según admiten fuentes de la Consejería de Medio Ambiente. El acceso al aparcamiento de esta carismática playa del médano del Asperillo está vallado y sin posibilidad de uso, mientras que la conocida pasarela que conducía hasta la playa está siendo retirada, dado el estado en el que ha quedado tras el paso de las llamas.

En cualquier caso, y según narra también la consejería, pese a que el acceso tiene prohibido el tránsito, la playa sí es accesible, en este caso, a través de la propia orilla. Sin embargo, se trataría este de un largo trayecto de varios kilómetros que habría que realizar a pie desde otras playas adyacentes no tan afectadas por el incendio y en las que sí se puede llegar directamente, como el Parador de Mazagón, Laguna del Jaral, Arenosillo o Rompeculos. En el caso del Parador, el área recreativa no sufrió los efectos del fuego, no así su vertiente este, ya que las llamas llegaron a escasos metros del jardín del Parador Nacional allí ubicado. En cualquier caso, apenas unos días después de declararse el incendio, el establecimiento hotelero reanudó su normal funcionamiento.

Otro de los destinos turísticos afectados por el incendio es el de la playa del Pico del Loro, también de mucho uso en el estío. Su acceso a pie sí se vio muy afectado por el incendio y las labores de emergencia que se están desarrollando han obligado al vallado del aparcamiento y la prohibición de acceso a este espacio.

El Camping Doñana, gravemente afectado por el incendio en más de un 80 por ciento de su extensión, también es objeto de las obras de emergencia que se realizan en la zona. Los trabajadores de la instalación pidieron hace unos días que el lugar se recupere con la mayor urgencia posible, y cifraron las pérdidas entre los seis y los 10 millones de euros.

A la espera de la finalización de estas obras de emergencia, un comité de expertos, con presencia de la Estación Biológica de Doñana, consejería y universidades andaluzas, valora cómo habrán de ser las obras de restauración, que ya estarán encaminadas a la regeneración del espacio


Todos los vídeos de Semana Santa 2016