miércoles, 19 junio 2019
23:47
, última actualización

Los maestros podrán concursar cada año por otra plaza más cerca de su familia

La Junta modifica el decreto de selección de profesores que permitirá participar durante seis años en los concursos de traslados sin esperar a acumular puntos para pedir destino

14 jun 2016 / 18:11 h - Actualizado: 14 jun 2016 / 18:20 h.
  • Una clase de un instituto de enseñanza secundaria de Sevilla. / El Correo
    Una clase de un instituto de enseñanza secundaria de Sevilla. / El Correo

La Consejería de Educación ha pactado con los sindicatos mayoritarios de la enseñanza (CSIF, ANPE, Ustea, CCOO, y UGT) la modificación del delicadísimo Decreto 302, que regula el acceso a la función pública docente y el sistema de colocación de interinos en la bolsa de sustituciones. El decreto, aprobado en 2010, ya fue modificado en 2012 para revertir los criterios de selección de profesores: volviendo a primar la experiencia sobre la nota y recolocando en la bolsa de interinos a los que habían suspendido las oposiciones. El Consejo de Gobierno aprobó este martes otra modificación que busca favorecer la conciliación familiar y laboral de los maestros, introduciendo un nuevo supuesto para la comisión de servicios –el llamado consursillo– que entrará en vigor el próximo curso y permitirá a los funcionarios de carrera acceder a puestos más próximos a sus familias. Estos podrán concurrir a la convocatoria anual de colocación de efectivos y obtener plaza durante un año, hasta un máximo de seis, sin tener que esperar a acumular los puntos necesarios para optar al concurso de traslados, como ocurre ahora. También podrán hacerlo en caso de enfermedad que requiera una atención sanitaria especial en un centro específico.

Las convocatorias de concurso de traslados son anuales, aparecen en el Boletín Oficial de la Junta en septiembre y obligan a presentarse forzosamente a más de miles de profesores funcionarios sin plaza fija en toda Andalucía. Para algunos docentes suele ser un trauma porque ganar uno de los puestos que se adjudican les supone mudarse desde una plaza provisional en un colegio cerca de su casa, de su familia o de la ciudad a un puesto fijo en un municipio pequeño de otra provincia.

El decreto también introduce cambios que buscan paliar la falta de profesores de idiomas en centros bilingües, permitiendo a quienes aprueban una o dos pruebas en las oposiciones, pero no son seleccionados, acceder a las bolsas de trabajo de sus cuerpos o especialidades como hasta ahora, pero también incluirse en las de las mismas especialidades que se imparten en otro idioma. Además, cuando la Junta prevea un déficit de maestros en algunas áreas, podrá hacer una convocatoria urgente de personal interino dentro de la bolsa, siempre que cuenten con la titulación exigida.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016