miércoles, 24 mayo 2017
23:26
, última actualización
Examen al bilingüismo

Planes bilingües en Europa

Propuestas. Salvo Finlandia, la gran laguna en los programas educativos con una segunda lengua en el continente es la formación del profesorado

23 feb 2017 / 07:25 h - Actualizado: 23 feb 2017 / 07:25 h.
  • Planes bilingües en Europa
    Fachada de un Liceo Francés. / El Correo
  • Planes bilingües en Europa
    Alumno en clase de inglés. / El Correo
  • Planes bilingües en Europa
    Profesora en un colegio de primaria de Helsinki. / El Correo
  • Planes bilingües en Europa
    Escuela secundaria polaca. / El Correo

El modelo de enseñanza bilingüe en Europa ha tenido su origen en muchos factores, pero es indudable que el efecto migratorio ha sido uno de los que ha tenido un mayor peso a la hora de la puesta en marcha de estos programas. A diferencia de España, en algunos países de la Unión Europea la enseñanza bilingüe en los centros públicos tiene como objetivo la integración de población extranjera o la necesidad de colaboración en zonas limítrofes o fronterizas. El importante papel de las lenguas en todo este movimiento reside en la idea de que cada europeo sea capaz de hablar dos lenguas comunitarias más la materna y la manera de alcanzar esto se concentra en el enfoque comunicativo de la enseñanza de las lenguas. En los países de la UE existen diversas tradiciones en el enfoque metodológico de la enseñanza de idiomas.

El programa Educación y Formación 2010 desarrollado durante el Congreso europeo de Barcelona de 2002 por el Consejo y la Comisión Europea tenía como objetivos mejorar la calidad de los sistemas de educación y formación de los estados miembros facilitar, el acceso a todos a la educación y la formación y abrir la educación y la formación al mundo. En este programa de trabajo se concretan unos objetivos específicos entre los que cabe resaltar la mejora de la formación del profesorado, mejorar el aprendizaje de idiomas extranjeros, aumentar la movilidad y los intercambios y hacer un aprendizaje más atractivo entre otros.

Europa también ha establecido medidas para evaluar la competencia lingüística que se va alcanzando a través de sus acciones. La primera de ellas, la Encuesta Europea de Competencias Lingüísticas.

ALEMANIA

En el sistema de educación alemán la definición del currículo escolar depende de cada Länder, si bien la uniformidad fundamental de la estructura educativa está garantizada mediante un acuerdo de 1964 entre los Länder, enmendado en 1971. En lo relativo a la enseñanza de lenguas, el acuerdo incluye las previsiones sobre el comienzo de los cursos de lengua extranjera y la secuencia que debe seguir la enseñanza de idiomas. Los sistemas de enseñanza bilingüe existen en más de 400 institutos de Enseñanza Media en Alemania, en su mayoría en los idiomas inglés y francés. También existen experiencias con italiano, ruso, español entre otras lenguas. El rasgo característico de este aprendizaje es que se imparten asignaturas como Geografía, Ciencias Sociales, Política, Historia, Ciencias Naturales, Arte, Educación Física etc. en una lengua extranjera.

Europa Schulen en el Länd de Berlín

Se trata de una iniciativa bilingüe en el Länd de Berlín que reúne en una misma clase a alumnos de diferente nacionalidad, desde preescolar hasta el acceso a la Universidad. Los alumnos ya son bilingües, o tienen un alto conocimiento de ambos idiomas, al entrar al programa. Está enmarcado en el sistema público de educación del Länd de Berlín y consiste en la creación de clases donde la mitad de los alumnos tienen como lengua materna el alemán y la otra mitad otra distinta, así como también los profesores. Una clase estándar de preescolar tiene una media de 16 alumnos. Entre primero y sexto de Primaria la media por clase es de 25 alumnos, cifra que aumenta en cursos superiores hasta un máximo de 29 alumnos.

En un inicio, los dos idiomas se enseñan por separado, en grupos con la misma lengua materna, y en el equivalente a 3º de ESO se establecen grupos mixtos ya que se asume la paridad de todos los alumnos en ambos idiomas. En Preescolar, la lengua extranjera se introduce mediante juegos.

En los dos primeros años de Primaria, los niños aprenden a leer en su lengua materna y se aprende la lengua extranjera sólo de forma oral, aunque la asignatura de Matemáticas se imparte en alemán siempre. Música, Arte, Educación Física y Ética se imparten en la lengua nativa. De 1º a 4º curso de Primaria, las Ciencias Naturales se imparten en la lengua no alemana. Como muy tarde, en 3º los alumnos deben haber aprendido a leer y escribir en la lengua extranjera. En 5º y 6º, se imparte Geografía, Biología e Historia en la lengua no alemana a todos los alumnos. La mitad de los profesores son nativos alemanes y la otra mitad lo son del idioma extranjero correspondiente. Cada profesor imparte su materia correspondiente en su lengua materna.

Los profesores han de tener cualificación en el idioma extranjero y en la materia que imparten, así como en diferentes metodologías didácticas. El hecho de que en Alemania los profesores deban estar cualificados para enseñar, como mínimo, dos materias posibilita que exista un número importante de profesores con formación en una asignatura específica y en un idioma extranjero.

En los comienzos del Programa, el profesorado debía adquirir la cualificación necesaria mediante formación continua. Actualmente, las universidades y los centros ofrecen programas de formación en metodologías específicas para futuros maestros bilingües. Así mismo, en algunas universidades se puede obtener una cualificación complementaria para impartir enseñanza bilingüe.

FINLANDIA

El Gobierno Central establece los planes de estudio pero la normativa existente otorga muchas competencias a los propios centros educativos. La mayor parte de los centros ofrecen estos programas en el marco del plan de estudios nacional. El inglés es el idioma extranjero más demandado. Otras lenguas optativas son el alemán, el francés y el ruso.

En la segunda etapa educativa básica (de los 13 a los 15 años), y en los centros que ofrecen Enseñanza Bilingüe se imparten en una segunda lengua, ordenadas según su demanda, las asignaturas de Economía Doméstica, Biología, Geografía e Historia y Ciencias Sociales. En Bachillerato (de los 16 a los 19 años), las asignaturas que, con mayor frecuencia, se imparten en otro idioma son: Historia, Ciencias Sociales, Geografía, Biología, Química y Psicología.

El número de alumnos va disminuyendo conforme avanzan en su escolarización debido a que deben afrontar un examen final de carácter estatal en finés al finalizar sus estudios. Las escuelas no reciben financiación adicional por parte del Estado y es difícil encontrar material de enseñanza en inglés, francés, alemán o ruso.

Es requisito imprescindible para los profesores realizar un examen de Language Proficiency, obteniendo, al menos, el nivel 5 sobre 6, equivalente al C1 en el marco común europeo.

Existen escuelas de formación de profesores adscritas a universidades, donde los futuros profesores ya tienen la posibilidad de escoger asignaturas relacionadas con la enseñanza bilingüe.

Alguna universidad ofrece incluso formación para enseñar en inglés, siendo las asignaturas impartidas entre un 40 y un 70 por ciento en inglés. Para los profesores en activo que enseñan en estos programas existen desde breves seminarios hasta programas de un año en diversas universidades nacionales.

Los principales objetivos de este programa son mejorar el nivel de lengua extranjera de los alumnos e impulsar su confianza, consiguiendo motivarlos y animarles a estudiar más al verse capaces de manejar otra lengua. Además, el Programa Bilingüe ofrece un reto a los profesores que desean enseñar en otra lengua y facilita que las instituciones educativas reciban alumnos extranjeros.

En el sistema educativo de Finlandia, el Ministerio de Educación define los objetivos, el contenido y la metodología académica del conjunto del sistema, mientras las autoridades locales son responsables de implantar la estrategia ministerial y proveer la educación. El currículo nacional central, redefinido en 2004, establece el número de horas de enseñanza de lengua extranjera para cada nivel educativo.

FRANCIA

La Ley marco de 2005 no impone regulación sobre educación bilingüe en la educación pública francesa. Sin embargo, el país tiene una experiencia considerable en programas bilingües desde los años 70 del siglo XX, aunque fundamentalmente orientados hacia la integración de inmigrantes o implantados en zonas fronterizas. Este interés ha derivado en la creación de las denominadas secciones europeas e internacionales. Las Secciones Europeas, o classes européennes, son programas desarrollados durante la educación secundaria inferior (collège) y el Bachillerato (lycée). Consisten en el refuerzo del aprendizaje de un idioma y en la docencia, total o parcial, de una o más asignaturas en una lengua extranjera de la sección a partir del equivalente a nuestro 4º de ESO.

El Programa consiste básicamente en reforzar la enseñanza de un idioma extranjero, así como impartir alguna asignatura en la lengua que se pretende conocer. Se lleva a cabo durante la educación secundaria, tanto general como técnica y profesional. No se proporcionan fondos adicionales a los centros para financiar el Programa.

El segundo idioma suele ser europeo, aunque también se pueden desarrollar programas con idiomas no europeos si hay demanda suficiente. Los idiomas actualmente ofertados son: alemán, inglés, árabe, chino, español, italiano, japonés, portugués, ruso y holandés. Las asignaturas impartidas son, en general, Historia y Geografía. Con menor frecuencia, también se imparten en otro idioma Biología, Educación Física, Química, Física, Matemáticas o Arte. Las escuelas eligen las asignaturas y se imparten con el mismo programa del currículo. En Francia no existe una amplia oferta de profesores cualificados para impartir la enseñanza en otro idioma, lo que hace difícil encontrar profesores capacitados para desarrollar el Programa.

En este sentido, se han intentado llevar a cabo distintos programas de formación del profesorado en otros países, pero los resultados no han sido muy satisfactorios. Se establece como requisito de acceso al Programa, que los profesores tengan un buen conocimiento del idioma extranjero.

Desde Diciembre de 2003, existe una certificación para la «enseñanza de una materia no lingüística en una lengua extranjera». En este sentido, el departamento de prácticas de profesores de la Universidad de Estrasburgo ofrece un curso de 20 días en alemán para estudiantes en su segundo año, centrándose en el sistema educativo y métodos de enseñanza alemanes. Se está empezando a facilitar el acceso a formación continua al profesorado de las secciones europeas o de lenguas orientales existentes.

POLONIA

La enseñanza de la lengua extranjera en el sistema de educación polaco se encuentra recogida en las regulaciones del Ministerio de Educación Nacional. Adicionalmente a la amplia extensión de la enseñanza de idiomas en el sistema educativo normal. En 1991 cuando se impulsó definitivamente este tipo de enseñanza con el primer programa a nivel nacional, denominado Secciones bilingües. El programa forma parte de la Educación Secundaria y ofrece la posibilidad de aprender los idiomas europeos más demandados. Comienza con una introducción paulatina del idioma extranjero seleccionado en los primeros años de la Educación Secundaria, y no es hasta los cursos finales cuando se empieza a impartir la asignatura en ambos idiomas.

Polonia tiene un sistema de educación muy descentralizado. Los centros educativos disponen de una amplia autonomía para organizar su funcionamiento y contratar a profesores. Al adoptar un programa bilingüe, el centro puede adaptar el horario y la distribución de clases bilingües de acuerdo con los recursos disponibles.

La organización de la enseñanza en dos idiomas está regulada en el Currículo Marco para institutos de educación secundaria de primer y segundo ciclo: gimnasja (3 años) y licea (3 años).

En los gimnazja, la enseñanza se realiza fundamentalmente en polaco, y en determinadas materias se introduce de manera paulatina terminología específica en la segunda lengua seleccionada. En el primer año se suele impartir únicamente clases de lengua extranjera (gramática, pronunciación, comprensión), generalmente 6 horas por semana. En el segundo año se introducen dos materias impartidas en polaco con vocabulario en la lengua extranjera. En el último año de gimnazja, la terminología se intensifica y parte de la clase se imparte en la segunda lengua. La intensidad de utilización de la segunda lengua como instrumento de enseñanza en las clases bilingües depende de la cualificación de cada profesor.

Durante los 3 años de licea se imparten 6 materias por semana en dos idiomas, polaco y la lengua extranjera, y la decisión sobre la distribución de las mismas recae en el director de cada centro. Adicionalmente, se imparten 2 materias por semana en una segunda lengua extranjera.

En las materias de ciencias exactas y naturales (Matemática, Física, Química y Biología) se imparte el mismo currículo en ambos idiomas, mientras que en las materias de ciencias sociales se amplía el currículo para incluir la Historia y Geografía del país de la lengua extranjera. La Historia y Geografía de Polonia se imparten siempre en polaco. De acuerdo con las nuevas regulaciones sobre el nivel de formación del personal docente, todos los profesores deben dominar una lengua extranjera y alcanzar el nivel B2 o B2+ del Marco Común Europeo de Referencia del Consejo de Europa.

El objetivo general del Programa consiste en extender la enseñanza de un segundo idioma. Dentro del plan específico de educación bilingüe en inglés para la definición de los objetivos se establecen 5 áreas o dimensiones: lingüística, contenido, cultural, geográfica y aprendizaje.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016