martes, 16 julio 2019
18:50
, última actualización

La fiesta continúa todo el año

Tras la celebración de la Noche en Blanco, la vida sigue, y son muchos los espacios participantes que ofrecen una programación sostenida en el tiempo y de calidad en todos los ámbitos: poesía, música, teatro, cine, artes plásticas...

07 oct 2016 / 22:36 h - Actualizado: 09 oct 2016 / 15:50 h.
  • En La Jerónima animan a beberse los libros y a leerse las cervezas en un cóctel de lo más original. / El Correo
    En La Jerónima animan a beberse los libros y a leerse las cervezas en un cóctel de lo más original. / El Correo
  • La Isla de Siltolá se ha convertido en una librería de referencia. / El Correo
    La Isla de Siltolá se ha convertido en una librería de referencia. / El Correo
  • El grupo Très bien! es uno de los más interesantes frutos del movimiento swing sevillano, que está creciendo a pasos agigantados gracias a la labor de Sevilla Swing. / El Correo
    El grupo Très bien! es uno de los más interesantes frutos del movimiento swing sevillano, que está creciendo a pasos agigantados gracias a la labor de Sevilla Swing. / El Correo
  • En Cobertura Photo se imparten constantemente cursos y talleres sobre el mundo de la fotografía. / El Correo
    En Cobertura Photo se imparten constantemente cursos y talleres sobre el mundo de la fotografía. / El Correo
  • Exposición de Roberto Alberto en la galería Wabi Sabi. / El Correo
    Exposición de Roberto Alberto en la galería Wabi Sabi. / El Correo
  • Un grupo de personas contempla el cuadro de Murillo ‘Santa Isabel de Hungría curando a los enfermos’ durante una visita a la luz de los candiles al Hospital de la Caridad. / Antonio del Junco
    Un grupo de personas contempla el cuadro de Murillo ‘Santa Isabel de Hungría curando a los enfermos’ durante una visita a la luz de los candiles al Hospital de la Caridad. / Antonio del Junco
  • Uno de los espectáculos de flamenco en CasaLa Teatro, que tienen gran acogida. / Klaus Hoffmann
    Uno de los espectáculos de flamenco en CasaLa Teatro, que tienen gran acogida. / Klaus Hoffmann
  • Uno de los ‘tours’ organizados por la empresa Sevilla4Real en nuestra ciudad. / El Correo
    Uno de los ‘tours’ organizados por la empresa Sevilla4Real en nuestra ciudad. / El Correo

Lo decía el coordinador de la Noche en Blanco, Manuel Fernández, en una reciente entrevista para El Correo de Andalucía: esta cita es sólo una invitación, un modo de recordar que al día siguiente la vida sigue, como la actividad de los distintos espacios culturales de la ciudad.

Artes plásticas, poesía, música, teatro, moda, cine, el hervidero cultural que es la capital hispalense no descansa los 365 días del año, moviendo a miles de curiosos, de letraheridos, de diletantes y hasta de fanáticos de las artes y las letras en una oferta que actualmente puede competir sin rubor con la de cualquier gran ciudad española.

Aquí seleccionamos algunos de esos espacios capaces de brindar una programación sostenida en el tiempo y de máxima calidad, para tomar nota de sus convocatorias y seguir su pista.

LA ISLA DE SILTOLÁ

La librería especializada en poesía de la calle San Bernardo, que se sumó a la Noche en Blanco con un recital de Iván Onia y Manuel Gracia-Dueñas, lleva desde su apertura en el pasado mes de abril organizando un evento al día, «sábados incluidos», subraya su responsable, el editor gaditano Javier Sánchez Menéndez. Esta semana, sin ir más lejos, tuvieron en su agenda la presentación de la última novela de Joaquín Pérez Azaústre.

Presentaciones de libros, encuentros con autores –los próximos, nada menos que Luis Alberto de Cuenca en enero y Raquel Lanseros en febrero–, una tertulia literaria, un taller de creación, un club de lectura, catas de vinos, cuentacuentos, un taller de poesía infantil...

«Lo del vino con los libros es una fusión de culturas», prosigue Sánchez Menéndez. «La literatura está muy arraigada a la cultura del vino, siempre se ha hablado de vino en la poesía, en las novelas... Por ello, ofrecemos al público la posibilidad de hacer un regalo de categoría como es una botella de vino y un libro por sólo 20 euros. Además, trabajamos con precios asequibles y vinos curiosos, como las tres variedades de Poeta en Nueva York», explica.

El librero, que acuñó para la inauguración el lema Leer hace bailar el pensamiento, afirma que «tenemos mucha poesía, toda la que se publica en España y parte del extranjero», y añade que su forma de competir con Amazon y otros gigantes es, además de poseer un espacio de grata visita, poner a la venta todo nuestro catálogo online, para que el cliente lo reciba cuanto antes», concluye.

COBERTURA PHOTO

Uno de los pocos espacios consolidados dedicados a la fotografía en Sevilla, Cobertura Photo (Narciso Campillo, 4) lleva 15 años difundiendo este arte a través de cursos y talleres. «Hay todavía un público potencial de Cobertura que no conoce el espacio, o no ha encontrado el modo de acercarse a la fotografía, y es el que queremos atraer con otras actividades», comenta Enrique Miguel Parrilla, uno de los impulsores.

Desde hace algún tiempo, el local acoge también presentaciones de libros relacionadas con su ámbito –la primera fue del poemario Música de cámara, de Juan Lamillar– ya que «Cobertura quiere ser un espacio para las letras, el asombro, el silencio», comenta Parrilla, «ya que la línea poética es la que mejor dialoga con la poesía».

Con motivo de la Noche en Blanco, Cobertura Photo ha querido este año abrir sus puertas fuera de horario a la muestra Efímera. Lo que somos, lo que se nos va, de Carmen Alcedo (Premio Mejor proyecto Curso Anual de Fotografía 2014-15), acompañada por un concierto de la cantante Ana Hata.

Pero su vocación formadora –con profesores tan prestigiosos como Alberto García-Alix, Illan Wolf, Cristóbal Jara, Steve McCurry o Antoine D’Agata, entre muchos otros nombres de primerísima fila– es su principal empeño. Asimismo, desde hace dos años funciona también como galería de arte, al albergar la galería Sánchez de Lamadrid.

SEVILLA SWING

Explica Samuel Rigal, impulsor de Sevilla Swing, que la euforia que actualmente desata este baile «remite un poco al propio origen del swing. Un movimiento que empezó con el crack del 29, con gente que bailaba para olvidar este tipo de penumbras que trae la crisis económica. Y lo hacía buscando espacios alternativos, en la calle, donde la gente pueda reunirse y bailar sin pagar nada».

Este año es el cuarto en que el colectivo comparece en la Noche en Blanco, pero la actividad de su escuela, en el número 13 de la calle Parra, es permanente: un centenar de alumnos aprenden a mover la cintura y dar giros casi acrobáticos en ella, y la cifra se cuadruplica cuando celebran eventos grandes, como el Festival de Swing de Sevilla, «donde viene gente de toda Andalucía. Se han ido formando grupos en cada provincia, y los amantes del swing se desplazan allí donde hay un festival».

Por otra parte, el colectivo que aglutina Sevilla Swing no está sólo compuesto por bailarines, pues reúne también a músicos, diseñadores, fotógrafos «y otras muchas personas que intentamos darle vida a esto del Swing en la ciudad», apunta Rigal. Además, cuenta con la colaboración de otros grupos y asociaciones, como el de ilustradores Garabattage. La colaboración con la Universidad Hispalense es también permanente, «y cada día son más los universitarios que se apuntan a este tipo de cultura», apostilla el profesor.

LA JERÓNIMA

¿Puede existir un lugar donde la variedad de cervezas no esté reñida con la exposición y venta de libros de autor? Pues sí, y de hecho se encuentra en el número 14-16 de la calle Jerónimo Hernández. Lee nuestra cerveza, bébete nuestros libros es el lema de este espacio, detrás del cual está la asociación Casapuerta, que trabaja con las mejores editoriales independientes y sellos de autoedición.

Además, funciona como showroom de moda y complementos artesanales, así como pequeña galería de arte. Recomiendan libro y cerveza del mes en su local y su página web, y acogen recitales, presentaciones y conciertos de todo tipo, siempre en un formato más bien íntimo y en un ambiente muy agradable. Su apuesta para la Noche en Blanco ha sido un concierto de Musgö, el proyecto de la arpista gaditana Mar Gabarre.

SEVILLA4REAL

Sexo y Lujuria en Sevilla es el sugerente título de la ruta que organizaba anoche Sevilla4Real, una empresa de servicios culturales integrada por tres mujeres, Penélope Laó y las hermanas Pilar y Lola Rubio –en un principio eran cuatro, pero María Rubio ya no está–, que realizan tours «alejados de los tópicos». «Somos la manera de conocer Sevilla como nos gustaría conocer todas las ciudades del mundo», alardean en su página web.

Con dos años y medio de vida, esta entidad empezó «orientada a un público angloparlante porque Penélope y yo trabajábamos en otra empresa de rutas en inglés», explica Lola, experta en Turismo e Historia del Arte. «La oferta de cara al turista que había en Sevilla era superficial», abunda. El público foráneo sigue siendo fiel, «sobre todo europeos, americanos y australianos», entre los que las rutas con más gancho son la de Juego de Tronos en el Alcázar (ahora en octubre estrenarán una versión para los sevillanos) y Siente el Flamenco. El local, en cambio, disfruta más con Sevilla Macabra o la misma Sexo y Lujuria en Sevilla.

Empezaron con Sevilla Monumental, Tour en Bici Pedaleando por Sevilla y La Sevilla Americana y poco a poco han ido adaptando su oferta y creando rutas nuevas. Así, hasta una quincena de tours que incluso pueden realizar a la medida del cliente. Igualmente tienen un servicio llamado Wedding planner con el que «ayudamos a gente que viene a Sevilla a casarse, planificando actividades para sus invitados».

Estas rutas diarias o a demanda, con un mínimo de dos personas y un máximo de quince, son la aportación de Sevilla4Real a una oferta cultural «muy amplia, cada vez hay más cosas que hacer», celebra Lola Rubio.

ENGRANAJES CULTURALES

Con tres propuestas en la Noche en Blanco, Engranajes Culturales no trabaja tanto con rutas como con visitas, en especial nocturnas y teatralizadas. Sergio Raya y Óscar Hernández empezaron a trabajar en el sector como autónomos en 2008 y desde 2011 ya como empresa, teniendo en la actualidad casi una decena de trabajadores.

«Tenemos una programación cultural estable durante todo el año en diferentes espacios de la ciudad», explica Raya. Dirigidas a un público mayoritariamente local, «el 90 por ciento de los asistentes son sevillanos», calcula, la empresa tiene como «buques insignia» las visitas nocturnas al Hospital de la Caridad (9.000 personas desde mayo hasta el día de la Hispanidad, que concluirá) y al de los Venerables (5.000 este año), además de la visita con ópera en directo a la Casa Pilatos, el Don Juan Tenorio en el Cementerio de San Fernando (actividad que repondrán a partir del 29 de octubre) o la visita nocturna al Palacio de Dueñas, «que empezó en julio y está yendo fenomenal, pues pese a que el aforo y el número de días es menor, siempre se agota una semana antes de celebrarse».

Estrenada anoche, es novedad en su programación la visita a la Casa Palacio de la condesa de Lebrija, en la calle Cuna, que a partir del día 15 ofertarán en su web. Raya y Hernández andan enfrascados ahora preparando otras propuestas en torno al Año Murillo: «Vamos a reconstruir su taller en el Hospital de la Caridad para familias», explica el responsable.

En Engranajes Culturales no paran: actividades en el medio rural como visitas a las Bodegas Salado en Bollullos o talleres en fábricas de mermelada, huertos urbanos en el Jardín Americano... En suma, como prometen en la web, «experiencias únicas, inolvidables y enriquecedoras» que «te sorprenderán».

WABI SABI SHOP & GALLERY

María Vergara es la persona que se esconde detrás de Wabi Sabi, término japonés que significa «la belleza de lo imperfecto» y con el que quiso dar nombre, hace ya cinco años, a su peculiar tienda y galería de arte. Se trata de «un espacio multidisciplinar donde conviven el arte, la moda, la decoración, las antigüedades...», como explica en su web.

Ubicada en un principio en un amplio local de la calle Viriato, recientemente se ha trasladado a Francos, donde dispone de un espacio algo más limitado, lo que en la práctica le ha llevado a abandonar algunas de las actividades que realizaba (teatro, música en directo, lecturas de poesía, desfiles de moda...) para centrar sus esfuerzos en el arte contemporáneo. María organiza una media de seis exposiciones al año, una cada dos meses; en la actualidad tiene una de pintura del sevillano Roberto Alberto, Estratos secundarios, que convivirá con la que inauguró anoche: Geometría emocional, del cacereño José Manuel González, muestrario de arte cinético y óptico.

Las piezas de sus exposiciones están «todas a la venta», ya que Wabi Sabi es en el día a día «una tienda donde sólo ofrezco trabajo artesanal, piezas únicas y limitadas hechas a mano», cuenta María. Por lo demás, este singular espacio del centro de Sevilla acoge «también presentaciones de marcas y de colecciones nuevas de moda». Con todo ello, Wabi Sabi Shop & Gallery contribuye a una vida cultural sevillana que «parece que va a más, la verdad, afortunadamente», concluye María Vergara.

CASALA TEATRO

CasaLa Teatro no es una sala de teatro al uso por muchas razones. Para comprenderlo basta con atender al origen de este sueño que tuvo en su día Fernando Rodalva, un escultor de Triana que montó una casa-taller pero al que le sobraba espacio, «de manera que puse una sala de ensayos, otra estancia para cursos y talleres y, en el patio, aprovechando unas butacas antiguas del Lope de Vega, un teatrito».

«Como yo desayuno a diario en el Mercado de Triana y es un sitio que me encanta, un día pensé en montar allí una sala de teatro», cuenta. Por aquel entonces (sobre el año 2010) «había unos 20 puestos del mercado libres», por lo que pudo hacerse con dos de ellos (11 y 12), que eran dos antiguas carnicerías. Un sitio ideal «porque estaba al lado de una frutería y cerca de los baños y del parking».

Tras solventar los trámites de licencias e insonorización, puso en liza CasaLa Teatro, y allí lleva, junto a su mujer, Sara López, «cinco años partiéndonos la cara todos los días para sacar esto adelante con la implicación de los artistas y del público».

Y cuando Fernando dice «todos los días» no exagera ni un ápice. «Al ser tan pequeñito –la sala para las funciones cuenta con apenas 28 localidades–, la única forma de hacerlo viable es tenerlo todo el día abierto», explica Rodalva.

Así, por las mañanas acoge visitas de colegios, a los que se prepara un espectáculo por las calles del mercado (hay seis o siete rutas en función de las peticiones de cada centro escolar) para concluir con una representación dentro del teatro. Al mediodía hay espectáculo de flamenco sobre todo enfocado a turistas, que se repite a las 20.00 horas. Y luego, tres funciones diarias de teatro (18.00, 22.00 y 23.00), mientras que los domingos por la mañana hay un espectáculo familiar, ya sea de magia, de títeres, etc.

A todo ello añaden conciertos, cabaret, cine... «Ahora tenemos un festival de flamenco (La Isla en Triana) y una exposición de escultura, Las musas del flamenco». A disfrutar.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016