miércoles, 22 mayo 2019
23:50
, última actualización

Misión: Salvar el Távora

Vecinos y amigos de la cultura ponen en marcha una asociación para evitar el cierre del teatro La Cuadra, en concurso de acreedores

07 dic 2015 / 20:55 h - Actualizado: 08 dic 2015 / 08:53 h.
  • Escolares participando en las jornadas de apoyo a La Cuadra de Sevilla en marzo pasado. / José Luis Montero
    Escolares participando en las jornadas de apoyo a La Cuadra de Sevilla en marzo pasado. / José Luis Montero

La misión es complicada: no se trata solo de luchar por la cultura, cosa que en estos lares suele hacerse siempre contracorriente, sino encima hacerlo cuando todo parece perdido. Pero eso no arredra a los vecinos y amigos del teatro La Cuadra, la institución que hizo de Hytasa un referente de la escena sevillana cuando a Salvador Távora se le ocurrió la feliz idea de invertir su capital en hacerse eco del llamamiento de los políticos para revitalizar la cultura de los barrios. Hoy, con aquello en concurso de acreedores desde hace un par de meses, la asociación (o futura asociación, porque está a la espera de recibir los papeles que acreditan su constitución legal) intenta movilizar a todo el que quiera apuntarse para colaborar en la defensa de La Cuadra, mantener una mínima programación y hablar con los políticos, las partes interesadas y todo el que quiera implicarse para conseguir lo que de momento parece un milagro.

En nombre de los residentes del lugar, la presidenta de la asociación vecinal Parque Estoril, Carmen Petit, explicó ayer que esa nueva entidad, denominada Asociación Cultural Salvador Távora y La Cuadra de Sevilla del Cerro del Águila nace sin ánimo de lucro. «Queremos englobar todas las actividades posibles e imposibles que puedan llevarse a cabo: teatro, danza, circo, conciertos, residencias, talleres, actividades lúdicas, jornadas monográficas, inventos para que no nos falte cultura en esta parte de Sevilla». Con una cuota de tres euros al mes, habrá ventajas para los socios, pero sobre todo serán estos los que arrimarán el hombro: «No podemos esperar nada que no seamos capaces de hacer nosotros mismos», es por eso que necesitaremos vuestro apoyo. Queremos hacer posible que el Teatro Salvador Távora sea para siempre patrimonio cultural de la ciudad».

Por su parte, la presidenta de la nueva asociación, Ángela Mendaro, explicó ayer que el único objetivo es «conseguir que el teatro siga vivo», una realidad que se alcanzó «con mucho trabajo y sudor» y que hoy está en peligro, con una deuda de 280.000 euros, con La Caixa y el fisco como acreedores principales, pero también «con muy buena disposición» de todos. De momento, «estamos manteniendo el teatro abierto hasta que se resuelva, pero no con venta de entradas sino con invitaciones, de manera altruista».

Aunque está complicado, la representante vecinal Carmen Petit tampoco pierde la esperanza de llegar a un final feliz. «Es el referente cultural de un barrio y sería una lástima que se perdiera. Es una pena que la gente esté dispuesta a gastarse 50 euros en un partido de fútbol pero no vaya al teatro. Reivindicamos no solo ayuda de la gente, sino también implicación».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016