domingo, 21 abril 2019
18:33
, última actualización

Rebélense contra el calor, es el Día de la Música

Conciertos y sofocos. Un ‘flashmob’ matinal en Itálica, la Sinfónica de Sevilla con la ‘Quinta’ de Beethoven en el Maestranza y una miríada de conciertos en la Alameda dispuestos a burlarse a lo grande del mercurio

20 jun 2017 / 16:57 h - Actualizado: 21 jun 2017 / 07:28 h.
  • Esta es una de las estampas más habituales del verano cultural sevillano, las Noches en los Jardines del Alcázar que hoy, Día de la Música, también acogerán un concierto a cargo del Trío Pleyel. / El Correo
    Esta es una de las estampas más habituales del verano cultural sevillano, las Noches en los Jardines del Alcázar que hoy, Día de la Música, también acogerán un concierto a cargo del Trío Pleyel. / El Correo
  • Esta es una imagen de archivo, pero música en los bares, hoy también habrá.
    Esta es una imagen de archivo, pero música en los bares, hoy también habrá.
  • John Axelrod, hoy de nuevo al frente de la ROSS, en el Teatro de la Maestranza. / Inma Flores
    John Axelrod, hoy de nuevo al frente de la ROSS, en el Teatro de la Maestranza. / Inma Flores
  • El dúo Crudo Pimiento animará la noche en el Cicus de la Hispalense. / Javier Rosa
    El dúo Crudo Pimiento animará la noche en el Cicus de la Hispalense. / Javier Rosa

Hace solo unos días hablábamos en estas mismas páginas de la carrera que Itálica ha emprendido para que la Unesco catalogue el conjunto arqueológico como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Sus efectos, más allá de lo nominativo, tendrán que ver con la visibilización y con su relanzamiento. Justo lo que empezó a suceder en Sevilla cuando la Unesco la denominó, el 30 de marzo de 2006, Ciudad de la Música. Una vez condecorados, se ha de mantener el listón. Y aunque todavía quedan muchas cosas que mejorar –muchas no, muchísimas–, ocasiones como el Día de la Música, que celebramos hoy, se empezaron a tener en cuenta.

Que sea hoy y no otro día es una cuestión poco relevante; se hace coincidir con el solsticio de verano por aquello de darle un barniz extra de celebración. Porque, a la postre, el Día de la Música fue el empeño del ministro de Cultura francés, Maurice Fleuret, allá en 1981. Este año el Ayuntamiento de Sevilla ha bajado la guardia. No faltará actividad sonora hoy en la ciudad, pero con lo que le gustan los contenedores culturales al equipo del concejal Antonio Muñoz, esta vez no han armado ninguno como si hicieron, con bastante relumbrón, en 2016.

Citábamos líneas atrás Itálica y, precisamente, la ciudad romana será el escenario en el que se le dé el pistoletazo de salida a la jornada. Para conmemorar esta Fête de la Musique se realizará a las 11.00 horas un flashmob en el que participarán más de una veintena de alumnos de la Banda del Conservatorio Superior de Música Francisco Guerrero acompañados de alumnos del Centro de Expresión Corporal y Artística Victoria Kudrina, de Utrera. Todos ellos sumarán sus talentos para ofrecer a los visitantes los dos últimos números de Pedro y el lobo, de Prokofiev, con un arreglo especial para formación de Banda y una coreografía creada para la ocasión por Victoria Kudrina.

Una de las citas centrales del día será la que tenga lugar a las 20.30 horas en el Teatro de la Maestranza. Allí, la Universidad de Sevilla clausurará simbólicamente el curso académico con un concierto de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, con su titular, John Axelrod, al frente. Podrá escucharse una de las obras más célebres de la historia de la música, la Quinta de Beethoven, que sorprendiera al mundo con sus contundentes cuatro primeras notas, el tema del destino, como se le conoce. Esta partitura irá precedida de tres apasionadas páginas (Libertango, Tangazo y Oblivion) de Piazzolla, el más famoso compositor de tangos, nacido en Mar del Plata. Las (pocas) entradas que quedan a la venta cuestan entre 15 y 25 euros, con un descuento del 50% para los miembros de la comunidad universitaria.

El ciclo Noches en los Jardines del Alcázar va a lo suyo; y lo suyo es llenar de música el verano. Por eso también nos sirve para este racimo de conciertos alrededor del Día de la Música la propuesta de esta noche. A las 22.30 horas subirán al escenario los miembros del Trío Pleyel, formado por tres músicos como son Luis Orden, Javier Trigos y Álvaro Prieto, fagotista de la ROSS. El grupo presentará un desenfadado programa basado en la música para vientos del clasicismo, y lo componen un Divertimento de Mozart, y tres tríos, de Pleyel, Devienne y Beethoven (el precio es de seis euros).

El ganador del XIV Certamen de Nuevas Voces Ciudad de Sevilla de la Asociación Sevillana de Amigos de la Ópera actúa (con entrada libre) en el Círculo de Labradores a las 20.00 horas. Y el pianista Juan José Martínez Espina hará lo propio en el ciclo de Juventudes Musicales en la Real Maestranza de Caballería (20.30 horas, con entrada a tres euros). El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo propone una Jam Session a las 21.30 horas y pospone su fasto temático alrededor del Día de la Música al sábado próximo, cuando grupos (pop, por supuesto) como Futuro Terror, Tigres Leones, Space Surimi, The Bucket Hats, Industrias94, Ramona, Everything that can be invented, Kindata y ZeroCabrera harán vibrar el Monasterio cartujo para quienes quieran disfrutar del menú musical por la patilla. El Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus) no se quedará mudo hoy. Allí, en el edificio de la calle Madre de Dios, a las 21.30 horas (tickets, entre tres y seis euros) tendrán lugar sendos conciertos de combos del taller de Rock y Crudo Pimiento. De estos últimos cuentan que son unos iconoclastas capaces de moverse con soltura por esa zona muerta a medio camino entre la orfebrería del lutier y la sordidez del black metal (!). Por su parte, ninguna de las tres salas más punteras dedicadas al pop-rock en la ciudad: Fanatic, Malandar y X; han parecido querer darse por enteradas de lo que hoy se festeja.

Sí que habrá fiesta en la Alameda a partir de que se vaya el calor. Y como eso no sucederá nunca; la música se activará, retando a la canícula, a las cuatro de la tarde en el Bar Habanilla, con Dj Baeza y doctor Guza. En El Corto Maltés, KilldeCane tocará a las 21.00 horas; mientras que Reival y La Creepy Clearwater lo harán en el Corral de Esquivel desde las siete de la tarde y hasta bien entrada la noche. Más música, acústica, en el Café de Mayo; y también en el Kiosco Los Leones; con versiones de temas de U2; La selva azul pondrán banda sonora en el Eureka y en el Bar Piola una singular propuesta, la música de mobiliario y cachivaches varios del Proyecto Voltaire, a las 21.00 horas. Influencias circenses, cabareteras y dadaístas pueden rastrearse en una banda que está logrando hacerse un hueco en el atiborrado panorama sevillano de la música chimpún.

«No se vayan todavía, aun hay más», vociferaba Super Ratón. A las 17.00 horas, en la calle Calderón de la Barca, junto al mercado de la calle Feria, música en directo y selecta nevería. Nos han prometido que no habrá escasez de cubitos de hielo en los vasos para aliviar sofocos mientras se escucha a bandas como Chencho y Caravaca, Hardcute Ukelele y Perla, entre otros. Finalmente, a las 19.00 horas, en el Fnac Fórum tendrá lugar la actuación en directo de Ana Fargas. Azulana es el nuevo álbum de la cantaora pero además es un nuevo capítulo en su carrera. Ésta ha transcurrido por la senda del flamenco durante dos décadas. Incluye 10 cortes compuestos por ella misma, arreglados por el guitarrista Paco Javier Jimeno y producidos por el polifacético Zuri, en aras de ofrecerse a nuevos caminos partiendo siempre de la más jonda raíz del cante para enmarcarse dentro de la canción de autor de marcado acento andaluz. Y si nada de esto le convence, también puede quedarse en casa. El zuuum zuuum del aire acondicionado también puede colar por música. Y ya saben que donde hay música no puede haber cosa mala.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016