lunes, 23 julio 2018
12:38
, última actualización

Alberto Rodríguez filma una Sevilla desconocida y oscura en ‘La peste’

10 ene 2018 / 17:17 h - Actualizado: 10 ene 2018 / 19:37 h.
  • El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (en el centro), rodeado del equipo artístico y técnico de La Peste, en el Ayuntamiento. / Jesús Barrera
    El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (en el centro), rodeado del equipo artístico y técnico de La Peste, en el Ayuntamiento. / Jesús Barrera
  • La actriz Patricia López-Arnáiz y Juan Espadas. / Jesús Barrera
    La actriz Patricia López-Arnáiz y Juan Espadas. / Jesús Barrera
  • Las ratas, iconos de La Peste. / @777albertor
    Las ratas, iconos de La Peste. / @777albertor

El origen de La Peste hay que encontrarlo en una conversación informal entre el director Alberto Rodríguez y el guionista Rafael Cobos allá en 2014. Puede que incluso antes. «Pensamos en un thriller de 90 minutos pero pronto nos dimos cuenta que el universo de la Sevilla del siglo XVI era demasiado inmenso como para constreñirlo a una película», según cuenta el realizador de La Isla Mínima. Poco después recibieron una llamada de Movistar+ proponiéndoles hacer una serie. «Yo no quería, había trabajado seis años en televisión y tuve suficiente. Pero dije que sí porque me prometieron libertad y, aunque todavía no me lo crea del todo, aquí está. Esta serie fue al comienzo solo una ensoñación y se ha convertido en un monstruo», expresó ayer Rodríguez en la presentación en el Ayuntamiento de Sevilla. Un monstruo de exactamente diez millones de euros –la serie más ambiciosa de la historia de la ficción española– hasta el punto que su productor, José Antonio Félez, asegura que «habrá un antes y un después de ella».

Con el estreno previsto para mañana en la plataforma privada, su segunda temporada ya está asegurada. «Se podrían desarrollar innumerables tramas con ella, solo hay que pensar que Sevilla en aquel siglo fue como Nueva York a comienzos del siglo XX; hablamos de la ciudad económicamente más importante de Occidente, una urbe en la que coexistían 50 lenguas y el 10% de la población era negra», al decir de su guionista.

«El sevillano se va a encontrar con una ciudad oscura que desconoce por completo», avanza su director. Una urbe retratada a ras de suelo, más en los callejones que en los palacios, una Sevilla asolada «por las desigualdades, las hambrunas, con inundaciones y epidemias». Para recrear este entorno, el equipo ha filmado en 130 localizaciones repartidas por Sevilla, Santiponce, Carmona, Alcalá de Guadaíra y Coria del Río involucrando a más de 400 personas con una alta incidencia en la contratación de empresas sevillanas y andaluzas.

Con Juego de Tronos como sombra y espejo (de éxito) en el que mirarse, La Peste ha desembarcado envuelta en una rotunda campaña de marketing. Por su parte, el actor Pablo Molinero ha destacado que su papel de Mateo, un exmilitar que abandonó el ejército por cuestiones éticas y que recibe la petición de un amigo de sacar de la calle a su hijo bastardo, es «uno de los grandes regalos» que le ha proporcionado esta serie, que ofrece «una nueva visión de Sevilla». Finalmente, la actriz Patricia López Arnáiz, que interpreta a Teresa, una mujer noble y pintora que acaba de enviudar y sufre la barrera de una sociedad que la limita, resaltó que ha sido un «honor» participar en este proyecto en el que los personajes femeninos se desarrollan «en igualdad y con plenos derechos».

RUTA TEMÁTICA Y EXPOSICIÓN EN LA AVENIDA

Ligada al estreno de la serie, se desarrolla La ruta dorada de la peste, un recorrido guiado e interactivo que invita a descubrir hasta finales de febrero en las calles de Sevilla una docena de localizaciones reales que guardan relación con la serie y con los personajes que también construyeron su historia.

La ruta forma parte de una macrointervención de arte urbano, compuesta por esculturas de taras doradas diseminadas por los distintos enclaves. Movistar ha editado un mapa impreso con las localizaciones que puede adquirirse gratis en las tiendas de esta empresa en Sevilla y en las oficinas de turismo.

Entre estos lugares, se encuentran la Cárcel Real, la Plaza de Molviedro, las gradas de la Catedral, la imprenta Cromberger, la calle Pureza y las inmediaciones del Castillo de San Jorge, además de la Casa de la Moneda, el Hospital de las Cinco Llagas, la Plaza del Cabildo y Casa Monardes. La ruta se completa en el edificio de Telefónica de la Plaza Nueva sevillana, donde se pueden observar trajes originales del rodaje.

Paralelamente, en la avenida de la Constitución habrá una exposición a pie de calle, interactiva y abierta, partiendo de la temática y la estética de la serie. Está integrada por 15 expositores impresos y tratados con pintura termocrómica negra que invisibiliza su contenido hasta que el calor del contacto de las manos del espectador revela su contenido, imágenes y textos.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016