jueves, 15 noviembre 2018
Crónica Sevilla

El rayo iba de negro (1-4)

Goleada del Sevilla en Vallecas como perfecto debut del proyecto Machín. Triplete de André Silva, que fue titular, y golazo de Franco Vázquez

19 ago 2018 / 22:07 h - Actualizado: 20 ago 2018 / 15:55 h.
  • André Silva celebra uno de sus tres goles al Rayo. / Efe
    André Silva celebra uno de sus tres goles al Rayo. / Efe

El Sevilla ha comenzado a lo bestia la Liga. Una contundente victoria en Vallecas ante el Rayo (1-4) que coloca a los de Pablo Machín como líderes provisionales de la Liga, a la espera de que termine esta primera jornada. Un triplete del debutante André Silva y un golazo de Franco Vázquez para abrir la lata sirvieron para hacer bueno el apabullante dominio sevillista de principio a fin. Un plan perfectamente diseñado por Machín y casi perfectamente ejecutado por sus hombres, quienes sólo se despistaron en algunas jugadas defensivas y en el tiempo de prolongación. Más allá del gran resultado, parece haber una excelente noticia por Nervión: el entrenador es el líder y los jugadores le siguen convencidos, algo que se echó en falta la temporada pasada.

No se anduvo con chiquitas el Sevilla, que nada más empezar cogió el balón y mostró su ambición, justo lo que demandó Machín en la conferencia de prensa previa. Eso sí, primero recibió un susto en forma de gol anulado a Embarba por fuera de juego. Más tarde le pasó lo mismo a Sarabia. Era un aviso en clave sevillista: Roque Mesa era el dueño del campo, Navas y Escudero eran puñales por sus carriles y Sarabia y Franco Vázquez se divertían entre líneas. Un gol cada cuarto de hora sirvió para que los nervionenses se fueran al descanso 0-3. La gran novedad en el once del Sevilla fue André Silva. Estaba deseando Machín un delantero de ese perfil. El portugués respondió con tres goles. Primero, haciendo bueno el enésimo pase de Escudero por la izquierda (control y remate con la zurda). Segundo, cazando un balón suelto tras remate al aire de Kjaer y rebote en Mercado. En la segunda parte completaría su triplete. Los dos goles de Silva tumbaron a un Rayo que había recibido la primera bofetada con una exquisitez de Franco Vázquez, quien engañó a todos rematando de tacón (con la derecha) un pase raso de Navas.

Sólo una vez llegó con peligro el Rayo. Fue gracias a un mal cálculo de Kjaer, quien volvió a cabecear al aire y dejó el balón en los pies de Abdoulaye Ba. Sólo un par de metros separaban al senegalés de Vaclik, pero tapó bien el checo y detuvo la tremenda ocasión. Por lo demás, todo perfecto para el Sevilla. Míchel intuía desde hace días que el partido iba a ser muy difícil. Su equipo está por hacer casi al completo y no sabía cómo reaccionar en la pizarra a la buena colocación del Sevilla, quien se pudo ir al descanso con una renta aún mayor. Ba salvó in extremis un remate a placer de Sarabia tras jugada de Navas; Mercado, completamente solo, fue estorbado por Kjaer en su remate de cabeza en el área; André Silva, antes de empezar a marcar, erró un mano a mano escorado lanzando flojo con la izquierda y no llegó por centímetros a un pase de la muerte de Escudero; y Navas, tras otra gran jugada personal, disparó fuerte y cruzado para que Alberto se luciera enviando a córner.

Y en los primeros diez minutos de la segunda parte, todo igual. No estaban los espectadores aún sentados y Navas, con un remate mordido que casi remacha Franco Vázquez, rozó el poste. También Sarabia con un zurdazo desde fuera del área. Míchel no hacía cambios; Machín, tampoco. Por tanto, el desarrollo del juego siguió el mismo patrón. Y cuando el técnico sevillista movió el banquillo, tocó lo menos posible, dando entrada a Aleix Vidal por Escudero (el catalán se probó por la banda izquierda).

Evidentemente, el Sevilla bajó el pistón. Sin embargo, el excelente nivel colectivo exhibido en Vallecas le dio para, con la simple inercia, seguir creando peligro y evitar cualquier intento rayista de meterse en el partido. Sarabia, el hombre del verano por Nervión, seguía con muchas ganas, como queriendo aprovechar su excelente estado de forma para engrosar sus espectaculares estadísticas individuales en el Sevilla. De hecho, casi mete un golazo similar al de Franco Vázquez, taconeando en el aire un pase de Jesús Navas por la derecha que esta vez de tuvo con enorme acierto el portero del Rayo.

No había manera de que los madrileños crearan peligro, ni siquiera con Javi Guerra acompañando a Trejo en la punta del ataque, prescindiendo de Medrán. Precisamente ese riesgo lo aprovechó el Sevilla para lanzar rápidos ataques. Franco Vázquez estuvo impreciso en un tres para dos, dejándole a André Silva el balón demasiado atrás. Poco después Navas estuvo a punto de rubricar su descomunal partido con un derechazo que Ba salvó en la línea de gol. Hacía tiempo que no se veía a un Sevilla a tan alto nivel y con mano de entrenador. Hubo tiempo para que Silva completara su debut soñado, recogiendo un pase de cuchara del Mudo y marcando sin dudar. Triplete. Más que en toda la la liga italiana pasada. Las cosas del fútbol... que ahora son más porque hay tecnología, la que sirvió para que no le anularan ese tercer tanto por fuera de juego inexistente. El mismo VAR que hizo que Mateu pitara penalti por un pisotó de Roque Mesa a Embarba (ejecutó a gol el atacante rayista). Un par de despistes finales ofrecieron en bandeja el 2-4 al propio Embarba y a Javi Guerra, pero erraron y no maquillaron esta excelente puesta en escena del Sevilla de Machín. Si el club de Nervión ficha lo que le hace falta, habrá licencia para soñar.

Ficha técnica:

Rayo Vallecano: Alberto; Tito, Abdoulaye, Chechu Dorado, Alex Moreno; Medrán (Javi Guerra, m.68), Jordi Amat, Pozo (Advíncula, m.75); Kakuta, Trejo y Embarba.

Sevilla: Vaclik; Jesús Navas, Mercado, Kjaer, Sergi Gómez, Escudero (Aleix Vidal, m.61); Sarabia (Muriel, m.77), Roque Mesa, Ever Banega (Amadou, m.70); André Silva y ‘Mudo’ Vázquez.

Goles: 0-1: M.14 ‘Mudo’ Vázquez; 0-2: M.31 André Silva; 0-3: M.45 André Silva; 0-4: M.80 André Silva; 1-4: M.83 Embarba, de penalti.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Amonestó a Pozo (m.11), del Rayo.

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada de La Liga Santander, disputado en el estadio de Vallecas (Madrid), ante 11.719 espectadores. El capitán del Rayo, Alberto García, ofreció a la afición, antes del partido, el título de campeón de Segunda de la pasada temporada (EFE).


Todos los vídeos de Semana Santa 2016