miércoles, 22 mayo 2019

El Sevilla recibe el alta (2-0)

Los goles de Ben Yedder y Krohn-Dehli le dan a los nervionenses la tercera victoria consecutiva en la Liga

02 dic 2017 / 20:15 h - Actualizado: 02 dic 2017 / 22:11 h.
  • Franco Vázquez y Sarabia abrazan a Ben Yefder tras el 1-0, en presencia de Rubén. / M. Gómez
    Franco Vázquez y Sarabia abrazan a Ben Yefder tras el 1-0, en presencia de Rubén. / M. Gómez

Siete victorias y un empate (además de una derrota por la mínima en el Camp Nou) en nueve partidos le permiten al Sevilla recibir el alta médica tras la semana negra de octubre en la que el proyecto se tambaleó con goleadas en Moscú y Valencia y un lamentable partido en Bilbao. La victoria de este sábado ante el Deportivo de La Coruña (2-0) certifica que el conjunto nervionense va encontrando el camino y que tiene derecho a proclamarse candidato a luchar por un puesto Champions con Atlético y Valencia. No fue un partido brillante pero sí bueno del Sevilla, que salvo un rato en la primera mitad controló al Dépor en todo momento. A pesar de tener más fallos de cara al gol de los deseables, dos tantos de Ben Yedder y Krohn-Dehli dejaron tres nuevos puntos en el inexpugnable Sánchez-Pizjuán. Ya son 28 los que suma el Sevilla en la Liga, uno más que con Sampaoli el curso pasado.

El partido empezó abierto, más de lo que se podía esperar de un Dépor que apareció por las inmediaciones del área de David Soria más veces de las previstas. Seguramente por la falta de intensidad defensiva en el centro del campo, donde Pizarro que juega mejor solo, como le sucede a Nzonzi no podía llegar a todas. Pero también fue una primera mitad típica del Sevilla esta temporada, con un ataque más lento de lo deseable, ocasiones de gol pese a todo y fallos torpes en llegadas claras. Apostó Marcucci por Ben Yedder, que sigue de fiesta. El francés se movió bien, como de costumbre, y en la última jugada antes del descanso sacó su indiscutible talento para controlar en el área el balón, pisándolo con la izquierda y rematando también con la zurda ante Rubén. No es el primero que marca Ben Yedder con su pierna menos buena. Ahora mismo es sencillamente indiscutible en el Sevilla, pues Muriel no arranca en goleador y colocar a los dos juntos parece estar prohibido en el Sevilla. Lleva ya el galo 13 goles en 17 partidos, ritmo de récord personal sin duda.

Su gol evitó que el conjunto nervionense desperdiciara otra primera parte, como tantas veces en el presente curso. Franco Vázquez volvió a fallar dos claras dentro del área, una por disparar a las nubes desde cerca y otra por querer regatear cuando no tenía oposición. Sarabia andaba impreciso, Escudero se encontró con Rubén y a Nolito, que cuajó uno de sus mejores partidos desde que llegó a Nervión, le salió un tiro durísimo pero centrado y no sorprendió al portero. Para doblegar al Dépor no le hacía falta mucho más al Sevilla, aunque sí precisión para trasladar la pelota con rapidez. Así podría aprovechar que Nolito estaba encendido. Y todo ello sucedió en la jugada del 1-0, cuando un saque de banda rápido, un amago sin llegar a tocarla del Mudo y una asistencia de Nolito permitió a Ben Yedder marcar.

Atrás Soria sólo tuvo que parar una de Adrián desde la frontal, pero vio cómo el delantero casi le sorprende con un tiro raso que se fue fuera por poco y cómo Lenglet y Geis salvaron dos pases desde la línea de fondo cargados de peligro. Avisaba el Deportivo de que no todo estaba funcionando bien en el Sevilla, que tomó nota en el descanso. No sin antes recibir un último susto del conjunto gallego. Adrián se marchó de Geis y asistió a Lucas Pérez quien, escorado, casi sorprende a Soria, que reaccionó bien sacando el pie derecho a tiempo. La jugada continuó y Adrián disparó a gol aunque Escudero había tapado bien. Pese a que el 2-0 no llegó hasta el 79’, el Sevilla ya no recibió más incomodidades del Deportivo. Juntó líneas y buscó espacios arriba.

No llegaba tan cómodo al área de Rubén, pero el Sevilla controlaba el partido, quizás más importante con 1-0. Administró esfuerzos y se aprovechó de su calidad para mantener la posesión ante un Dépor impotente. Un centro-chut de Franco Vázquez obligó a Rubén a lucirse, pero fue una ocasión aislada, pues el partido había caído en ritmo y empezaba a aburrir. Cristóbal Parralo intentó meter al Sevilla atrás con Andone y Carles Gil, pero no lo consiguió. Marcucci sustituyó al cansado Mudo por Krohn-Dehli, que no sólo ayudó a consolidar la posesión sino que anotó el 2-0 con un tiro desde fuera del área –han leído bien– que se tragó Rubén cuando se disponía a pararla. Con Ganso por enésima vez condenado al banquillo, Correa y Navas dieron algo de respiro a Nolito y Banega a poco del final. Un epílogo tranquilo de una victoria que permite al Sevilla seguir el ritmo Champions. Y ahora, a Maribor.

FICHA TÉCNICA

Sevilla FC: David Soria; Mercado, Geis, Lenglet, Escudero; Pizarro, Franco Vázquez (Krohn-Dehli, m.69); Sarabia, Éver Banega (Jesús Navas, m.85), Nolito (Correa, m.86); y Ben Yedder.

RC Deportivo: Rubén; Juanfran, Schär, Sidnei, Fernando Navarro; Guilherme; Fede Cartabia (Carles Gil, m.76), Borges (Andone, m.63), Valverde, Adrián López (Emre Çolak, m.82); y Lucas Pérez.

Goles: 1-0, M.45: Ben Yedder. 2-0, M.78: Krohn-Dehli.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (Comité Murciano). Amonestó a los visitantes Fede Cartabia (m.31), Sidnei (m.73) y Lucas (m.86), y al local Escudero (m.38).

Incidencias: Partido de la decimocuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 32.000 espectadores. EFE


Todos los vídeos de Semana Santa 2016