martes, 19 septiembre 2017
Crónica Sevilla

Muriel pide paso y relanza a un Sevilla invicto (0-1)

El Sevilla firma su tercera victoria consecutiva en la Liga con un gol del colombiano y merecimiento para seguir en la zona alta

17 sep 2017 / 15:47 h - Actualizado: 17 sep 2017 / 23:20 h.
  • Luis Muriel, durante el encuentro. / LaLiga
    Luis Muriel, durante el encuentro. / LaLiga

Ni rotaciones, ni nada. El Sevilla de Eduardo Berizzo sigue a lo suyo en la Liga. Es decir: ganando. El Girona, correoso y con peligro en su feudo, tal como se vio este domingo, asistió a la tercera victoria consecutiva de los nervionenses en el presente campeonato, lo que les permite asentarse en los puestos de privilegio. Además, fue un triunfo valioso a la hora de que muchos jugadores se sientan importantes en este Sevilla. Sin ir más lejos, Luis Muriel. Su gol, en la segunda parte, fue el premio al buen trabajo de un equipo que pasó momentos de apuros pero que dio la cara siempre y al que ni siquiera un increíble penalti en contra en el minuto 90 –el balón se estrelló en el larguero– quitó lo que merecía: la victoria.

Hasta siete caras nuevas introdujo Berizzo en su formación inicial. Rotaciones obligadas en algunos casos (Nolito, Pizarro) y no tanto en otros, si bien el desgaste invitaba a dar un respiro (Jesús Navas, Nico Pareja, Kjaer y Escudero). Con independencia de los cambios, sobre el césped había futbolistas lo suficientemente importantes como para lograr un resultado positivo en Montilivi: Banega, N’Zonzi, Ganso, Sarabia, Muriel... Además, firefuerzos como Corchia o el debutante Carole tenían también mucho que decir.

El problema fue que al Sevilla le costó encontrar su fútbol ante un Girona que salió con fuerza, presionando arriba y alternando con decisión juego directo y de toque para hacer daño a los nervionenses. Fue, en cualquier caso, más voluntad que otra cosa porque el único remate co peligro de los locales hasta el descanso lo firmó Juanpe en el minuto 37.

Para entonces, el equipo de Berizzo había dispuesto ya de tres ocasiones. N’Zonzi avisó con un cabezazo en un balón colgado al área desde la banda que detuvo bien Iraizoz (27’), aunque fue la progresiva entrada en juego de Ganso lo que pudo desnivelar la balanza.

Un centro de Sarabia –habilitado entre líneas por un buen pase del brasileño– que Muriel no logró aprovechar en boca de gol ante Bernardo (29’) y un disparo desde la frontal del propio Ganso que se marchó junto al palo (30’) dejaron claro que el Sevilla aguardaba su momento con más seguridad de lo que parecía mientras se sacudía el ímpetu inicial de los de Pablo Machín.

Un ímpetu que reapareció tras el descanso y que pudo tener premio en un remate cruzado de Juanpe desviado por muy poco, justo después de un mal despeje de Carriço hacia su propia portería.

Pero el Sevilla,, con Banega y N’Zonzi dominando el centro del campo, volvió a desperezarse y a poner en jaque al Girona. Muriel apareció con un disparo repelido por Iraizoz tras un gran pase en profundidad de Sarabia. Cayendo a la izquierda y moviéndose con frecuencia en posiciones centrales, el madrileño volvió a tener protagonismo.

Pero era el día del colombiano, que maduró su partido con un libre directo al que respondió bien Iraizoz y, finalmente, recogió la recompensa a su trabajo con el 0-1. Lo hizo batiendo al portero con un remate casi a quemarropa tras un gran servicio de... Franco Vázquez (68’). El argentino saltó al césped sustituyendo a Ganso y no tardó en demostrar su calidad. Primer partido oficial en la presente campaña de un Vázquez que debe aportar muchas cosas al proyecto.

Pero no quedó cerrado el encuentro con el 0-1. Pudo conseguirlo Sarabia en una incursión por la izquierda en la intentó superar por alto en vano al guardameta en su salida cuando Muriel estaba solo a su lado. Una ocasión clara, aunque quizá aún más lo fue la que tuvo el Girona poco después, cuando Pons envió la pelota fuera de forma incomprensible (74’).

Todo estaba en manos del Sevilla. Había que mantener la portería a cero y, a poder ser, aprovechar los huecos que dejaba ya el conjunto local casi a la desesperada. Berizzo movió ficha: dio entrada a Mercado por Montoya y, poco después, a Krohn-Dehli por Sarabia. Dos hombres de garra para echar una mano, aunque fue el colegiado, De Burgos Bengoetxea, quien pudo cambiarlo todo al señalar un inexistente penalti de Vázquez sobre Kayode en el minuto 89. Ver para creer. Granell estrelló el balón en el larguero y desaprovechó el regalo. No merecía menos el Sevilla que ganar... y ganó.

FICHA TÉCNICA.

0 - Girona FC: Iraizoz; Aday Benítez, Juanpe, Bernardo, Marc Muniesa, Mojica; Pere Pons (Olunga, m. 79), Àlex Granell, Borja García, Portu (Kayode, m. 79); y Stuani (Aleix García, m. 65).

1- Sevilla FC: Sergio Rico; Corchia, Carriço, Lenglet, Carole; N’Zonzi, Banega, Ganso (Franco Vázquez, m. 62); Walter Montoya (Gabriel Mercado, m. 76), Muriel y Sarabia (Krohn Dehli, m.85).

Gol: 0-1, min. 68: Luis Muriel.

Árbitro: Ricardo De Burgos Bengoetxea (Colegio Vasco). Amonestó a los locales Juanpe (min. 24) y Bernardo Espinosa (min. 56), y a los visitantes N’Zonzi (min.20), Corchia (min. 44), Carriço (min. 70) y Lenglet (min. 84).

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio Municipal de Montilivi ante 11.032 espectadores


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016