viernes, 28 julio 2017
05:04
, última actualización
Marcaje al empresario

«Ahora no estamos en venta, tenemos expectativas de multiplicar nuestro valor»

La desarrolladora de ‘app’ Bluumi ha desarrollado más de un millar de aplicaciones móviles en sus siete años de vida

02 jul 2017 / 07:50 h - Actualizado: 02 jul 2017 / 07:50 h.
  • Los socios fundadores de Bluumi, Estanislao Asián, Álvaro Millán y José Juan Andújar. / El Correo
    Los socios fundadores de Bluumi, Estanislao Asián, Álvaro Millán y José Juan Andújar. / El Correo

¿Cómo nace la alianza de Bluumi?

—Álvaro Millán (CEO) se dedicaba a la distribución de operadoras móvil, y en esa época le obligaban a vender líneas de datos, que nadie quería. Se le ocurrió crear una app que permitía hacer el seguimiento de los comerciales como excusa para vender datos. Pero no estaba contento con la operadora y dejó el negocio para dedicarse al desarrollo de apps, que dio origen a Bluumi. José Juan Andújar (CXO) ya trabajaba con él. Yo trabajaba en el negocio inmobiliario pero con la crisis decidí explotar mi carrera ya que había estudiado informática. Era cerca de Semana Santa y se me ocurrió lanzar una app que recogiera toda la información, pero necesitaba alguien que hiciera de altavoz. A través de algunos contactos llegué a Carlos Herrera, al que le gustó la idea de hacer Herrera Cofrade. Los técnicos que me busqué me dejaron tirado dos semanas antes, pero decidí no tirar la toalla y busqué empresas que me desarrollasen la app en Android. Encontré una en Gelves, que era la de Álvaro. Al principio me dijo que no se podía, pero es muy intrépido, y aunque los técnicos le decían que no al final los convencimos y lo hicieron en tiempo récord.

—¿Con qué razón nació la compañía?

—La empresa nace en 2010 con la ilusión de poder acercar las app a cualquier tipo de empresa. Entonces una aplicación móvil y sobre todo nativas (hechas en el lenguaje del mismo teléfono) eran solo accesibles para grandes empresas. Pero había nicho de mercado, porque entendíamos que la app era la evolución natural de las página web. Fuimos automatizando procesos y empaquetando funcionalidades. Entonces salimos a la calle con unos dibujos de unas app muy bonitas en una carpeta y nos fuimos a visitar concesionarios, talleres y toda pyme que creíamos que tenía necesidad de comunicar de forma directa a sus clientes. Poco a poco los fuimos convenciendo.

—Pronto exportaron su modelo de negocio...

—En aquella época no nos podíamos acercar a los bancos, y todo lo hacíamos con recursos propios. Pero nos salió una oportunidad bastante interesante: en una de las visitas a un cliente nos sugirió la idea de ir a México con nuestro generador porque era un modelo de negocio atractivo para las pymes por su bajo coste. Nos fuimos a México pero nos pidió la exclusividad del negocio y nos vino como anillo al dedo porque nos inventamos la figura de masterfraquicia. Le vendimos la exclusividad y conseguimos financiarnos para seguir creciendo y mejorando el generador. De México dimos con una persona de Bolivia y le interesó el mismo formato; luego vinieron Perú y Costa Rica. Incluso vendimos la masterfranquicia aquí en España, para que se dedicara a la comercialización. Decidimos recomprar todas estas franquicias, excepto la de Costa Rica, y terminamos con este proceso a finales de 2016.

—Tres años después de su nacimiento rompieron su primer récord...

—En 2013 fuimos la compañía europea que más aplicaciones desarrolló (más de 430). Fuimos uno de los primeros generadores de app que nos permitía desarrollar de forma masiva y nos permitió obtener gran volumen en los markets. En la actualidad hemos hecho miles de aplicaciones y al final hemos creado un generador de generadores que le permite a cualquier empresa desarrollar sus propias aplicaciones.

—¿Cuántas líneas de negocio tienen en la actualidad?

—Una es el desarrollo de app a medida. Luego tenemos el generador, que permite adaptar la interfaz y las funcionalidades a la empresa; además de crear una página web. Por último tenemos la línea de las startups, que lanzamos hace año y medio. Es un proyecto con el que estamos muy ilusionados porque estamos ayudando a proyectos con los que nos sentimos identificados tanto a desarrollar su app como a buscar financiación. Ahora estamos trabajando con siete startups, y participamos económicamente en tres de ellas.

—¿Qué empresas rezan hoy en su cartera de clientes?

—Desde el inicio estamos trabajando con Viajes El Corte Inglés. También hemos desarrollado la aplicación de la compañía Hertz, la de Mapfre, la de la pasarela Simof o la de la Hermandad del Rocío de Triana. Además las del Córdoba CF y el Girona CF, que después de lanzar su aplicación los dos subieron a primera (bromea). Ahora vamos a lanzar una aplicación con Ancce, asociación que monta Sicab, para ayudar a asumir la transformación digital de las ganaderías.

—Hace un año hicieron una ampliación de capital de 1,5 millones con la intención de expandir su negocio a Europa. ¿En qué punto se encuentra este proyecto?

—Reino Unido era uno de los puntos clave y ahora mismo estamos en ascuas. La ampliación fue muy bien y los socios que han entrado han aportado mucho. Estamos pendientes de cerrar acuerdos importantes. Además hemos mejorado y optimizado el producto y hemos creado tres nuevos productos destinados a grandes empresas que pretendemos sacar a la venta en septiembre.

—¿Cómo ha evolucionado la compañía desde los inicios?

—Año a año hemos crecido. Empezamos cinco y hoy somos 30. El gran salto de Bluumi llegó en 2016 cuando llegamos a Madrid. En Sevilla estamos un paso por detrás a la hora de abordar este tipo de soluciones. Aquí nos lo pensamos mucho a la hora de invertir en este sector. Es un error; en cuanto te despistas te adelanta la competencia. Pasó con Milanuncios, que era líder en anuncios clasificados y al que adelanto Wallapop con su app.

—¿Han recibido ofertas de compra?

—Sí, tanto de compra como de fusión. Ahora mismo no estamos a la venta porque prevemos multiplicar el valor de la empresa. En este sector se valoran mucho las expectativas y prevemos un cierre muy positivo. Nuestro modelo de comercialización es atacar verticales (farmacias, gestorías...) y en el momento en que cerremos un acuerdo con una el valor se podría multiplicar por cinco. Merece la pena esperar.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016