viernes, 15 febrero 2019
00:58
, última actualización

Un Puerto con más industria y menos tráfico de mercancías

31 ene 2018 / 21:28 h - Actualizado: 01 feb 2018 / 19:41 h.
  • Contenedores con mercancías en uno de los muelles del Puerto de Sevilla con el puente del V Centenario al fondo. / Jesús Barrera
    Contenedores con mercancías en uno de los muelles del Puerto de Sevilla con el puente del V Centenario al fondo. / Jesús Barrera
  • Embarcaciones deportivas atracadas junto al Puerto de Sevilla. / Jesús Barrera
    Embarcaciones deportivas atracadas junto al Puerto de Sevilla. / Jesús Barrera
  • Manuel Gracia y Ángel Pulido. / El Correo
    Manuel Gracia y Ángel Pulido. / El Correo

El año 2017 fue un año de transición para el Puerto de Sevilla, embarcado en un cambio en su modelo de gestión. El tráfico de mercancías encalla, así que la gestión del suelo a través de concesiones a empresas privadas es su salvavidas. «Somos el principal nodo logístico e industrial del sur de la península y queremos seguir creciendo como polo industrial». Así lo admite Manuel Gracia, presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, consciente de las limitaciones del recinto. Es el único puerto marítimo interior de España, su ubicación supone una ventaja competitiva logística e industrial, pero tiene desventajas respecto a Huelva o Cádiz: por el escaso calado no pueden entrar los grandes buques y por falta de infraestructuras y por la adjudicación al Puerto de Huelva de la terminal de Majarabique su tráfico de mercancías por tren cayó en picado en 2017. Se redujo a la mitad. Además, determinadas decisiones empresariales han deslucido sus resultados aún más. Las cifras son contundentes.

En 2017 el Puerto de Sevilla movió 4,5 millones de toneladas, unas 260.000 toneladas menos que el año anterior (-5,3 por ciento). Y se trata de un bajón menor de lo que se esperaba, según Gracia.

En 2017, el tráfico de mercancías en contenedor cayó un 24,3 por ciento respecto a 2016 (año en el que ya disminuyó un 7,2 por ciento respecto a 2015). El pasado año se movieron 877.088 toneladas, frente a las 1.159.997 del anterior. La razón del bajón es la pérdida de un barco de Termisur, que ahora opera en el Puerto de Huelva, y de otro de Acciona que lo hace en Cádiz (desde 2016). No obstante, la pérdida de mercancía contenerizada se suavizó un poco porque Boluda y OPDR pudieron captar otros tráficos.

Eso sí, los responsables del Puerto de Sevilla esperan remontar en 2018 gracias «a la recuperación de lo perdido otros años en tráfico con Canarias y con el desarrollo de nuevas líneas».

Y las cuentas habrían salido mucho peor si no se hubiera registrado un aumento del 84 por ciento (hasta las 422.753 toneladas) del tráfico de líquidos, sobre todo, abonos y aceites. También subió el transporte de cemento y clínker hasta las 223.185 toneladas, un 194 por ciento más. Ya en 2016 el tráfico de cemento creció un 481 por ciento (74.200 toneladas).

Sin embargo, se transportaron menos graneles sólidos (-2 por ciento). En el caso de los cereales y harinas (posiblemente como consecuencia de la sequía) el descenso fue del 29 por ciento (de 750.357 toneladas de 2016 a las 528.000 de 2017). Los productos siderúrgicos como chatarras del hierro también descendieron, un 13 por ciento (de 704.670 a 607.000 toneladas).

En cuanto al tráfico ferroviario, el año pasado 823 trenes movieron unas 254.000 toneladas de mercancía, un 53,8 por ciento menos que en 2016, cuando 1.270 trenes transportaron 550.182 toneladas por estas vías.

Un «descenso importante», reconoció Gracia, que achacó a decisiones empresariales. Se marchó una cadena de supermercados, que ahora descarga su mercancía en La Negrilla para ahorrarse la hora y media de ida y la hora y media de vuelta que se requiere al pasar por La Salud, donde aún no hay acceso directo y los trenes de viajeros tienen prioridad ante los de mercancías. De hecho, el Puerto está esperando a que Adif licite la obra para construir el acceso directo en La Salud, un proyecto enquistado desde hace años.

Además, se suma que el Puerto de Huelva logró la adjudicación de la terminal de Majarabique, lo que, según Gracia, ha tenido una incidencia en el tráfico del Puerto de Sevilla «de un diez por ciento como mucho». En cuanto a la posibilidad de llegar a un acuerdo con Huelva para mejorar el tráfico, «no se prevé», aunque Gracia sí apostó por la «colaboración y la complementariedad» entre ambos puertos andaluces.

En cuanto a las cuentas de 2017, la Autoridad Portuaria cerró 2017 con un importe neto de la cifra de negocio de 22,4 millones de euros, un 14 por ciento más respecto al ejercicio anterior. Del total del volumen de negocio, un 67 por ciento corresponde al generado por las concesiones a empresas (la superficie otorgada supera los 54.000 metros cuadrados) y el resto, al tráfico de mercancías.

Los beneficios ascendieron el pasado año a 2,9 millones de euros, frente a los 5,1 de 2016. ¿Y a qué se debe este descenso de beneficios? Según explicaron Manuel Gracia, y el director del Puerto, Ángel Pulido, a que en 2016 se vendieron dos edificios, el Sponsor y el Parque de Aguas. No obstante, en 2017 el Puerto también tuvo ingresos extraordinarios porque vendió su participación en la gestión de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) a Merlin Properties.

Lo que sí destaca de las cuentas del recinto es que por cada euro de inversión pública, el Puerto atrajo cinco euros de inversión privada. La Autoridad Portuaria invirtió en 2017 un total de 10,5 millones, mientras que las empresas allí instaladas destinaron 56 millones de euros.

La consolidación de la actividad industrial se nota especialmente en el polígono de Astilleros, con empresas como Tecade o GR Towers, que ha invertido 40 millones de euros.

La Zona de Actividades Logísticas, que presta servicio a Andalucía, Extremadura, Islas Canarias y el norte de África, contó el pasado año con una ocupación de naves superior al 90 por ciento, destacando que empresas logísticas como CBL, Rhenus y XPO han ampliado su superficie en 8.000 metros cuadrados en total.

XPO, que ha invertido 2,7 millones en una nueva nave de 5.400 metros cuadrados, comenzará a prestar servicio logístico a Ikea en una de sus naves en breve, sumándose a la lista de clientes de la ZAL, en la que también se encuentran Leroy Merlin, Decathlon y Airbus.

Por otro lado, el presidente del Puerto remarcó que se redacta el plan estratégico hasta 2025, así como el nuevo modelo de negocio para reforzar la posición del Puerto como principal nodo logístico e industrial del sur de Europa y la consolidación de la actividad industrial.

Un nuevo restaurante

El Muelle de las Delicias, junto al puente de Los Remedios, tendrá «en primavera o verano» un nuevo restaurante María Trifulca, del mismo grupo hostelero que gestiona el establecimiento en la Torre del Reloj de Triana. Será «como una entrada a la terminal de cruceros».

Menos cruceros para 2018

Sevilla registró en 2017 un total de 80 escalas, lo que supone un ocho por ciento más que el año anterior, a lo que se suma el aumento de cruceristas en un 14 por ciento, hasta los 23.916. Sin embargo, el presidente del Puerto, Manuel Gracia, advirtió de que en 2018 se prevé una caída de las escalas por el cambio de itinerario de las navieras. «Muchas tienen usuarios fieles que viajan con ellas cada año y ya han venido a Sevilla en varias ocasiones», agregó tras subrayar que en breve habrá noticias sobre el trabajo que se lleva a cabo con el Ayuntamiento de Sevilla para abordar una mayor planificación de los cruceros y del turismo náutico de cara a los próximos años.

214.000 camiones menos

El total de toneladas movidas en 2017 por barco equivalen a unos 214.000 camiones menos circulando por las carreteras, lo que contribuye a reducir emisiones de carbono. En 2016, lo movido por barco equivalía a 228.000 camiones, según los datos del Puerto, cuyo presidente remarcó ayer que es un recinto portuario «multipropósito», cuya actividad en los muelles se centra en una amplia variedad de tráficos, una «fortaleza que da estabilidad».

Los estudios del estuario estarán en pocas semanas.

Manuel Gracia aseguró que en este primer trimestre del año se conocerán las conclusiones de los estudios sobre el estuario del Guadalquivir, informes fundamentales para la posible reactivación del proyecto del dragado de profundización del río. El presidente del Puerto incluso llegó a decir que espera que las conclusiones estén «en pocas semanas». En su opinión, sólo falta que los distintos grupos de investigadores de las universidades contratadas pongan en común sus resultados sobre la situación del estuario y los efectos de un posible dragado. Por ahora, eso sí, esos estudios han ayudado a que los barcos puedan aumentar su calado en 20 centímetros, «lo que conlleva varios centenares más de toneladas por buque».

La avenida de las razas, como el palmeral de málaga

El presidente del Puerto sevillano aseguró ayer que el seis por ciento de los suelos del recinto portuario se destinará a la integración en la ciudad. En concreto, la avenida de Las Razas y el Mirador del Batán serán nuevas zonas para la ciudad. Eso conllevará un cambio de usos que, en el caso de la avenida del Guadalhorce (paralela a Las Razas) podría convertirse en El Palmeral de Málaga, también junto a su puerto. Así dijo imaginárselo Manuel Gracia, «es un ejemplo», remarcó. Por ahora, el presidente de la Autoridad Portuaria aseguró que no hay proyectos de empresas privadas sobre la mesa para cambiar el uso de estos terrenos que, en cualquier caso, tienen que tener un destino «que tenga demanda».

la zona franca, pendiente del ministerio de hacienda

La ampliación de la Zona Franca para que incluya los terrenos del polígono de Astilleros sigue en el aire. Es el Ministerio de Cristóbal Montoro el que tiene que dar su visto bueno. En cuanto a la llegada de nuevas empresas, Gracia dijo no tener noticias, si bien «contactos siempre hay, pero propuestas concretas, no».

Puente de hierro, en estudio

El presidente de la Autoridad Portuaria explicó que se están elaborando los estudios sobre el Puente de Hierro y que, aunque no hay fecha para sus conclusiones, «no tardará mucho». Entonces, dijo, se convocará a los representantes sociales para debatir sobre el futuro de este puente.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016