viernes, 14 diciembre 2018
14:16
, última actualización

Sánchez defiende la legalidad de la enmienda que el PP amaga con llevar al TC

Una triquiñuela legislativa que se ha empleado con gobiernos de todo signo político pero que el líder del PP, Pablo Casado, considera un ejercicio de “autoritarismo”

19 sep 2018 / 20:06 h - Actualizado: 19 sep 2018 / 20:07 h.
  • Sánchez defiende la legalidad de la enmienda que el PP amaga con llevar al TC

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido hoy la legalidad de la enmienda que permitirá sortear el “anacrónico” veto del PP en el Senado a los objetivos de déficit público, una argucia parlamentaria que los populares consideran un “fraude de ley” y que amagan con llevar al Tribunal Constitucional.

Los socialistas presentaron ayer una enmienda al proyecto de reforma de la Ley del Poder Judicial sobre violencia de género que, a su vez, modifica la Ley de Estabilidad Presupuestaria para evitar que el Senado -en el que el PP tiene mayoría absoluta- tenga la última palabra sobre los objetivos de déficit.

Una triquiñuela legislativa que se ha empleado con gobiernos de todo signo político pero que el líder del PP, Pablo Casado, considera un ejercicio de “autoritarismo” porque trata de “amordazar el Senado” a través de una enmienda a una ley que nada tiene que ver con la Ley de Estabilidad.

“Al igual que en Venezuela, cuando a ustedes no les gusta una Cámara o la duplican o la cierran”, ha denunciado.

El PP ya ha anunciado que tratará de frenar la tramitación de esa enmienda; primero pidiendo amparo a la Mesa del Congreso y si éste no prospera, recurriendo la medida ante el Tribunal Constitucional para evitar ese “filibusterismo parlamentario”.

Apoya al PP en esas tesis Ciudadanos, que también ha solicitado que no se admita a trámite la enmienda de los socialistas.

Albert Rivera ha criticado a Pedro Sánchez por no tener “escrúpulos” al aprovechar una causa “tan sensible, tan transversal e importante” como es la violencia machista para introducir una enmienda que considera “inconstitucional”.

Según Rivera, el Gobierno pretende “cargarse ni más ni menos de un plumazo” al Senado para sacar adelante de manera “fraudulenta” los presupuestos de 2019.

Por contra, Pedro Sánchez ha argumentado que esa enmienda trata de modificar una ley “anacrónica” retirando la capacidad de veto de la Cámara Alta, una prerrogativa que, a su juicio, no tiene en ninguna otra ley.

“En realidad lo que queremos es desbloquear este debate necesario que tiene una mayoría parlamentaria detrás, y una minoría, la del PP y Cs lo está bloqueando en la Mesa del Congreso”, ha defendido en su intervención durante la sesión de control en el Congreso.

Su partido, el PSOE, está convencido de que la Mesa del Congreso -a la que ha acudido en amparo el PP- no puede bloquear el atajo legal que ha ideado el Gobierno para evitar el veto del PP a los objetivos de déficit.

Sostienen los socialistas que han sido precisamente los ‘populares’ los que “más han utilizado esa argucia” cuando han gobernado y considera que la Mesa de la Comisión de Justicia -la encargada de tramitar la reforma- es “soberana” para dar luz verde a su debate.

El PSOE argumenta que la enmienda tiene una motivación presupuestaria y debe ser aceptada alegando la urgencia de flexibilizar los objetivos de déficit para que haya más recursos destinados a la Administración de Justicia y a la violencia de género.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016