miércoles, 14 noviembre 2018
16:22
, última actualización

¿Controlas tus datos personales en la red?

Empresas como Facebook o Google monitorizan tu recorrido diario desde que sales de casa

09 jun 2018 / 08:00 h - Actualizado: 08 jun 2018 / 20:08 h.
  • Imagen corporativa de la marca de Google.
    Imagen corporativa de la marca de Google.

Hace unos días comencé una masterclass de marketing online pidiendo a uno de mis alumnos que accediera a su cuenta de Gmail en el ordenador que se proyectaba al resto de asistentes. No iba a mostrar en público sus emails ni mucho menos, le dije a Isidro Sada para que no se preocupara. Ante la atenta mirada de todos entré en su configuración, información de privacidad (aquel lugar en el que casi nadie accede), cronología de Google Map y... ¡Hualaaaaa! Todos pudimos observar con exactitud los sitios y lugares que había visitado/estado en los últimos meses, incluso si iba a pie, en bicicleta o automóvil. ‘Flipante’. A través de un mapa vimos su historial de ubicaciones, un calendario completo de su día a día, hora a hora... ningún rincón en el que hubiese estado se escapaba, fuera en Sevilla, España o extranjero. Y todo, por tener activado en Gmail su ubicación (algo que aparece por defecto) y llevarlo en su Smartphone: el compañero inseparable de nuestras vidas. Pues sí, este inherente amigo que llevamos en el bolsillo, mochila o bolso puede resultar ser un espía en toda regla.

Como pueden imaginar, Isidro Sada y los presentes se quedaron perplejos al tiempo que preguntaban: ¿Y esto cómo se quita? Lo que sucede es que pocos caen en desactivar esta geolocalización, bien por desconocimiento, pereza o simplemente porque les da igual, algo que es aceptable y respetable. La mayoría aceptamos aplicaciones en el móvil sin leer tan si quiera los términos y condiciones con tal de terminar pronto el proceso y poder funcionar. Evidentemente, a día de hoy, esta metodología de tenernos localizados en todo momento es legal siempre y cuando nosotros hayamos aceptado, algo que, repito, lo hacemos sin prestar mucha atención.

Como vemos, el todo poderoso Google actúa –en ocasiones– como un ‘Gran Hermano’ pero no es el único ni mucho menos. La reina de las Redes Sociales, Facebook, también controla nuestros movimientos diarios con fines publicitarios. Y hasta hace bien poco casi sin avisarnos... o casi sin darnos opción para que podamos no darle ese beneplácito.

La otra cara de la moneda, nunca mejor dicho, es extraordinaria para el marketing y la publicidad. Gracias a plataformas como Facebook Ads podemos dirigir nuestra publicidad en Redes Sociales directamente a nuestro público objetivo segmentado por edad, sexo, intereses, ubicación, etc. Una amalgama de posibilidades casi infinitas que hace que la publicidad en Facebook o Instagram sea de las más rentables que existan hasta la fecha. Y buena parte de culpa la tiene: ¡que estamos localizados en todo momento! Gracias a esa monitorización de aquellos lugares por dónde nos movemos, desde que salimos de casa por la mañana temprano hasta que volvemos y nos acostamos a dormir. Además, conocen todos nuestros intereses, en función del uso que hagamos en Internet o Redes Sociales (sí, dentro y fuera de las Redes Sociales). De esa forma, si somos, por ejemplo, una tienda física podemos dirigir una promoción en Facebook a personas (de nuestro target) que vivan alrededor o, incluso (aunque parezca sorprendente) a sujetos que pasen habitualmente cerca de nuestro local. ¿Conocéis una publicidad mejor? La clave está en configurar de forma profesional esas promociones para que verdaderamente resulten rentables para una firma.

¿Qué dicen los estudios?

Según el último estudio AIMC Q Panel sobre la publicidad ‘online’, realizado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), un 94% de los españoles declara que le desagrada que sus datos personales sean utilizados sin su permiso. Asimismo, el informe destaca que un 74% de los españoles asegura estar de acuerdo con que la publicidad es necesaria para financiar las páginas web, frente a un 86% de los usuarios de Internet que considera que hay demasiados anuncios en la red.

En este sentido, la investigación publicada señala que casi nueve de cada diez internautas (85%) considera que la publicidad ‘online’ se entromete en lo que busca cuando navega por Internet. Por otro lado, un 52% de los españoles que saben lo es un bloqueador publicitario asegura además tenerlo instalado en algún dispositivo, es decir que un 34% de los usuarios de Internet lo tiene instalado en alguno de sus dispositivos (PC, smartphone o tablet).

El estudio destaca igualmente que un 64% de los encuestados considera que sabe personalizar las herramientas de su navegador, mientras que casi uno de cada tres internautas (32%) afirma realizar una compra online, al menos una vez al mes. En el lado opuesto, un 9% declara no realizar nunca compras a través de páginas web. El trabajo de campo de esta investigación se realizó entre el 19 de enero y el 6 de febrero de 2017, y la muestra útil alcanzó las 2.144 entrevistas.

Como observamos, la publicidad en la red sigue siendo un estorbo para unos y un canal de venta radiante para otros. En la búsqueda del equilibrio se encuentran las grandes compañías como Facebook o Google para que ni pierdan público ni compradores. La virtud estará en encontrar el término medio. Ahora bien, por nuestra parte está también poner de nuestra parte y leer hasta la última letra de aquello que aceptamos. ¿Firmarías cualquier documento sin haberlo leído, incluso su letra pequeña?


Todos los vídeos de Semana Santa 2016