viernes, 24 noviembre 2017
23:23
, última actualización

El atrio dictará hoy sentencia

Santiago Álvarez y Fernández Cabrero optan a empuñar la célebre vara de las capillas macarena

11 nov 2017 / 21:14 h - Actualizado: 12 nov 2017 / 08:27 h.
  •  Santiago Álvarez Ortega y José Antonio Fernández Cabrero optan a dirigir la hermandad de la Macarena. / El Correo
    Santiago Álvarez Ortega y José Antonio Fernández Cabrero optan a dirigir la hermandad de la Macarena. / El Correo

La vara de las capillas cambia de manos. Tras dos mandatos consecutivos de Manuel García como hermano mayor (2009-2017) que dejan un gran legado para el recuerdo, los hermanos de la Macarena deciden este domingo quién será la persona que regirá los destinos de la hermandad más numerosa de Sevilla durante el próximo cuatrienio (2017-2021). Los dos aspirantes son de sobra conocidos y sus candidaturas son fruto de una escisión en el seno de la actual junta de gobierno: Santiago Álvarez Ortega, arquitecto técnico de 56 años y director de instalaciones deportivas del Instituto Municipal de Deportes (IMD), se mide en las urnas a José Antonio Fernández Cabrero, 63 años y ex directivo territorial de Mapfre en Andalucía y Extremadura (ahora está prejubilado). O lo que es lo mismo, el actual teniente de hermano mayor contra el consiliario tercero y encargado de la Asistencia Social de la hermandad.

Los dos candidatos llegan a las urnas en pie de igualdad después de una intensa y respetuosa campaña, en la que los dos aspirantes apenas han intercambiado algunos dardos verbales (ciertamente pocos) sobre los asuntos en los que más han diferido. Si, como suele afirmarse, la Macarena es una corporación pionera que suele marcar tendencias en todas las facetas que comprende la vida de una hermandad, se podría vislumbrar que las campañas electorales del futuro en el mundo de las cofradías vendrán marcadas por la sobre exposición de los candidatos y por encuentros con los hermanos en escenarios cada vez de mayor aforo. Las desarroladas por los candidatos macarenos han estado plagadas de todo tipo de apariciones en público a través de entrevistas concedidas a numerosos medios de comunicación (prensa, radio y televisión), mensajes continuos a través de las respectivas páginas webs y de las redes sociales, encuentros con los hermanos y colectivos de la hermandad, actos de presentación oficial de las candidaturas y hasta vídeos promocionales. Sin olvidar que un candidato ha logrado colar su mensaje incluso en el teletipo de una agencia de noticias. Cosas veredes.

La construcción de un columbario en la Basílica de la Macarena con capacidad para 10.000 nichos, el proyecto decorativo de la Capilla Chica con pinturas de Raúl Berzosa, la ejecución de altares propios para las imágenes de Santa Ángela de la Cruz y Santa María de la Purísima o completar el altar de la Hispanidad con la representación de las patronas que faltan son algunos de los numerosos proyectos materiales que ha lanzado en los últimos días el candidato Álvarez Ortega.

Fernández Cabrero, por su parte, ha puesto el acento en el modelo de hermandad «fraterna, caritativa y social» que desea implantar y en el que la joya de la corona sería su asistencia social, con dos proyectos emblemáticos: la creación de una despensa macarena, a modo de banco de alimentos, y de una residencia para ancianos ubicada en un convento de Sevilla con habitaciones para los hermanos macarenos de mayor edad.

Los dos admiten que la hermandad se ha fracturado en los últimos años –las de este domingo son las terceras elecciones consecutivas con dos candidaturas enfrentadas– y también reconocen sus diferencias en cuanto a sus concepciones de hermandad.

Pero también ha habido asuntos que han acaparado la atención en este campaña y en los que los dos candidatos han mostrado opiniones divergentes. Mientras que Álvarez Ortega ha planteado celebrar el 425 aniversario de la hermandad, que se conmemora en 2020, con una salida extraordinaria de la Virgen por las calles del barrio, Fernández Cabrero ha descartado esta opción y ha propuesto una «celebración permanente» con la apertura del camarín de la Virgen de la Esperanza durante todos los 365 días del año 2020.

El otro asunto capital donde ambos candidatos mantienen grandes diferencias es el de cómo arreglar la Madrugá: mientras Cabrero se muestra flexible a que su hermandad pueda ir por la Alfalfa o Puente y Pellón, Álvarez Ortega defiende el itinerario por el que la cofradía discurre desde 1624 y no ve motivo alguno para que el cortejo macareno transite por la Alfalfa.


UN CENSO DE 10.436 HERMANOS

Un total de 10.436 hermanos están llamados a las urnas en el cabildo general de elecciones que celebra este domingo la hermandad de la Macarena. Se espera que sean cerca de 4.000 los macarenos que acudan a la basílica, una cifra de participación inédita en los comicios de cualaquier hermandad sevillana. El techo de participación se alcanzó hace cuatro años, cuando Manuel García fue reelegido hermano mayor para su segundo mandato frente al candidato Agustín Bello-Conde. En esa ocasión, fueron a votar 2.975 hermanos.


HABILITADAS OCHO MESAS

Las votaciones se desarrollarán en la Basílica una vez finalice el cabildo general de cuentas que da comienzo a las 8.30 horas en primera convocatoria. Para agilizar el proceso, la hermandad desplegará ocho mesas electorales entre las que se ha realizado un reparto proporcional del censo de hermanos en función del primer apellido. Se habilitarán asimismo dos mesas y dos cabinas donde se colocarán papeletas y sobres con el fin de preservar la discreción. El cabildo finalizará a las 20.00 horas, momento en se cerrarán las puertas del atrio de la b asílica, pudiendo votar sólo quienes en ese momento estén dentro esperando su turno para hacerlo. El escrutinio se conocerá cerca de la medianoche.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016