sábado, 22 septiembre 2018
14:31
, última actualización
Guía cofrade

Guía cofrade: Basamento (423)

Prosigue la Guía Cofrade de El Correo para saber de la Semana Santa sevillana tanto como los especialistas de El Correo de Andalucía

15 abr 2018 / 22:00 h - Actualizado: 16 abr 2018 / 09:02 h.
  • Guía cofrade: Basamento (423)

Los varales de los pasos de palio, que ya fueron definidos en uno de los primeros capítulos de esta guía cofrade, están compuestos por diferentes piezas. Una de ellas, la zona baja que topa directamente con la mesa del paso, es conocida como el basamento. Normalmente se trata de una pieza del mismo material que el varal, algo más ancha que el resto del conjunto y sobre la que se asienta todo el peso de la obra, de ahí que en la mayoría de los casos sea de mayor grosor y fortaleza que el resto. Cierto es que, aunque su definición más generalizada es la que hace referencia a la parte final del varal, el término basamento también se utiliza para nombrar la parte baja de otras piezas como los candelabros de cola o los candeleros, elementos ambos que se asientan sobre un basamento que, al igual que en el caso de los varales, suele ser de mayor anchura y grosor para dar consistencia a la pieza en cuestión.

Cuando las hermandades empiezan a dar a valor a la orfebrería de sus pasos de palio y, por ende, al patrimonio general de toda su cofradía, empiezan a exigirle a los orfebres mayor atrevimiento y destreza a la hora de diseñar y cincelar todas las piezas. Una corriente que se agudizó en el caso de los basamentos donde se exigía a estos artistas que el atrevimiento y la originalidad fueran mucho más allá. Por ello empezaron a añadirse en estas piezas profusas decoraciones vegetales y geométricas, acompañadas de cartelas en las que se reproducen varias escenas bíblicas, representaciones de santos o apóstoles e incluso emblemas y escudos de la propia corporación. Algunos de los diseños más arriesgados de estos basamentos incluyen capillas en las que se representan figuras evangélicas, especialmente ángeles y arcángeles que ahondan en la divinidad de la Santísima Virgen.

En cuanto al material utilizado para su realización, el metal es el más generalizado, oscilando entre la plata, el metal plateado e incluso el metal dorado, como ocurre en el paso de palio de la Virgen del Refugio de la hermandad de San Bernardo. En muchas menos ocasiones, aunque también se da este caso, es posible el uso de la madera para la realización de los varales y, por tanto, para estos basamentos. El paso de palio de la Virgen del Sol es uno de los ejemplos más claros de ello.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016