domingo, 17 febrero 2019
15:31
, última actualización
Cofradías

Montserrat se muda a Sierpes

El Mercantil acoge del 19 al 27 de enero una exposición de los 400 años del Cristo de la Conversión y el rico patrimonio decimonónico de esta cofradía

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
18 ene 2019 / 16:49 h - Actualizado: 19 ene 2019 / 10:48 h.
  • Un momento del acto de inauguración de la muestra. Foto: El Correo
    Un momento del acto de inauguración de la muestra. Foto: El Correo

Antiguas imágenes procesionales, legajos históricos, el manto y parte del palio de la dolorosa, imágenes mesinas llegadas de la provincia, la Virgen vicaria del Rosario... Son algunas de las joyas documentales y patrimoniales que conforman la exposición 400 años de Conversión en Sevilla: Juan de Mesa y el Crucificado de Montserrat, con la que el Círculo Mercantil de Sevilla ha inaugurado este viernes su XIII Círculo de Pasión. Se podrá visitar desde este sábado hasta el domingo 27 en el número 65 de la calle Sierpes.

La muestra está formada por tres estancias diferenciadas físicamente y en contenidos. Así, el patio central da la bienvenida al visitante con el singular manto de salida de la Virgen de Montserrat, así como con las imágenes de San Isaías y San Vicente Ferrer, dos santos que, en épocas distintas –el primero entre los siglos XVIII y XIX, y el segundo se remonta ya al siglo XVII-, llegaron a procesionar como tercer paso de la cofradía.

La primera sala, a mano izquierda si se entra de frente al patio, está dedicada al Cristo de la Conversión y el IV centenario de su hechura. En este espacio se muestra una selección de paños de la Verónica de los últimos años, junto a importantes legajos de Archivos de Protocolo, como los contratos con Pedro Nieto para los ladrones del misterio, o el de aprendizaje de Juan Mesa con Martínez Montañés, procedente directamente de la muestra sobre Montañés.

Completan la estancia imágenes atribuidas o de Juan de Mesa procedentes de distintos lugares: San Marcos de la iglesia del mismo nombre de Sevilla, San Antonio de Padua de la iglesia de Setefilla de Lora del Río, San Juan Bautista del convento de Bormujos y otra imagen de San Juan Bautista de la hermandad de Montserrat que está atribuida a Mesa. Igualmente se exhiben varias imágenes de vaciado en plomo: un Niño Jesús de la hermandad y dos imágenes pequeñas mesianas del convento del Santo Ángel.

Montserrat se muda a Sierpes

Por último, en la segunda sala se realiza un recorrido por el rico patrimonio de la cofradía, que vive un momento álgido en la centuria decimonónica gracias a los Montpensier y a otras grandes personalidades históricas del momento. Un hecho que se traduce en las magníficas piezas que conforman el paso de palio de Montserrat y en los enseres que con tanto mimo han cuidado en el seno de esta corporación del Viernes Santo y que en esta estancia se pueden ver de cerca.

Por ejemplo, es el caso del montaje del paso de palio, con bambalina y faldón frontal, que se podrá apreciar como recreación artística en esta sala. También los dos mantos de camarín y sayas más antiguas, de principios del siglo XIX, que estarán acompañados por fotografías antiguas de cómo se ataviaba la dolorosa con ellos hace casi dos siglos.

Murillo, en el libro de hermanos

Igualmente se podrán ver de cerca documentos internos de la hermandad, como el libro de asentamientos de hermanos, donde figuran, entre otros, tanto el citado imaginero Juan de Mesa como el pintor Bartolomé Esteban Murillo; o antiguos libros de regla con interesantes iluminaciones.

Las blondas, encajes y joyas más representativas de la Virgen se mostrarán en una vitrina en la zona central.

Inmaculada y Rosario

Para completar este recorrido histórico, la sala presenta dos esquinas dedicadas a dos advocaciones marianas muy relacionadas con la cofradías. De un lado, la Inmaculada Concepción, con una escultura alusiva que posee la hermandad y un cuadro del Niño Jesús, acompañados por el Sine Labe bordado de la cofradía y una custodia en plata, oro y diamantes en el viril y acompañada con imágenes antiguas de La Fe y La Esperanza.

En el centro, una mesa de junta montada, con bordados del estandarte provisional de la hermandad, y en la que se erige igualmente el estandarte actual, que data de 1857; así como un cristo hispano-filipino de marfil, que es uno de los de mayor dimensión que se conserva en Sevilla.

En el otro extremo figura el estandarte del Rosario con dos cabezas de ciriales antiguos, así como la imagen vicaria de la Virgen del Rosario, una talla de bulto redondo que recibe culto en la capilla de Montserrat. A ambos lados de la imagen están San Servando y San Germán, patronos de Cádiz.

La muestra se puede visitar en horario de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas. El domingo 27, solo hasta las 14 horas.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016