sábado, 15 diciembre 2018
19:28
, última actualización

¿Una Semana Santa de nueve días?

La posibilidad de instaurar el Sábado de Pasión como una nueva jornada de procesiones en la Catedral no cuenta con la unanimidad de las cofradías de vísperas que esperan su encaje en Semana Santa

13 ene 2018 / 10:10 h - Actualizado: 13 ene 2018 / 10:53 h.
  • ¿Una Semana Santa de nueve días?
  • <p>Torreblanca</p><p>El Mercantil acogió este viernes la presentación del cartel del Viacrucis de Torreblanca. / Jesús Barrera</p>

    Torreblanca

    El Mercantil acogió este viernes la presentación del cartel del Viacrucis de Torreblanca. / Jesús Barrera

  • ¿Una Semana Santa de nueve días?
  • <p>El Amor</p><p>Cartel realizado por José Tomás Pérez Indiano para anunciar la nueva marcha de David Hurtado. </p>

    El Amor

    Cartel realizado por José Tomás Pérez Indiano para anunciar la nueva marcha de David Hurtado.

¿Una Semana Santa de nueve días?

¿Un rumor? ¿Un deseo? ¿Un globo sonda intencionado? ¿Una estrategia de presión? La posibilidad de instaurar el Sábado de Pasión como una jornada más de procesiones en la Catedral «está muy verde». Tanto es así que el propio presidente del Consejo afirma con rotundidad que ni siquiera se han evacuado consultas a Palacio, «ni oficiales ni extraoficiales», sobre una opción para la que, según sostiene el arzobispo, no habría impedimento litúrgico alguno, pero que ni siquiera despierta unanimidad dentro del grupo de cuatro hermandades de vísperas que esperan su encaje en la Semana Santa. Los primeros en esa lista de espera son los hermanos de La Misión, que llevan aguardando más de diez años dar cumplimiento a sus Reglas y hacer estación a la Catedral. En Heliópolis «suena muy raro» lo del Sábado de Pasión, y más aún procesionando, como lo llevan haciendo desde 2008, el Viernes de Dolores. El hermano mayor de la Archicofradía claretiana defiende que lo que su hermandad solicitó en su día fue la incorporación a la nómina, «y la nómina –dice– va de Domingo a Domingo». En La Milagrosa, sin embargo, no verían con malos ojos esta opción en caso de que su apuesta por el Domingo de Ramos no terminara fraguando. Lo cierto es que en la sede del Consejo aún no se ha registrado ninguna solicitud de incorporación, ni individual ni mancomunada, a un Sábado de Pasión con cofradías en la Catedral. Y ello al margen de las dudas que despierta esta opción: ¿se crearán agravios económicos comparativos entre las vísperas que podrían llegar a la Catedral y las que no pueden hacerlo por puro impedimento físico? ¿Se montaría la Carrera Oficial al completo? ¿Habrá simultáneamente una Semana Santa en el centro de la ciudad y otra en barrios como Torreblanca, Alcosa o Palmete? Dentro de esa política de receptividad y de facilitar los debates que caracteriza a este Consejo, en San Gregorio no cierran la puerta a la discusión. En última instancia, dicen, la decisión correspondería al pleno de hermanos mayores de Penitencia. Lo que sí ha conseguido ya el grupo de hermandades de vísperas es que se constituya la comisión de hermanos mayores de penitencia que se encargará de analizar sus demandas económicas –reclaman una subida del 5,5% actual al 6% de los ingresos de la sección– y cuyas conclusiones habrán de aprobarse en el pleno de junio.

Gran Poder

Un Año Jubilar con sedes en la periferia

Cuanto más enfrascados andábamos los cofrades en destripar las interioridades del Martes Santo a la inversa o las peripecias electorales en alguna hermandad, la noticia de la visita del Señor en 2020 a los barrios más pobres de la ciudad ha servido para zamarrear muchas conciencias. El gesto de la hermandad del Gran Poder va más allá de un simple traslado o de una rememoración sentimental de las misiones del 65. Supone una transformación plena del carisma y la mentalidad de una corporación que en 2031 cumplirá 600 años y que ahora, trasladando su pastoral y su asistencia social a los barrios más deprimidos de la ciudad, se posiciona como una hermandad en salida, tal y como reclama a los cristianos el Papa Francisco. Si finalmente la Santa Sede concede en 2020 un Año Jubilar por el cuarto centenario de la hechura del Gran Poder, la intención de la hermandad es que el Jubileo pueda ganarse también en los templos de estos barrios durante el tiempo de estancia del Señor en ellos. El dedo de la hermandad del Gran Poder ha apuntado directamente a la luna. Y todavía habrá más de un despistado que se quedará enredado en la contemplación del dedo (Stop). Oído en el atrio: «Lo puedes poner en tu periódico. Ni fue 8 a 7 ni tampoco una votación ajustada. El día que se votó el relevo de Antonio como capataz faltó un oficial. Votamos 14 personas y te puedo asegurar que los votos que secundaron este relevo alcanzaron una cifra de dos dígitos» (Stop). «Como soy del Martes Santo voy a empezar por el final. Feliz año nuevo y feliz Navidad... y gracias por todo». Así, con cierta guasa, quiso felicitar las fiestas el pregonero de la Semana Santa, José Ignacio del Rey, a los comensales de la comida anual de Navidad del Consejo de Cofradías. Que para eso es nazareno del Santo Martes, como acuñó el maestro Antonio Burgos (Stop). ¿Será verdad que una de las propuestas más novedosas del candidato a Los Gitanos Antonio Moreno Santaella es la creación de herramientas de votación online en la web corporativa para dar voz a los hermanos en las decisiones importantes que la hermandad deba adoptar, al estilo de la consulta-referéndum sobre la ampliación del calendario de la Feria que auspició el Ayuntamiento sevillano?

A paso de mudá

«Si salimos elegida la candidatura de Antonio Moreno Santaella, la cofradía olerá a barrio y volverá otra vez por la calle Sol. Hay que cuidar a los feligreses».

Torreblanca vive con gozo la cuenta atrás para el Viacrucis de las Cofradías. Este viernes se presentó el cartel de este acto penitencial, obra de Rafael Franco.

¿Has visto el extraordinario cartel que ha realizado José Tomás Pérez Indiano para anunciar la nueva marcha de David Hurtado para El Amor?


Todos los vídeos de Semana Santa 2016