domingo, 21 julio 2019
09:46
, última actualización
Patrimonio

Comienzan los trabajos de restauración del retablo mayor del santuario de Consolación de Utrera

Las obras cuentan con un presupuesto que ronda los 700.000 euros financiados el 70% por el consistorio utrerano y el 30% por el Arzobispado de Sevilla

18 jun 2019 / 09:56 h - Actualizado: 18 jun 2019 / 12:13 h.
  • Trabajos de restauración del retablo mayor del santuario de la Virgen de Consolación de Utrera. / V.C.
    Trabajos de restauración del retablo mayor del santuario de la Virgen de Consolación de Utrera. / V.C.

TAGS:

Este lunes con la colocación del andamiaje han comenzado los trabajos de restauración del retablo mayor del santuario de la Virgen de Consolación de Utrera, uno de los más grandes de Andalucía y una auténtica joya del barroco andaluz.

Dicho retablo tiene una antigüedad de más de tres siglos pues fue instalado en el santuario de Consolación en 1713 en una época de completo esplendor de la histórica y desaparecida romería de la Virgen de Consolación. El majestuoso retablo es obra del artista sevillano Francisco Javier Delgado y vino a sustituir el anterior retablo que fue un regalo del todopoderoso el conde-duque de Olivares en el siglo XVII.

La obra de restauración cuenta con un presupuesto en torno a los 700.000 euros, que será cofinanciada en un 70% por el Ayuntamiento de Utrera y por un 30% por el propio arzobispado de Sevilla.

La obra ha sido programada de forma que pueda ser visitable por los utreranos y los peregrinos que quieran acercarse a la ciudad durante su ejecución.

El retablo, cuya restauración cuenta con el visto bueno de Patrimonio, es de grandes dimensiones y tenía graves problemas de conservación, como quedó de manifiesto en los informes redactados por técnicos del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) de la Consejería de Cultura en 2015 y 2016, tras unas visitas de reconocimiento exhaustivo del retablo y el presbiterio.

En líneas generales el retablo presenta alteraciones en el soporte y los estratos polícromos, además de modificaciones formales bastante evidentes. De esta manera el proyecto de conservación aprobado tiene como ámbito de actuación la arquitectura de madera y elementos de soporte del conjunto del retablo, incluyendo el camarín de la Virgen, el artesonado del presbítero y la cubierta y el muro testero del presbiterio.

El primer paso de este proyecto será iniciar una serie de obras necesarias en la cabecera del templo para solventar los problemas fundamentales para la fijación y buena conservación del retablo, sobre todo en lo que se refiere a los asentamientos que muestran los muros en la zona próxima al altar mayor, que están provocando grietas y fisuras.

Tras esta primera intervención se iniciaría la restauración del retablo fijando los elementos del altar de una forma más satisfactoria y se dará comienzo a la tarea más complicada dirigida a la recuperación de los elementos decorativos, así como a la limpieza de las capas policromadas, ya que las diferentes restauraciones a la que ha sido sometida esta pieza artística en los siglos XIX y XX acabaron por eliminar la viveza de las decoraciones propias del estilo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016