sábado, 16 diciembre 2017
00:28
, última actualización

Denuncian deficiencias en las ambulancias

Usuarios transportados por la empresa Tenorio a La Merced alertan de fallos en el oxígeno, la climatización y hasta goteras

11 ene 2017 / 07:07 h - Actualizado: 11 ene 2017 / 07:07 h.
  • Una ambulancia de la empresa Tenorio que presta servicio en la provincia. / El Correo
    Una ambulancia de la empresa Tenorio que presta servicio en la provincia. / El Correo

Usuarios de las ambulancias de la empresa de servicios sanitarios Tenorio, concertadas por la Junta de Andalucía y que dan servicio al hospital comarcal La Merced de Osuna y su área de influencia, se han puesto en contacto con este periódico para denunciar las «serias deficiencias» que presentan los vehículos de la citada empresa que transportan enfermos al hospital ursaonés.

Unas deficiencias de diversa índole que han observado a lo largo del tiempo en varias de las unidades móviles que realizan los trayectos entre La Merced y los domicilios de los pacientes. Goteras en el techo, una puerta que se descuelga, fallos en el sistema de climatización, falta de oxígeno e incluso en el sistema de frenado.

Aquejado de un problema renal e insuficiencia respiratoria, Manuel Romero Ledesma es un vecino de Estepa al que trasladan las ambulancias de Tenorio hasta el hospital tres veces en semana: los lunes, miércoles y viernes, días en que acude al centro de diálisis de Osuna para someterse a unas sesiones que duran cuatro horas, en concreto entre las dos y las seis de la tarde.

Su hija Dolores María expone las deficiencias de los vehículos que ha padecido su padre, de 66 años, a lo largo de los años y que afectan «a buena parte de la flota de vehículos, ya que no siempre viene el mismo». Así, por una parte, apunta que en alguna ocasión la unidad móvil que ha trasladado a Manuel al hospital presentaba «goteras en el techo en los días de lluvia» o «una puerta que se descuelga al abrirla». Loli cree que «aunque no son de excesiva importancia, sí que al menos es sorprendente que un vehículo de servicio público haya pasado la Inspección Técnica de Vehículos tan fácilmente».

Más relevancia, en cambio, tienen otros desperfectos: «A veces la ambulancia que ha venido tenía el aire acondicionado o la calefacción estropeados, lo que convierte en un auténtico horno el interior del vehículo en verano, y un congelador en invierno», dice Loli. Aún más grave es «la falta de oxígeno» por «haberse deteriorado el sistema de funcionamiento del mismo o con indicaciones del conductor de que lo tiene que poner al mínimo para que no se gaste». Lo que, a su juicio, resulta peligroso «cuando los enfermos tienen deficiencia respiratoria, como mi padre».

Otra usuaria de este servicio, Isabel Martínez, comentó en redes sociales otra deficiencia no menos importante: «Hoy, como siempre, un nuevo percance. Llegan a mi casa y no pueden bajar con la ambulancia porque fallan los frenos. Es increíble, cada día ponen nuestra vida en peligro, esto no puede seguir así», lamenta esta mujer.

Por otra parte, la familia Romero se queja de que «tras cuatro horas de diálisis la ambulancia tenga que realizar un trayecto de dos horas para regresar a su domicilio a mi padre», pues hace «un rodeo de nada menos que unos 40 kilómetros, cuando el trayecto de Osuna a Estepa sólo dura unos 15 minutos» debido a que lleva a otros usuarios de pueblos como Pedrera. «¿Tanto se quiere ahorrar para no disponer de al menos dos vehículos asistenciales menores y así garantizar un servicio digno al ciudadano?, teniendo en cuenta que son personas, no mercancías o bienes muebles con los que hacer negocio», dice Loli.

Estos usuarios aseguran haber interpuesto varias reclamaciones ante el hospital de Osuna, que «se ha disculpado sin solucionar el problema» y que les ha instado a «hacer presión en las redes sociales para arreglarlo».

TENORIO: «EL 99% DE LA FLOTA TIENE MENOS DE DOS AÑOS DE ANTIGÜEDAD»

Cristian Tenorio, administrador de Ambulancias Tenorio, rechaza que sus vehículos presenten estas deficiencias y asegura que «el 99 por ciento de la flota es absolutamente nueva. Todos los vehículos tienen como mucho dos años de antigüedad», recalca insistiendo en que eso no es posible porque «hemos renovado la flota para que los pacientes vayan perfectamente» tanto en Sevilla como en otras provincias donde operan (Murcia, Madrid, Melilla o Baleares).

Tenorio afirma además que «todos nuestros vehículos tienen sus ITV pasadas por la Junta de Andalucía y una inspección específica que pasan los vehículos sanitarios», por lo que «apuesto lo que sea a que ningún vehículo de la empresa tiene esas deficiencias que achacan». El administrador de esta empresa, no obstante, tiende la mano a los usuarios: «Si observan algo me pueden llamar y los problemas que puedan tener se solucionan de inmediato».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016