jueves, 23 noviembre 2017
22:55
, última actualización
Carmona

Emprendimiento en femenino

EME celebra su quinta edición con la presencia de más de 50 empresas. Decoración, bodas, belleza o sanidad tomaron el pabellón Andrés Jiménez

11 mar 2017 / 21:12 h - Actualizado: 12 mar 2017 / 15:15 h.
  • Foto de familia con las mujeres empresarias carmonenses que participan en esta edición de EME, que se celebra este fin de semana en el Pabellón Andrés Jiménez. / El Correo
    Foto de familia con las mujeres empresarias carmonenses que participan en esta edición de EME, que se celebra este fin de semana en el Pabellón Andrés Jiménez. / El Correo
  • Premiados del II Concurso de Ideas Empresariales.
    Premiados del II Concurso de Ideas Empresariales.

Es ya una fecha señalada en morado en el calendario de Carmona. La quinta edición de la Exposición de Mujeres Empresarias y Emprendedoras (EME), que cita a 50 empresas locales, se inauguró este sábado en el pabellón Andrés Jiménez, que era un hervidero de curiosos por conocer los negocios de la ciudad, regidos por mujeres, que ofrecen sus mejores productos.

Un escaparate para pymes que, a las puertas de la primavera, quieren seguir viendo florecer sus empresas. Sectores como la decoración, bodas, belleza, viajes, moda o sanidad se dan cita este fin de semana. El objetivo de EME, tal como indicó la concejal de Empleo, Angélica Alonso, es potenciar el autoempleo femenino y poner de relieve el papel de la mujer emprendedora en la economía local, en el marco de los actos previstos con motivo de del Día Internacional de la Mujer.

Uno de los stands presentes es el de Adesco, empresa dedicada al sector de los eventos y agencia de representación, en el que se enmarca un proyecto novedoso, Escuela de misses, encabezado por Maite Magaña, diseñadora local y con una dilatada experiencia en el mundo de la moda. Esta iniciativa pionera en España «pretende formar integralmente a las modelos que quieren cumplir su sueño», indicaba Magaña. A diferencia de muchas escuelas, la idea principal es la de formar tanto exterior como interiormente a las modelos: «Queremos eliminar el concepto de mujer-maniquí que sólo desfila por su físico. En este centro, las futuras modelos adquieren no solo conocimientos de maquillaje, vestuario o desfiles. También deben prepararse psicológicamente ante el público, tener conocimientos de cultura general, oratoria o interpretación». A todo esto, se le suma «el acompañamiento de las chicas para que estas sean capaces de desenvolverse en la sociedad».

Ejemplo de reconversión es el de Gracia Zayas, a la que la crisis y la aparición de las multinacionales del sector del electrodoméstico le hizo cambiar un negocio familiar de décadas hacia otro en continuo cambio: «Mi esposo Manuel Fernández comenzó a exponer marcos y cuadros, en vista que ante grandes marcas, el mundo del electrodoméstico en una pyme no funcionaría. Tiempo después, y gracias a Desiré Vega, diseñadora de Alcalá vinculada a la familia, la tienda se convirtió en una boutique en la que se venden sus obras y complementos». La reconversión les ha permitido capear el temporal, salir adelante y no cerrar el negocio: «Gracias a saber reinventarnos y contar con la familia».

Cinco años después de la primera edición, Chuchelandia, con Aurora Carmona al frente, sigue mostrando las novedades en el mundo de las golosinas, globos y decoración. Catorce años de experiencia le avalan. Su éxito es el tesón: «Comenzamos en 2003 tras años dedicados a la venta al por mayor. Iniciamos un negocio familiar que aún perdura. El único truco es echarle muchas horas y estar a la última». Y aún siguen renovándose: «A las chuches añadimos globos y decoración y, con los cambios de hábitos alimenticios, comenzamos a traer juguetes de personajes de dibujos animados en los que en su interior hay chuches. Incluso cuerdas de guitarra».

En la inauguración se entregó, por parte de El Correo de Andalucía, el premio del II Concurso de Ideas Empresariales y Emprendedoras entre jóvenes de Bachillerato y Ciclos Formativos. Este año ha recaído por partida doble. El primero es el proyecto Mi Pequeño Mundo, de las estudiantes Araceli Caraballo, Pilar Sánchez y María Sanromán. Se trata de una librería-cafetería con ludoteca, en la que se servirían cafés y demás bebidas con aperitivos. El segundo, también del IES Arrabal, lo idearon Antonio López, Juan Carlos Mancera, Rafael Mata y Aleksander Nikiting, y consiste en una empresa de reutilización de aceite usado.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016