sábado, 14 julio 2018
21:43
, última actualización
San Juan de Aznalfarache

España copia la moneda comunitaria de San Juan

Ayuntamientos como el de Zafra o Barcelona se fijan en la ossetana para impulsar el desarrollo local

06 jun 2018 / 23:23 h - Actualizado: 07 jun 2018 / 00:06 h.
  • Moneda ossetana, en papel, puesta en marcha por San Juan de Aznalfarache. / El Correo
    Moneda ossetana, en papel, puesta en marcha por San Juan de Aznalfarache. / El Correo

Con una tasa de paro alarmante y ante la caída de comercios de toda la vida, San Juan de Aznalfarache decidió apostar por la innovación social para impulsar el desarrollo local. Lo hizo con la ossetana, la primera moneda comunitaria de carácter público, y «símbolo de prosperidad económica», pues así se llamaba San Juan en época romana, recuerda la delegada de Desarrollo Local y Turismo del Ayuntamiento sanjuanero, María José Quesada. El proyecto ha contado desde el primer momento con el apoyo de la Asamblea por la Paz y de la Asociación de Comerciantes San Juan Abierto.

Desde que se pusiera en marcha, más de 300 familias sanjuaneras en riesgo de exclusión social se han beneficiado de esta moneda que ha supuesto un impacto de 100.000 euros en el comercio local, lo que se traduce en mantenimiento del empleo y más riqueza local, ya que el dinero se queda en el circuito sanjuanero. Hasta ahora, la ossetana se nutre de fondos destinados a servicios sociales del Ayuntamiento, así como de la aportación de los propios vecinos. Y es que, en fiestas patronales o eventos locales, el Consistorio pone a disposición de los vecinos ossetanas en papel que se pueden canjear en el evento, y en el caso de que no se utilicen, pasan directamente al fondo de esta moneda social.

En cinco años de vida, este proyecto ha conseguido ser un referente para otros municipios. Como el de Zafra (Badajoz) o Barcelona, que han cogido de ejemplo la ossetana para impulsar sus monedas sociales, explica Quesada. Aunque también se han fijado otros municipios cercanos como Utrera o la propia capital hispalense, que está a la espera de que el interventor le de luz verde para poner en marcha una moneda social en el Cerro-Amate para «fortalecer el comercio local y la dignidad de las personas», sostiene el director de Innovación del Consistorio hispalense, David Pino.

Cuando se puso en circulación la ossetana, los beneficiarios solo podían adquirir productos básicos de alimentación, a los que se unieron poco después los de droguería. «Ahora, también se podrán comprar medicamentos, ropa y calzado infantil e incluso material escolar», señala la delegada sanjuanera de Desarrollo Local.

Más de una decena de comercios locales se han sumado al proyecto, porque, al fin y al cabo, «se trata de hacer pueblo», explica el presidente de la Asociación de Comerciantes San Juan Abierto, Marcos Ábalos. Para el portavoz de los comerciantes, además de demostrar solidaridad, uno de los grandes logros es que tras el cierre de negocios históricos, «no se ha perdido ningún empleo más».

Además, la ossetana es un importante avance en materia de servicios sociales. Según José Ruibérriz, delegado de la Asamblea por la Paz, monedas sociales como la ossetana suponen un «importante impacto en el acceso y la calidad de los servicios sociales comunitarios». La principal ventaja es la agilidad, ya que «acelera el acceso a las ayudas de emergencia y llega de manera más inmediata a las familias».

El proyecto es ambicioso. Según Ruibérriz, de cara al próximo ejercicio, el objetivo es usar esta moneda «como incentivo de comportamientos ciudadanos sostenibles o como reconocimiento a aquellas personas que están al cuidado de personas dependientes» con el objetivo de que puedan utilizar la ossetana en los negocios locales.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016