jueves, 20 junio 2019
12:11
, última actualización
Marchena

Historia, arqueología y accesibilidad, las apuestas de Marchena en Fitur

La localidad sevillana ha presentado hoy los detalles de su museo del patrimonio arqueológico, y las rutas accesibles sin barreras para ver sus monumentos

María Montiel marmondua /
24 ene 2019 / 18:05 h - Actualizado: 24 ene 2019 / 18:16 h.
  • Acto de presentación celebrado esta mañana en Fitur. Foto: El Correo.
    Acto de presentación celebrado esta mañana en Fitur. Foto: El Correo.

Un total de 209 yacimientos arqueológicos se han catalogado en la localidad sevillana de Marchena, cuyos principales vestigios se han unido en un museo que se puede visitar en la sala de exposiciones ‘La milagrosa’, y que hoy ha sido presentado en FITUR por la delegada de Turismo del Ayuntamiento marchenero, Teresa Jiménez.

Se trata, como ha explicado Jiménez, de una muestra de que “el patrimonio arqueológico de Marchena es una parte muy importante de nuestra identidad, es imprescindible su puesta en valor, lo que requiere su identificación, catalogación y exposición”.

Un trabajo que ha desarrollado el Ayuntamiento junto a la Asociación en defensa del Patrimonio de Marchena (Acupumar), “gracias a la cual hoy podemos estar aquí presentando la promoción de esta exposición permanente, con vocación de ir creciendo tanto en número de piezas expuestas como en importancia”.

“Convencidos de la necesidad vital”

Teresa Jiménez asegura que en el Ayuntamiento están “convencidos de la necesidad vital de conservar nuestro patrimonio arqueológico, porque es un legado que nos vincula con el pasado y lo actualiza, lo hace presente y tangible, lo hemos heredado de nuestros antepasados, un patrimonio como memoria de experiencias pasadas y como hilo conductor entre los que estaban antes y los que vendrán después”.

La delegada de Turismo ha recordado la importancia de la localidad como asentamiento “desde la prehistoria hasta la época hispanomusulmana, que han ido dejando su huella y su rastro, que hoy podemos disfrutar gracias a esta exposición, que recoge importantes piezas, como el Molino Barquiforme de la Edad de Cobre, o la Cabeza Femenina Ibérico-Romana”.

Con todo, este espacio expositivo alberga un conjunto de piezas arqueológicas, una maqueta del término municipal, muestras de los diferentes suelos y rocas del municipio, un mapa con los 209 yacimientos localizados y 15 paneles explicativos de la evolución humana, desde el Paleolítico hasta la llegada de los romanos, incluyendo el estudio del medio físico.

Teresa Jiménez concluye que “es una exposición de gran valor y riqueza, que nos permite descubrir, conocer, proteger y valorar nuestros orígenes”.

Monumentos sin barreras

Por su parte, la delegada de Iguadad, Asuntos Sociales y Asociacionismo, Mercedes Abadía ha puesto en valor la ruta creada en el pueblo para poder ver sus monumentos sin limitación de movilidad de movilidad para ninguna persona.

Y es que, con casi 20.000 habitantes y uno de los cascos históricos monumentales más impresionantes de Andalucía, la localidad tenía el mismo problema que la gran mayoría de pueblos: el acceso limitado para algunas personas a algunos monumentos por ir en silla de ruedas. Gracias a una iniciativa municipal, esto ha pasado a la historia.

Desde ahora, sus monumentos se pueden visitar sin barreras. Si es necesaria una ayuda añadida, es posible contar con tres bicicletas adaptadas que se gestionan desde el área de Turismo, gracias a una iniciativa impulsada en coordinación con los Servicios Sociales.

Abadía lo tiene claro: “Hay que potenciar el turismo accesible y facilitar la visita al entorno cultural y patrimonial”. Para ello, “hay bicicletas adaptadas que son imprescindibles, que se pueden gestionar incluso desde la web del área de Turismo o sus redes sociales”.

Se trata, esencialmente, de que un monumento no tenga barreras. Y para ello se pueden visitar de forma individual o en tres rutas organizadas.

Guía por varios recorridos

La primera de las rutas se inicia en la Plaza de San Andrés, donde también acaba, con visitas a la calle Las Torres, San Sebastián, Iglesia de San Agustín o Arco de la Rosa. La duración estimada es de 40 minutos.

La segunda se inicia en la misma plaza, con 60 minutos de duración, para ver, por ejemplo, la Plaza de la Constitución, el monumento a Pepe Marchena o la Plaza de Melchor.

La tercera ruta llega hasta Cardenal Espínola, Ronda de la Alcazaba o Palacio Ducal. Dura 90 minutos y cuenta, como las otras, con un guía que va explicando los principales detalles del itinerario.

Abadía pone el acento en “la importancia de que una persona con movilidad reducida no tenga ningún impedimento en acceder y visitar Marchena, al quedar eliminadas las barreras arquitectónicas y facilitarle el paseo”. Incluso, recuerda, “si no se puede montar en bicicleta por tener una falta de movilidad extrema, una segunda persona puede hacer todos los movimientos por ella. Ver a la gente que en algunos casos monta en bicicleta por primera vez gracias a esta idea es indescriptible”.

“Se posibilita un turismo accesible en todos los sentidos y para todas las personas independientemente de cuál sea su diversidad funcional. Es un paso más para lograr lo que llamamos turismo inclusivo, que tiene que ir acompañado por hechos para que sea realidad”, apostilla la delegada.

El Palacio ducal, los cuadros de Zurbarán, el Arco de la Rosa, la Ronda de la Alcazaba, las calles del casco histórico... Se trata de que una silla de ruedas sea un transporte, no un impedimento.

La idea ya ha tenido un antecedente en la vía verde accesible del pueblo y ha sido presentada oficialmente en FITUR como una de las ideas más importantes de la feria madrileña para un turismo, de verdad, sin barreras.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016