viernes, 24 noviembre 2017
19:38
, última actualización
Internet a dos velocidades

La banda ultrarrápida deja de ser una utopía

Apuesta. La Diputación invierte 4 millones para que todos los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes tengan acceso a la fibra óptica de 100 megas

19 may 2017 / 06:57 h - Actualizado: 19 may 2017 / 13:07 h.
  • La banda ultrarrápida deja de ser una utopía

Estar conectado a una red de banda ancha de velocidad ultra rápida –100 megas– dejará de ser un sueño en los pueblos sevillanos en un corto espacio de tiempo. Según la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, en la provincia de Sevilla solo 58.953 vecinos residen en zonas blancas –no disponen de cobertura de banda ancha de nueva generación (más de 30 megas)– lo que equivale al 3 por ciento de la población. Sin embargo, esta situación de aislamiento podrá acabar pronto para muchos de ellos. La Diputación de Sevilla ha aprobado este años una inversión de 5,3 millones de euros para la iniciativa #SevillaProvinciaInteligente, cuyo pilar básico es la Red Tarsis –4 millones de inversión–, que consiste en llevar la fibra óptica hasta todos los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes y a las tres entidades locales autónomas –Marismillas, Isla Redonda y El Palmar de Troya–.

El despliegue de estas conexiones seguras y de alta capacidad comenzará en enero de 2018. Ya se ha publicado la licitación del plan y su adjudicación se realizará antes del 31 de julio.

Aunque la iniciativa en sí busca las conexiones ultra rápidas de los consistorios a todos los servicios electrónicos de la institución provincial y de otras administraciones como la Junta de Andalucía o el Gobierno central, esta medida es un paso más para que las operadoras no puedan poner excusas a la hora desplegar la fibra óptica en las poblaciones más pequeñas.

La gerente de Inpro –sociedad provincial de informática–, Carmen Rodríguez Quirós, explica que al llegar la fibra óptica a los ayuntamientos la extensión de la misma por el resto del municipio será más asequible para las teleoperadoras, porque la inversión de llevar la fibra óptica hasta los consistorios de menos de 20.000 habitantes la hace la Diputación.

Quirós aclara que no es competencia de la institución provincial cablear, pero reitera que con esta iniciativa de llevar la fibra a la puerta de los ayuntamientos se da un gran paso para que esta red se pueda extender por todos estos pueblos y llegue hasta los vecinos que así lo demanden.

En concreto la Red Tarsis permitirá que la administración local sea más ágil y competitiva, mejorando su transparencia, y permitiendo que los consistorios puedan compartir información con otros organismos públicos de forma eficiente y segura.

Pero el proyecto #SevillaProvinciaInteligente es mucho más que la Red Tarsis. A ella se une el proyecto Voz Corporativa y Movilidad, con casi 963.000 de inversión; un respaldo a la red internet, con más de 91.000 euros; y la renovación de la infraestructura de acceso a wifi, con 121.000 euros.

A este plan se unirá además el desembolso de 3,6 millones de euros que hará la corporación provincial con el Plan Supera V. De ellos, dos se destinarán para desplegar el Programa de Ciudades Inteligentes, donde se incluye habilitar espacios wifi gratuitos en localidades de menos de 20.000 habitantes, y otro paquete de 1,65 millones que será para las modernización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de distintas instalaciones provinciales.

Estos proyectos están asentados sobre una base que ha ido cimentando poco a poco la Diputación gracias a inversiones propias y a convenios con teleoperadoras. Uno de los acuerdos más importantes lo rubricó la institución provincial en 2005 con Telefónica. El convenio incluía una inversión de 4,5 millones de euros para la extensión de la banda ancha a toda la provincia, situándola a la cabeza a nivel nacional en la implantación del acceso a la red.

Junta de Andalucía

El ejemplo de la provincia de Sevilla en la que solo el 3 por ciento de su población habite en zonas donde no llegue la banda ancha rápida –30 megas– no es representativo del resto de Andalucía, donde hay comarcas en las que el acceso a internet es muy dificultoso como sucede en la zona del desierto de Almería, en las Alpujarras granadinas o en la sierra de Cádiz. Para que esta situación poco a poco vaya cambiando y todos o casi todos los andaluces puedan acceder a una banda ancha ultra rápida –100 megas–, la Junta de Andalucía ha aprobado la Estrategia de Telecomunicaciones 2020, que cuenta con tres líneas de trabajo: garantizar la cobertura universal de la banda ancha; fomentar el despliegue ordenado, coordinado y eficiente de redes de nueva generación; e involucrar a los operadores de telecomunicaciones y al resto de agentes del sector en este despliegue.

Para ello, según el director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Junta, Manuel Ortigosa, la administración andaluza en el periodo de 2017 a 2020 desembolsará 40 millones de euros para dar ayudas a la teleoperadoras a desplegar la red. De las 1.526 zonas blancas que hay en Andalucía se priorizará para la extensión de la banda ancha en los puntos que haya más población y puedan ser más rentables para las teleoperadoras; en los espacios empresariales que necesitan una buena conectividad y en las áreas que reclame la administración. Ortigosa admite que a pesar de las ayudas que va a dar la Junta a las teleoperadoras, será muy difícil que la red de banda ancha ultra rápida llegue al 100 por cien de la geografía andaluza.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016