domingo, 21 abril 2019
18:22
, última actualización

Marchena estrena carreta

Los rocieros parten hacia la aldea almonteña en una luminosa mañana de domingo. La presentación ante la Blanca Paloma será el sábado por la tarde

María Montiel marmondua /
29 may 2017 / 08:00 h - Actualizado: 29 may 2017 / 08:00 h.
  • La hermandad de Marchena ha estrenado una nueva carreta. / M.M.
    La hermandad de Marchena ha estrenado una nueva carreta. / M.M.

Arropada por cientos de vecinos, la hermandad del Rocío de Marchena bendecía la carreta del simpecado a las puertas de la iglesia de San Sebastián antes de partir hacia la aldea almonteña en una luminosa mañana de domingo.

En el cielo un reguero de cohetes que, desde bien temprano, despertaba a la localidad llamándolos en un día que se recordará durante años entre los vecinos marcheneros. Era a las nueve de la mañana cuando daba comienzo la misa de romeros en la iglesia de San Sebastián llena hasta la bandera de peregrinos que comienzan, con alegría, su camino.

El sonido del tamboril avisaba, poco después de terminar la comunión, de la salida del simpecado, que hacia su nueva carreta la llevaban los hermanos. Bendición a las puertas del templo seguida de una sevillana que refleja el sentir de estos rocieros que, desde hace algunos años son hermandad tras treinta como asociación parroquial.

Una voz rota emociona en la salida una sevillana. «Ten esperanza que algún día llegaremos hasta tus plantas» cantaba una vecina, haciendo extensible el sentir de los hermanos que tienen como objetivo conseguir ser hermandad filial de la matriz de Almonte.

La veintena de caballistas y los carros no pierden detalle de la entronización en esta nueva carreta en el centro de la plaza entre una multitud que va creciendo año a año. Con mucho esfuerzo, esta hermandad ha estrenado la carreta del simpecado de metal blanco, aunque tienen como proyecto construir una de plata. Sin embargo, «con mucho trabajo, tiempo y dinero se ha realizado la actual. Una parte nos la han hecho y otra ha sido trabajo de algunos hermanos» explica el hermano mayor, Javier Ruiz quien orgulloso presidía la bendición junto con el presidente de hermandades de Marchena, José Antonio López, y la alcaldesa de la localidad, María del Mar Romero.

Tirado por una mula, la carreta partía a las diez y media hacia su pueblo, que los recibía en las diferentes paradas antes de iniciar la peregrinación. Tras las ofrendas florales a sus madrinas y pasar por las residencias de ancianos, las carriolas esperaban a las setenta personas que este domingo iniciaban su camino para poder rendir oración a la Blanca Paloma.

El simpecado de esta hermandad no hace el camino por estar pendiente de aprobación para ser filial de la Matriz, es por ello que espera en el municipio hasta el próximo martes, cuando ya de vuelta los peregrinos, sea trasladado de nuevo a San Sebastián.

En Montepalacio, los rocieros se unieron a las seis de la tarde con Osuna, celebrándose la primera misa en la Mocheta –situada en término municipal de Paradas–quien el año pasado cedió la carreta para el simpecado a estos peregrinos que son hermandad desde el año 2015.

El lunes seguirán su itinerario entre las arenas. La presentación ante Virgen será el próximo sábado sobre las 20.00 horas después de seis días en camino. Nervios, ilusión y ganas de un pueblo que cada año aumenta su nómina de rocieros en dirección hacia las marismas del Rocío.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016