martes, 17 septiembre 2019
15:10
, última actualización

Noctaíra, la cultura alcalareña bajo las estrellas

Alcalá de Guadaíra celebra en los meses de verano el festival Noctaíra, que lanza propuestas culturales para todas las edades y que da vida a las noches de la ciudad

21 ago 2017 / 20:51 h - Actualizado: 22 ago 2017 / 08:57 h.
  • El festival Riberas del Guadaíra celebró su segunda edición poniendo música a las noches de Alcalá. / El Correo
    El festival Riberas del Guadaíra celebró su segunda edición poniendo música a las noches de Alcalá. / El Correo
  • El cine de verano instalado en el Parque Centro. / El Correo
    El cine de verano instalado en el Parque Centro. / El Correo
  • Noctaíra presenta muchas actividades teatrales y musicales en la zona del castillo. / El Correo
    Noctaíra presenta muchas actividades teatrales y musicales en la zona del castillo. / El Correo
  • El barrio de san Miguel acoge a los vecinos de Alcalá para mostrarles los encantos de la zona. / El Correo
    El barrio de san Miguel acoge a los vecinos de Alcalá para mostrarles los encantos de la zona. / El Correo

En medio del calor abrasador que pesa en estos meses, las noches de verano se convierten en un oasis al que Alcalá de Guadaíra está sacando el máximo provecho. Durante los meses de julio y agosto, las noches estivales transforman la ciudad en un espacio gigante para la cultura al aire libre donde los vecinos pueden refugiarse de las altas temperaturas al amparo de las artes en los rincones más conocidos de Alcalá.

Bajo esta dinámica y, sobre todo, refrescante premisa, el Ayuntamiento alcalareño propone un ciclo de noches estivales lleno de música, teatro, cine y de visitas fuera de lo corriente con el espíritu de las noches en blanco que se enmarcan dentro del festival Noctaíra: Noches del Guadaíra. Todas las actividades, principalmente exteriores y gratuitas, han hecho que los alcalareños se hayan sumado a la idea desde el primer día.

Para empezar, todos los públicos tienen una cita nocturna en el Parque Centro para disfrutar en familia del Cine de Verano que se encuentra allí. Desde el Central Park, un bar situado dentro del recinto, Marina Díaz celebra la iniciativa del cine: «hay más o menos vida dependiendo de la película que pongan, pero es cierto que hay mucho más movimiento en el parque». El Central Park aparece en el cartel del festival con una propuesta de noches de música organizada por ellos para amenizar el verano, y, según cuenta Marina, las actividades del cine y los conciertos no son incompatibles. «El cine de verano nos ha respetado mucho nuestros días de concierto incluso cambiando los suyos».

Por otra parte, el 27 de julio tuvo lugar en la explanada del teatro Riberas del Guadaíra el festival de música que recibe el mismo nombre, llevando en su cartel artistas como Chambao, Espantapajarracos, El gueto con botas y diferentes DJs.

Para los que disfrutan de veladas más tranquilas, en la programación encontrarán visitas al museo de la ciudad, que acoge, además de su exposición permanente, una temporal sobre el castillo llamada Fortaleza, Identidad y Símbolo. También disponen de la opción que proponen el Castillo y el Centro de Interpretación para contemplar los atardeceres con la actividad Disfruta de los atardeceres, constante durante los dos meses centrales de la temporada de verano.

En la parte alta de la ciudad, el castillo se viste de gala para albergar en una de sus torres más ilustres, la Torre Mocha, en la explanada del Águila, casi una decena de piezas teatrales de compañías profesionales y aficionadas.

Emoción en San Miguel

Una de las localizaciones estrella de este festival es el barrio de San Miguel, guardián y garante del castillo alcalareño, cuyas callejuelas y plazas se han inundado de pasión y sentimientos en La noche de San Miguel, abriendo las puertas a la amplia programación cultural. Las esquinas de este barrio ancestral se llenaron el pasado 21 de julio de poesía, teatro, cante flamenco, músicas del mundo y danza, siendo una de las actividades mejor valoradas. En el mes de agosto, San Miguel ofrece Locura de amor, un itinerario callejero que recorrerá el barrio y los alrededores del castillo con el hilo conductor del amor en todas sus vertientes. Carmen Caraballo, alcalareña, se reafirma en la opinión de que el barrio merecía esta oportunidad: «La noche de las actividades culturales, un pequeño bar del barrio acabó sin bebidas porque lo había vendido todo. Volvería a venir a la zona por la noche si hubiese más iniciativas como esta, sin duda. Este barrio es un punto central del flamenco en Alcalá, por ejemplo, y es necesario que ese potencial se aproveche bien».

La novedosa convocatoria ha resultado ser todo un éxito en su primera edición, ya que las cifras de asistentes que se manejan superan los 12.000 hasta la primera quincena de agosto. Por orden, el cine de verano es la iniciativa que más público ha acogido, con más de 4.000 participantes. Le sigue el festival de música Riberas del Guadaíra, en la que destaca la Noche de San Miguel, que llenó las calles del barrio con más de 1.600 personas. Asimismo, el teatro en la Torre Mocha ha conseguido congregar a más de 1.600 personas y, por su parte, el Castillo y el Centro de Interpretación han reunido a 720 personas en el mes de julio, y el Museo de de la ciudad, a 698.

El delegado del área de Proyección, Germán Terrón, hace un balance muy positivo de las cifras conocidas, cumpliéndose de esta manera «el objetivo de Noctaíra de dinamizar las noches de verano alcalareñas con una amplia y variada oferta cultural» y hace una llamada a los alcalareños para seguir disfrutando de lo que queda.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016