martes, 18 diciembre 2018
13:03
, última actualización

Adiós al terrizo en los accesos al parque de María Luisa

El Ayuntamiento pavimentará y mejorará la accesibilidad de tres entradas al jardín histórico

29 jul 2018 / 22:14 h - Actualizado: 29 jul 2018 / 22:43 h.
  • Acabar con los rebajes y los desniveles del terrenos son algunas de las medidas a adoptar.
    Acabar con los rebajes y los desniveles del terrenos son algunas de las medidas a adoptar.
  • Adiós al terrizo en los accesos al parque de María Luisa
  • El Ayuntamiento mejorará la accesibilidad en las entradas al parque de María Luisa más frecuentadas por los peatones. / Fotos: Jesús Barrera
    El Ayuntamiento mejorará la accesibilidad en las entradas al parque de María Luisa más frecuentadas por los peatones. / Fotos: Jesús Barrera

El Ayuntamiento de Sevilla quiere mejorar la accesibilidad de uno de los jardines históricos de la ciudad y para ello comenzará a acometer modificaciones en los accesos con mayor uso peatonal: la puerta hacia la Plaza de América, la que se localiza en la Borbolla frente a Felipe II y las situadas en la Avenida de Isabel la Católica con entrada a la Plaza de España.

El planteamiento por parte del gobierno municipal es llevar a cabo los trabajos de adaptación de las tres entradas durante dos meses y con un presupuesto de algo más de 122.000 euros. Y es que los accesos al centenario parque no cuentan con los rebajes necesarios para garantizar la accesibilidad universal a todos los usuarios de este pulmón verde de la ciudad.

En el caso de la puerta que da a la Plaza de América, las aceras, tanto en el Paseo de las Delicias como en el interior del parque, es de albero con bordillos de granito. El pavimento entre ambas zonas continúa aunque existe una diferencia de altura entre ambas que no es posible salvar ante la ausencia de rebajes, como tampoco los hay en el bordillo del paso de peatones que comunica con los Jardines de las Delicias. Además en la entrada y salida de vehículos, por lo general aparcan coches en batería, que dificultan el tránsito peatonal. Los trabajos en esta zona se centrarán en la mejora de la accesibilidad mediante la pavimentación del acceso, con una solería de hormigón de color albero, que se prolongará en el tramo contiguo a la entrada, ya fuera del parque, que actualmente es de terrizo. Igualmente, se acometerán rebajes en el paso de peatones, rampas de adaptación entre la superficie peatonal y la entrada de vehículos, y se instalarán bolardos abatibles en el Paseo de las Delicias para evitar aparcamientos indebidos. Igualmente, se ampliará la plataforma de la parada del bus que está junto al antiguo Pabellón de Brasil.

Pero además, el Consistorio aprovechará la intervención para eliminar los obstáculos visuales que existen desde el paseo hacia la Plaza de América. Para ello, se contempla el desplazamiento de un Mupi de su ubicación actual.

En la puerta de la avenida de Isabel la Católica, otra de las que es objeto de mejora, está el acceso a la Plaza de España por las puerta sur y norte, la que soporta mayor uso peatonal por su cercanía a la zona monumental y turística de la ciudad. A finales de 2015 se pavimentó y mejoró la accesibilidad en los tramos de acerado de esta avenida, entre la Glorieta San Diego y las avenidas Gran Capitán y Bécquer, ya en el Parque de María Luisa. Sin embargo, entonces no se incluyeron los tramos colindantes con la verja, donde se localizan los dos accesos de entrada peatonal al parque y a la Plaza de España. Éste es de terrizo y presenta problemas de recogida de agua, lo que agrava aún más la accesibilidad. Igualmente, ya en el interior, colindante con la torre norte, la escalinata y rampa de acceso a la galería de la Plaza de España tampoco se intervino y el suelo es terrizo. Algo que sucede también en la torre Sur. El acerado de la calle Nicolás Alperiz, que bordea la Plaza de España, esta pavimentado hasta la esquina con la avenida Isabel la Católica, siendo también terrizo desde este punto, hasta el tramo pavimentado colindante con la escalinata y rampa de acceso a la torre Sur y la galería.

Así, en ambos accesos, se pavimentará el acerado colindante con el cerramiento de la Plaza de España y ya en el interior se eliminará el terrizo en las zonas mencionadas anteriormente, donde se instalarán bicicleteros.

Finalmente, la entrada desde la avenida de la Borbolla, frente a la calle Felipe II, es el que mejores condiciones presenta. El acerado pavimentado está en buen estado de conservación, sin embargo se interrumpe sin rebajes en la confluencia con las puertas peatonales. Precisamente será esta la actuación a acometer dentro del plan que llevará a cabo el Ayuntamiento para garantizar la accesibilidad.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016