martes, 17 septiembre 2019
16:56
, última actualización

Cabify mantiene 11 vehículos para reforzar el servicio de Feria

La compañía había desplazado un total de 20 turismos, de los que nueve fueron incendiados mientras sus conductores descansaban en un alojamiento rural en Castilblanco. La investigación sobre el suceso sigue abierta

04 may 2017 / 13:30 h - Actualizado: 04 may 2017 / 14:39 h.
  • Estado en el que quedaron los coches quemados en Castilblanco. / EFE
    Estado en el que quedaron los coches quemados en Castilblanco. / EFE

Los 11 vehículos de transporte concertado (VTC) desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar el servicio de Cabify con motivo de la Feria de Abril y no afectados por el incendio de nueve de ellos permanecerán finalmente operando en la capital andaluza, hasta finalizar la Feria.

Después de que la madrugada de este pasado martes fuesen incendiados nueve de los 20 vehículos desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de Cabify, --uno de ellos fue salvado y diez estaban de servicio--, la idea era que los coches no afectados por las llamas regresasen a Madrid, junto con los 24 conductores movilizados.

No obstante, la empresa ha decidido que los once vehículos no afectados por las llamas y 13 de los 24 conductores movilizados, permanezcan operando en Sevilla hasta que finalice la Feria de Abril. Ha señalado que la investigación de lo ocurrido «sigue su curso» y confía en que pronto se resuelva, y ha asegurado que Cabify seguirá prestando servicio en la capital andaluza «como una alternativa de movilidad urbana más».

La empresa pide respeto para que los conductores puedan desarrollar su actividad «con total normalidad, sin ser agredidos ni intimidados», y agradece a los ciudadanos «las innumerables muestras de apoyo recibidas durante los últimos días».

INCENDIO DE MADRUGADA

Los hechos, en concreto, habrían acontecido durante la madrugada del martes en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos, donde pernoctaban varios de los conductores y en cuyo estacionamiento reposaban diez de los 20 vehículos desplazados por Cabify desde Madrid a Sevilla, para reforzar los servicios de la empresa en capital andaluza, que estos días celebra su tradicional Feria de Abril.

Durante la madrugada, según la Unión Nacional de Autoturismos, un incendio se saldó con la calcinación de nueve de los diez vehículos estacionados, toda vez que uno de los conductores logró salvar uno de los coches, utilizándolo para romper la cadena y el candado que presuntamente habrían sido usados para cerrar la cancela del aparcamiento, sin consentimiento del dueño del negocio. Los diez restantes coches estaban en ese momento prestando servicio en la Feria de Sevilla.

Desde que allá por septiembre de 2016 Cabify desembarcase en Sevilla capital, dicha empresa y otras de su sector han venido denunciando no pocas situaciones de violencia, acoso o coacciones a sus conductores, mientras el sector hispalense del taxi alerta de presuntas situaciones de «intrusismo» protagonizadas por conductores de vehículos de transporte concertado, cuya regulación es diferente a la de los taxis y más restrictiva.

TAXISTAS INVESTIGADOS

La Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía, en tal contexto, investiga actualmente a 27 taxistas, por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de vehículos con licencia de transporte concertado, con relación a los trayectos al aeropuerto hispalense de San Pablo, cuya parada estaría supuestamente acaparada por un grupo concreto de taxistas.

Y es que el sector hispalense del taxi está marcado por no pocas voces y alusiones a presuntos cobros abusivos, supuestas situaciones de violencia y el citado monopolio que un grupo de taxistas habría impuesto para hacerse con el control de la parada del aeropuerto de San Pablo, sujeta a una tarifa única con un precio de 22,2 o 24,75 euros.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016