martes, 16 julio 2019
21:50
, última actualización

El Consejo dará el abono a quien demuestre que recompró sillas

La mayoría de estas transacciones se produce con «turistas o personas de fuera de la ciudad», según el Consejo

31 mar 2016 / 20:15 h - Actualizado: 01 abr 2016 / 09:05 h.
  • El Consejo de Cofradías pone a disposición de los usuarios más de 35.000 sillas y palcos durante toda la Semana Santa desde las que poder disfrutar del paso de las hermandades y cofradías por la Carrera Oficial. / José Manuel Cabello
    El Consejo de Cofradías pone a disposición de los usuarios más de 35.000 sillas y palcos durante toda la Semana Santa desde las que poder disfrutar del paso de las hermandades y cofradías por la Carrera Oficial. / José Manuel Cabello

El Consejo de Cofradías está dispuesto a cortar de raíz la venta fraudulenta de sillas y palcos de la Carrera Oficial a partir de la próxima Semana Santa. Después de conocerse la trama destapada esta semana por El Correo de Andalucía, los representantes de la institución cofradiera han optado por articular una fórmula con la que esperan que se den a conocer la mayoría de los casos de compra venta de abonos: ceder la titularidad de las sillas a aquellos que, con pruebas, puedan delatar a los responsables de la venta ilícita de estos pases de acceso.

El método en cuestión persigue que todas aquellas personas que hayan comprado sillas o palcos a sus titulares a precios fuera de mercado informen de ello a los miembros de la junta superior. En caso de poder demostrar con algún documento que esta transacción se llevó a efecto –bien a través de una transferencia o mediante un recibo de la compraventa–, el Consejo procederá a retirar el abono a su propietario, que lo perderá de por vida, y lo cederá a la persona que ha denunciado la situación de irregularidad.

Aún así, no se trata de una iniciativa novedosa para los miembros del organismo representativo de las cofradías sevillanas. «Ya hemos tenido tres o cuatro casos de personas que se han enterado que estábamos persiguiendo este asunto. Han venido y nos han contado su situación. Al demostrarnos que efectivamente habían pagado por su abono a un tercero hemos acabado por cederles a ellos la titularidad de la silla», informó ayer a este periódico el presidente de la institución.

Bourrellier aclaró que cuando se dan estas circunstancias se realiza «automáticamente» una llamada al titular del pase, informándole de la denuncia de esta persona y procediendo a retirar la propiedad del abono. «Se le comunica que ha incumplido el artículo 16.3 del reglamento de uso de las sillas y palcos de la Carrera Oficial y que por tanto pierde sus derechos». Algo que, además, se le aplica de forma permanente. «Aquella persona que lo pierde por un mal uso no puede volver a optar a él ni a ningún otro pase de acceso», aclaró.

Bourrellier quiso animar a todas las personas que tengan conocimiento de este tipo de actuaciones a que acudan a la sede del Consejo a dar información sobre ellas. «Ojalá a partir de ahora nos lleguen muchas personas denunciando casos como éste. Nos da igual que sean de esta Semana Santa o de años anteriores. Lo importante es que lo hagan». Con ello, esperan dar por zanjado un asunto en el que llevan trabajando a fondo durante los últimos cuatro años, periodo en el que han contado con los servicios de un detective que ha revelado más de 140 casos de venta fraudulenta de sillas en Carrera Oficial.

Además, el presidente reconoció que durante este tiempo han trabajado «mano a mano» con las fuerzas de seguridad para informarles de todos los indicios que manejaban sobre este fraude. «La Policía lleva cuatro años orientándonos sobre cómo debemos afrontar este asunto y nosotros, a su vez, dándole a conocer todos los indicios que vamos manejando». Una colaboración que ya ha permitido localizar a varias de las personas que vendían sus abonos de forma irregular y a precios muy por encima de su valor de mercado.

Picaresca con los abonos

Según los datos que maneja el Consejo, la mayoría de estas transacciones se produce con «turistas o personas de fuera de la ciudad». Son ellos quienes, dentro del viaje que programan a Sevilla para disfrutar de la Semana Santa, optan por buscar algunos pases de acceso a la Carrera Oficial, normalmente a través de la venta por internet o en páginas de anuncios de compraventa. «Los sevillanos, por norma general, suelen solicitar la cesión del asiento que está permitida por el Consejo. Solo tienen que comunicarnos el cambio y nosotros lo aceptamos sin problema», dijo Bourrellier.

Al margen de esta venta ilegal, se han detectado otras fórmulas de falsificación de los pases de acceso a la Carrera Oficial. El Consejo ha comprobado como cada vez es más frecuente la presencia de duplicados de los abonos. «Hay algunos que tienen cuatro pases y le hacen a cada uno otras cuatro copias. Para ello, el Consejo ha articulado algunas medidas disuasorias como «los troquelados» o el uso de «un papel característico». En caso de que los controladores de acceso detecten algunas situaciones de irregularidad, «o bien retiran el abono y mandan a los afectados a la sede del Consejo o apuntan el nombre del titular y nos informan tras la Semana Santa». Incluso se ha dado la casuística de «quienes lo venden, lo duplican y lo vuelven a vender por segunda vez». ~


Todos los vídeos de Semana Santa 2016