miércoles, 19 diciembre 2018
10:48
, última actualización

El papel Ejercito como garante de la Seguridad Nacional

El Teniente General Jefe del Cuartel General de la Fuerza Terrestre del Ejercito de Tierra planteó el papel Ejercito como garante de la Seguridad Nacional.

09 oct 2018 / 17:09 h - Actualizado: 09 oct 2018 / 17:13 h.
  • El papel Ejercito como garante de la Seguridad Nacional

La sede de CEU Andalucía en Sevilla acogió una nueva sesión de los ‘Diálogos sobre Sevilla’ organizada por la Fundación San Pablo Andalucía CEU.

Gómez de Salazar participó en un desayuno informativo con los medios de comunicación, compartiendo su experiencia como Jefe del Cuartel General de la Fuerza Terrestre del Ejercito de Tierra, indicando que bajo su responsabilidad se encuentra el 70% de las Unidades del Ejército de Tierra, más de 40.000 personas, unidades de combate y de apoyo al combate, distribuidas a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. Abordó diversas cuestiones de actualidad que afectan a su misión, así como, otras cuestiones de interés. Subrayó que “conociendo mejor lo que hacen se puede valorar con más rigor el papel de las Fuerzas Armadas en el marco de la sociedad española de principios del siglo XXI”.

Espera el Teniente General que a través de la cultura de defensa lo españoles tengan un concepto más amplio de la defensa nacional, dando importancia a la cuestión de la seguridad nacional. El Ejercito en España goza de un 76% de reconocimiento social, resaltó, el mismo porcentaje de los que dicen que se sienten orgullosos de ser español. Señaló también, que “el militar tiene una doble seña de identidad, por un lado, su amor a España y por otro, su vocación, su disponibilidad total al servicio de la Patria”. Para él sentimiento europeo es compatible con el orgullo de ser español.

Comentó en su intervención Juan Gómez de Salazar que “la Fuerza Terrestre, tiene como cometido principal preparar y fortalecer, de forma rápida y eficaz, el esfuerzo militar que se requiera para proteger los intereses terrestres nacionales”. Respecto a las unidades de operaciones, resaltó que “el Cuartel General de la Fuerza Terrestre tiene como misión más importante la preparación y generación de los contingentes que participan en las distintas Zonas de Operaciones en las que participa España, tanto como observadores, como fuerzas de interposición, de mantenimiento de la paz y de ayuda humanitaria. Esta vocación internacional ha contribuido a aumentar el peso de España en el concierto de las naciones; ha servido a la causa de la paz mundial y ha sido también, en sí misma, un vector de cambio para las propias Fuerzas Armadas. Al hacerlo con indudable éxito, además, ha logrado incrementar el prestigio de España y de sus Fuerzas Armadas”. Indicó, Gómez de Salazar que a las misiones solidarias “hay que ir siendo conscientes de que puede haber bajas. El Ejercito no es una ONG, los militares tienen que estar preparados para todo, incluso hasta dar la vida”.

El Teniente General valoró los diversos riesgos existentes en la actualidad, como la crisis económica, los flujos migratorios, emergencias, inestabilidad en países vecinos; amenazas como los conflictos armados, el terrorismo islámico, las ciber-amenazas; así como vulnerabilidades, energéticas, la falta de reserva movilizable, la falta de patriotismo, entre otras. Respecto al problema de los flujos migratorios estimó que “se debe de actuar en los países de origen, indicando que es un problema europeo, no solo mediterráneo”. Estima que para hacer frente a todas estas cuestiones “se debe encontrar el equilibrio entre personas y medios, combinando dos factores, la moral de la tropa y su cohesión interna”. Respecto a la vuelta del servicio militar, estimó, por las características de la sociedad actual que tendría que ser voluntario y adaptado a la realidad actual de nuestros jóvenes.

Reconoció igualmente que en el “Ejército podríamos haber insistido en que la sociedad nos conociese con mayor detalle. Pero esto está cambiando estamos dándonos a conocer porque es imposible querer lo que no se conoce”. Por otro lado, subrayó “hay que convencer a nuestros ciudadanos de que la seguridad tiene un precio y es indispensable para alcanzar una serie de valores que el mundo occidental considera, fundamentales: la libertad, la igualdad, la justicia o la democracia. Para todo ello, necesitamos garantizar la seguridad, la seguridad tiene un precio”. En clave interna, la situación de Cataluña, desde la perspectiva de la seguridad, no le preocupa, entiende que la Guardia Civil y la Policía Nacional tienen sobrada capacidad para cumplir con su misión adecuadamente.

El Ejercito y Sevilla

El Teniente General Jefe de la Fuerza Terrestre concluyó su intervención resaltando que el “Ejercito es sociedad, y necesita sentirse sociedad. Su razón de ser es el servicio a los demás que va más allá de la solidaridad”. Afirmó que “el Ejercito se ha revalorizado socialmente en los últimos años, por un doble motivo, su participación en misiones exteriores y por su participación en situaciones de emergencia, catástrofes, etc. El Ejercito produce seguridad. Por ello, la política de Defensa debe de ser una política de Estado, como la Educación”.

Gómez de Salazar resaltó que los que “no somos sevillanos valoramos el interés que existe por las tradiciones en Sevilla”. Valoró muy positivamente también la relación que tiene la sociedad sevillana con las Fuerzas Armadas que estima que “es impecable, uno se siente valorado y acogido”. Indicó, que en Sevilla “se agradece vernos de uniforme en los actos, eso no ocurre en todos los rincones de España. Hay sitios donde todavía convivimos con residuos de hostilidad”.

Finalizó esta nueva sesión de Diálogos sobre Sevilla con el agradecimiento del director general de CEU Andalucía, Juan Carlos Hernández Buades, a todos los presentes.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016