domingo, 21 julio 2019
20:03
, última actualización
Patrimonio

El Puerto «dará uso» al puente de Alfonso XIII y rehabilitará las naves de la Raza

El nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, ha visitado los muelles del Puerto junto a la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo

14 mar 2019 / 16:34 h - Actualizado: 14 mar 2019 / 17:02 h.
  • Imagen del Puente Alfonso XIII en su ubicación original. / El Correo
    Imagen del Puente Alfonso XIII en su ubicación original. / El Correo

El nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, ha apostado este jueves por "integrar" el antiguo puente basculante de Alfonso XIII, construido con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, propiedad del Puerto e instalado desde hace años en una parcela colindante a la avenida de la Raza, y "darle uso".

Así lo ha manifestado este jueves Rafael Carmona, durante una visita a los muelles del Puerto junto a la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, con quien ha recordado que en su actual ubicación "no es posible" aprovechar este puente como pasarela, toda vez que ya en 2003 "no se autorizó su traslado a otro sitio" y "se entendía que su ubicación tendría que ser en torno a esa zona donde se construyó", en referencia al tramo del río donde esta emblemática infraestructura conectaba ambas márgenes del brazo urbano del Guadalquivir hasta su retirada al ser sustituido por el puente de las Delicias.

El Puerto «dará uso» al puente de Alfonso XIII y rehabilitará las naves de la Raza
El puente de Alfonso XIII en su ubicación actual. / El Correo

El puente basculante de la Expo del 29

El antiguo puente basculante de Alfonso XIII o simplemente "de hierro", legado de la Exposición Iberoamericana celebrada en Sevilla en 1929, fue desmantelado de su emplazamiento original en 1992 y desde 2003 está depositado en un espacio vallado ubicado en la avenida de la Raza, perteneciente a la Autoridad Portuaria, que ostenta la titularidad de esta infraestructura metálica que otrora formaba parte del paisaje fluvial de Sevilla.

Si bien el puente no goza de una declaración de bien de interés cultural (BIC), sí contaría con un nivel de protección "global" a través del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla, pero simplemente por su ubicación en el sector Puerto del Conjunto Histórico Artístico de la ciudad.

El destino de este emblemático puente basculante, así como su estado de conservación, sobrevuela cíclicamente el debate público de la ciudad.

En 2012, por ejemplo, el Ayuntamiento desestimaba las alegaciones promovidas por la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa), Ecologistas en Acción y la asociación 'Planuente', para que la modificación puntual del plan especial de protección del subsector 27.3 del Conjunto Histórico hispalense, relativo a las instalaciones portuarias, "mantuviera la protección integral" del antiguo puente y fijase un emplazamiento "definitivo" para él, según un documento de la época recogido por Europa Press.

El Puerto «dará uso» al puente de Alfonso XIII y rehabilitará las naves de la Raza
El puente de Alfonso XIII en su ubicación actual. / El Correo

Los ‘expolios’

Años después, la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz concluía una queja de oficio emprendida en 2014 por los "diferentes actos de expolio" sufridos por aquel entonces por el puente, señalando el "robo masivo de las barandillas de hierro y de las bolas características que decoraban los pasamanos" de esta obra de ingeniería industrial, toda vez que en diciembre de 2016, el Ayuntamiento hispalense aprobaba un convenio de colaboración con la Autoridad Portuaria, para acometer un análisis conjunto de las alternativas para la puesta en valor, conservación e integración del antiguo puente.

Más recientemente, Ecologistas en Acción y Adepa avisaban de que el nuevo Plan Estratégico diseñado por la Autoridad Portuaria de Sevilla para el periodo comprendido hasta 2025 "ignora" el destino del citado y emblemático puente.

Según exponían, el plano general del citado documento señala el muelle de Tablada, paralelo a la avenida de La Raza, como de "uso portuario y los terrenos más al sur como de uso logístico, industrial o diverso, pero precisamente la parcela donde se halla depositado el puente queda sin asignación de uso".

Además, señalan estos grupos que a las parcelas que colindan con la del puente por el sur, hasta el puente del Centenario, "se las destina mayoritariamente a uso logístico, industrial o diverso, por lo que no se ha atendido una de las principales reivindicaciones", en alusión a la demanda de que en dichas parcelas colindantes no pudiesen instalarse "actividades que fuesen incompatibles o degradantes de los valores ambientales, paisajísticos y de uso que se pretenden potenciar en el recinto donde yace el viejo puente".

La situación y devenir de este puente metálico, en ese sentido, ha dado pie a una nueva queja de oficio por parte de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, así como a nuevas gestiones por parte de las asociaciones 'Planuente' y Ecologistas en Acción.

Las naves de la Raza

El Puerto «dará uso» al puente de Alfonso XIII y rehabilitará las naves de la Raza
Imagen de las naves de la avenida de la Raza. / Google Maps

Igualmente la Autoridad Portuaria de Sevilla tiene previsto rehabilitar las antiguas naves de la avenida de la Raza, que datan de la época de la exposición iberoamericana de 1929, al objeto de "desafectarlas" y que cobren "vida" mediante la introducción de "usos compatibles" con el "abrazo" de la trama urbana de la capital andaluza a las instalaciones del Puerto en dicho entorno. Ha explicado que las concesiones administrativas otorgadas por la institución para el uso de tales naves, marcadas por sus fachadas de ladrillo visto y la cerámica con motivos frutales de sus dinteles, "vencen en un plazo que va no más allá de dos años".

Aprovechando dicho escenario y merced al Plan Estratégico del Puerto, según Rafael Carmona, la Autoridad Portuaria de Sevilla pretende "rehabilitar" tales edificaciones y promover que sean destinadas a "usos compatibles con el abrazo" de la trama urbana de la ciudad a los dominios del puerto en esa margen del río.

Se trata, según ha precisado, de que estas antiguas naves, algunas de las cuales ya acogen negocios como un parque infantil o un establecimiento del sector textil, acojan usos "adecuados" con la nueva "relación" entre la ciudad y el Puerto prevista para esa zona.

Así, ha aludido a actividades relacionadas con el ocio, poniendo como ejemplo las diferentes actividades de ocio y restauración incorporadas al Muelle de las Delicias tras su recuperación. "Hay que darles vida", ha dicho Rafael Carmona con relación a las citadas naves, mientras la consejera ha explicado que a través de las competencias en materia de ordenación del territorio, su departamento va a "facilitar los proyectos importantes" del Puerto, agilizando los trámites y gestiones y dando así "empuje" a iniciativas que generen "oportunidades y empleo".


Todos los vídeos de Semana Santa 2016