domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización

El triunfo de los dobles grados

Con Física y Matemáticas a la cabeza, las titulaciones compuestas acaparan la mitad de las carreras más demandas por los estudiante sevillanos

09 jun 2017 / 20:26 h - Actualizado: 11 jun 2017 / 20:56 h.
  • Un examen de selectividad del curso pasado en la Pablo de Olavide. / UPO
    Un examen de selectividad del curso pasado en la Pablo de Olavide. / UPO
  • El triunfo de los dobles grados

Que para cursar determinados grados conviene apretar los codos desde el momento mismo en el que se empieza el Bachillerato quedó claro con las notas de corte del curso pasado. Porque hasta 12 titulaciones de la Universidad de Sevilla (US) colocaron el listón por encima del 12, con el doble grado en Física y Matemáticas en cabeza con un tremendo 13,525. En la Pablo de Olavide (UPO) tampoco es sencillo acceder a los grados más demandados: uno de cada tres requirieron más de un 10, y los tres primeros más de un 12. Así quedaron las notas de corte después de la selectividad, si bien en algunos grados acabaron ligeramente por debajo en septiembre.

No es descabellado pensar que la tendencia será muy parecida para el próximo curso, con titulaciones con buenas perspectivas laborales en los primeros puestos de las preferencias de los universitarios de nuevo cuño.

De hecho, casi dan ganas de destacar el Doble grado en Humanidades y Traducción (Inglés) de la UPO, que ocupa el tercer escalón en la Olavide con un 12,022 y que es la única carrera que podría asociarse estrictamente al tradicional ámbito de las letras. Sí es cierto que en la US hay una elevada demanda de Periodismo y Comunicación Audiovisual, para la que se necesita un 12,382, y que Derecho también resulta atractivo cuando se combina con Económicas (12,29 en la US) o con Criminología (un 11,396 en la Olavide).

Lo que es indiscutible es el primer puesto que ocupa el doble grado en Física y Matemáticas de la Hispalense. Aparece luego, rozando el 13, una de las titulaciones clásicas de la US, Medicina, seguida a cinco milésimas por la menos tradicional Biomedicina básica y experimental. Porque ésa es otra característica del listado de la más antigua universidad sevillana: la alternancia de grados, podría decirse, de toda la vida (Medicina, Odontología) con titulaciones más novedosas.

Es también una evidencia la preeminencia de los dobles grados. En la US, seis de los 12 primeros puestos los ocupan titulaciones dobles. En la Olavide ocurre exactamente lo mismo: la mitad de los estudios más demandados son dobles grados.

Lo cierto es que, además de la enorme dificultad de acabar el Bachillerato y la selectividad con una nota media de 13,525, animarse a cursar el doble grado de Física y Matemáticas implica también la certeza de que algunos de los más brillantes estudiantes sevillanos estarán en esa misma clase. Un dato revelador: de los cuatro alumnos con mejor nota en la selectividad el curso pasado, una planeaba estudiar Medicina. El resto, los otros tres, Física y Matemáticas. Advertido queda.

En la parte baja

En el listado de notas de corte de la Olavide hay un único grado que se imparte en el propio campus –y no en centros adscritos– al que el curso pasado se accedió con un cinco: el grado en Geografía e Historia. En la Universidad de Sevilla, excluyendo también los centros adscritos, hay cuatro: Edificación, Estudios Árabes e Islámicos, Finanzas y Contabilidad e Ingeniería Agrícola.

En la US, la parte baja del listado es como para reabrir el debate de la importancia de las humanidades en la universidad, y en la sociedad, actuales. Porque los grados que se sitúan justo por encima de los cuatro a los que se accedió con un cinco son humanidades sí o sí. En orden inverso, son Filología Clásica (5,056), Geografía y Gestión del Territorio (5,911), Lengua y Literatura Alemanas (5,945), Filología Hispánica (5,976), e Historia del Arte (6,395).

A estas alturas, queda claro que las dos universidades sevillanas, además de su enorme diferencia de tamaño, tienen filosofías diferentes y distintas ofertas académicas. Porque la cola de las notas de corte en la UPO es diferente, aunque también tienen hueco –se ve que es una tendencia generalizada–, las humanidades, con el cinco pelado que se necesita para entrar en Geografía e Historia. De hecho, Humanidades es el penúltimo grado por su nota de acceso, con un 5, 405. Pero la cosa cambia a partir de ahí. Porque con un 5,975 se pudo acceder al grado en Análisis Económico y con un 6,170 al grado en Finanzas y Contabilidad. La economía, que en grados simples tampoco tiene tanto tirón.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016