sábado, 23 marzo 2019
21:31
, última actualización

En defensa de la Torre de Don Fadrique

Los vecinos de San Lorenzo se movilizan por la visibilidad de este monumento BIC. Piden no incrementar la edificabilidad que había con el proyecto de construcción de pisos en un solar colindante.

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
26 oct 2018 / 14:49 h - Actualizado: 26 oct 2018 / 18:27 h.
  • En defensa de la Torre de Don Fadrique

Es uno de los edificios civiles más antiguos de Sevilla –data del siglo XIII- y también de los más desconocidos. Se trata de la Torre de Don Fadrique, en el entorno del convento de Santa Clara, en pleno centro de la ciudad. Los vecinos del Casco Histórico-San Lorenzo denuncian las amenazas que ciernen sobre este monumento, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), y su espacio más cercano después de que se haya proyectado la construcción de una promoción de 18 viviendas, de dos plantas más ático, que «ocultaría aún más la visibilidad» de esta emblemática torre para los residentes de la zona y «para los que nos visitan y transitan a diario por las calles Santa Clara y Lumbreras».

Las primeras alarmas saltaron hace un año cuando en la página web de la empresa constructora se anunciaba la edificación de viviendas de varias plantas en el solar contiguo a la torre y al convento en las parcelas 48 y 50 de la calle Santa Clara, antes dedicadas a corrales artesanales que apenas superaban la altura de una planta. En uno de los paneles expuestos en la web y luego retirados de la promoción, se podía contemplar la recreación de unas azoteas con piscinas en la plata superior que ocultaban por completo el segundo paño del citado monumento.

El malestar vecinal se canalizó en primer lugar creando la Plataforma Ciudadana para la Defensa de la Torre de Don Fadrique, que denunció al Ayutamiento de Sevilla que la ejecución de esta promoción inmobiliaria suponía «el incremento espectacular de la volumetría actualmente construida» y un «daño irreparable» hacía un BIC, dejándolo «más oculto de lo que está» y «dificultando su contemplación y disfrute por parte de la ciudadanía y desde el resto de miradores de la ciudad».

En los primeros escritos remitidos al distrito Casco Antiguo, se exponía además que la parcela en cuestión cuenta con una protección municipal al aplicarse el Plan Especial de Protección del Sector 9 San Lorenzo-San Vicente, aprobado el 28/12/2000 y del subsector UA-C-1 Torre Don Fadrique, que «están hoy vigentes». De hecho, recuerda la plataforma que, en sus artículos 20-23 se establece que «la altura de la edificación será de una planta con un máximo de seis metros con veinte centímetros», que «la edificabilidad no podrá sobrepasar en ningún caso la cantidad de 1.100 metros cuadrados de techo construido» y que «la ocupación máxima de la parcela cuando se destine a uso residencial será del 20% de la misma».

Sin embargo, tras consultas y escritos a la Gerencia de Urbanismo, los vecinos de San Lorenzo se han topado con «una sorpresa». Al parecer en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) «se han ignorado todas estas catalogaciones y se ha grafiado en su plano 12-12 (la citada parcela) con una calificación del Centro Histórico y tres plantas más ático de altura, sin más detalles». Ello, y que hace unos meses comenzó el derribo de los corrales artesanales y los trabajos de excavaciones, ha elevado todavía más el enfado vecinal. «No entendemos cuándo y por qué motivos se ha obviado una catalogación del Plan Especial de San Lorenzo, y ahora ya no hay traba alguna para construir los bloques de pisos que se quieran», se lamentan desde la plataforma, que han recogido firmas de apoyo y han llevado el tema «hasta en tres ocasiones» a la junta municipal del distrito.

Hace unos días además han recibido la respuesta a la mediación del Defensor del Pueblo Andaluz. En su escrito, «se remite a transmitir la respuesta que repite la Gerencia de Urbanismo sobre que en el PGOU no se recoge lo del Plan Especial de San Lorenzo». Algo que nos les termina de cuadrar a los representantes de la plataforma ciudadana, que han contado además con un informe de apoyo de la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa). Esta entidad ha tildado de «grave error material en el PGOU» todo lo concerniente al entorno de la Torre de Don Fadrique en cuanto a que la aparición de unos bloques de viviendas suponen «una alteración al paisaje histórico».

Desde la plataforma se sigue solicitando al Ayuntamiento de Sevilla la revisión de este proyecto en base a «no incrementar la edificabilidad que había originalmente», el fomento de «espacios públicos», «el mayor grado de protección y conservación del patrimonio cultural» con el objetivo de «un menor impacto ambiental y paisajístico». No obstante, reconocen que se han encontrado con «una política de hechos consumados» en la que se ha perdido una ocasión idónea para poner en valor la Torre Don Fadrique y el entorno de Santa Clara. «Es una oportunidad perdida porque se podría haber aprovechado para hacer más visible y visitable toda esta zona monumental”. De hecho, recuerdan que existe un proyecto que contemplaba abrir este recinto a la ciudadanía en general.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016