viernes, 23 junio 2017
21:17
, última actualización
Ayuntamiento

Espadas encara el debate sobre el estado de su nueva realidad

El giro de IU y Participa, que desafían al alcalde a presentar una cuestión de confianza, marca el pleno que hace balance del ecuador de mandato

18 jun 2017 / 22:26 h - Actualizado: 18 jun 2017 / 23:38 h.
  • Espadas encara el debate sobre el estado de su nueva realidad
    Espadas, con rostro serio, observa el pleno junto a sus ediles Muñoz y Castaño. / Jesus Barrera

El alcalde, Juan Espadas, se enfrenta hoy al debate sobre el estado de la ciudad, pero también de su realidad como mandatario hispalense. Durante dos años, ha hecho de su debilidad, la de 11 de 31 ediles, una fortaleza, al saber conjugar sus cartas para no quedarse cojo ni en los presupuestos ni en las ordenanzas fiscales ni en innumerables acciones de gobierno. El giro estratégico de IU y Participa, que prometen batalla e incluso avisan de manifestaciones hoy mismo en las inmediaciones de la Plaza Nueva, ha supuesto quitarle la red de protección a un regidor que, hasta ahora, actuaba como un gran equilibrista.

Pese a eso, no se atisba un debate muy diferente del de hace un año, cuando fue una pugna de cuatro partidos políticos tomando posiciones en el frente contra la gestión del PSOE. Las declaraciones formuladas por los portavoces de los cuatro grupos municipales en la oposición, dejan a las claras que no darán concesión alguna a Espadas. Ni siquiera Ciudadanos, que en la negociación siempre es el más condescendiente con la labor de gobierno, con el que tiene varios acuerdos rubricados, se saldrá de ese guión marcado desde hace días de ahondar en esa debilidad de la minoría. Hasta IU y Participa le desafían a que presente una cuestión de confianza que, con la aritmética plenaria, supondría un suicidio político que no ejecutaría ningún dirigente.

Por eso, frente al clima generado por la oposición, el alcalde cuenta con la ventaja de que se enfrenta a un debate, no a un pulso de votos. Y, por otro lado, cuenta con una gestión que, viendo el último mes y medio de presentaciones, inauguraciones y líneas de acción, ha sido al menos productivo. La vuelta de los placeros a la estación de Cádiz, el nuevo centro de la bicicleta, el germen de los futuros autobuses de tránsito rápido (BTR) en Sevilla Este, la comisaría de Bellavista o los futuros proyectos, con fecha de inicio, como el tanque de tormentas de la avenida Kansas City, la peatonalización del entorno de la basílica de la Macarena o la pasarela de Torneo tuvieron su puesta de largo antes del parón veraniego y en apenas un plazo de un mes y medio. Y, aunque el alcalde asegura que forma parte del trabajo de despacho, la oportunidad de su presentación en el mes de julio, justo en el ecuador de mandato es indudable. A todo ello, sabe que el verdadero reto, más que en este debate, estará en septiembre, cuando los que validaron sus presupuestos, Ciudadanos –con un sí– y Participa –con su abstención– revisarán su cumplimiento y determinarán si sigue contando con todas las bendiciones o se inicia una travesía en el desierto en el que la gobernabilidad podría ser más que complicada. ~


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016