domingo, 15 septiembre 2019
19:36
, última actualización

Espadas ofrecerá a Interior una parcela en Nervión para desbloquear la Gavidia

Una vez aceptada, la antigua comisaría sería por fin de propiedad municipal. El alcalde confía en acordar este mes el futuro uso del inmueble con la oposición y el inicio de la tramitación urbanística

02 ene 2018 / 18:52 h - Actualizado: 02 ene 2018 / 20:54 h.
  • El Ayuntamiento decidirá este mes de enero qué proyecto se desarrollará en la antigua comisaría. / Manuel Gómez
    El Ayuntamiento decidirá este mes de enero qué proyecto se desarrollará en la antigua comisaría. / Manuel Gómez

2018 promete ser el año de la Gavidia. La antigua comisaría, que lleva más de 13 años sin uso, acaricia ya el final de un largo proceso en el que ha pasado de centro comercial a hotel pasando por un amago de derribo. Y todo esto sin ser del todo propiedad municipal. Precisamente éste es el próximo paso en el que quiere avanzar el gobierno local. Será este mismo mes cuando el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, eleve un ofrecimiento a Interior en el que planteará la cesión de una parcela en los terrenos de Cruzcampo para que el ministerio levante en ellos una comisaría de Policía.

Con esta medida, que deberá ser aceptada por el Gobierno Central, se cumpliría por fin con todos los términos del acuerdo sellado hace más de una década con el Estado. Un acuerdo para que la propiedad de la antigua comisaría pasase a manos del Consistorio hispalense a cambio del pago de una cuantía económica y a la cesión de cuatro terrenos en los que Interior construiría sendas dependencias de Policía Nacional. Desde entonces, el gobierno municipal ha ido cumpliendo lentamente con lo pactado, aunque no ha concluido la liquidación completa, lo que le ha llevado a pedir una prórroga tras otra. Hasta ahora. Pues, como avanzó ayer el alcalde en una entrevista en la Cadena Ser, el Consistorio tiene ya una oferta para saldar esa última deuda.

«Puedo anunciar, sin temor a equivocarme, que este año es el en que la Gavidia pasará a ser historia entre las asignaturas pendientes. Vamos a conseguir enfocarla de una vez por todas, independientemente de que su obra y adaptación consuma parte del 2019», dijo el alcalde.

En concreto, Espadas ofrecerá a Interior una parcela de 2.000 metros cuadrados en los terrenos de la antigua fábrica de Cruzcampo en Nervión localizada en la zona más pegada a San Pablo, entre las calles Tarso y Ada. Una vez que el Estado de su visto bueno, el Ayuntamiento tendrá que promover una modificación del plan especial para liberar estos suelos.

Consumado este paso, Sevilla sería por fin la propietaria de la antigua comisaría, que data de 1962, y esto «permitiría decidir cuál es su uso futuro» al gobierno local. Para ello, la intención del regidor hispalense es convocar «a la vuelta de las vacaciones» a todos los grupos para plantear las distintas opciones de inversión privada que había sobre la mesa». «Llega el momento de la toma de decisiones, que no es solo del gobierno porque se necesita una mayoría cualificada para iniciar la tramitación urbanística», explicó el alcalde quien insistió en que este acuerdo se producirá este mes de enero.

Descartado su uso como superficie comercial, el alcalde recordó que las opciones que se barajan son el desarrollo de proyectos hoteleros, incluso alguno permitiría asociarlo al uso cultural de San Hermenegildo, o bien un espacio para la salud o el deporte, ambas con sobrada solvencia económica. Además, el Consistorio cuenta con un planteamiento realizado por «un grupo de arquitectos», la asociación Entreadoquines, que promueve un proyecto socio cultural.

Metro, tranvía y Batán

El alcalde también abordó el estado de otros proyectos que, como la Gavidia, están pendientes de una solución. Así, aseguró que, tanto el proyecto para los suelos del Batán –ahora Sevilla Park– como la ampliación del tranvía a Santa Justa están en tramitación administrativa. «Que no se sepa nada no significa que no se haga nada». En el primer caso, el siguiente paso depende de que CLH encuentre un terreno para el traslado de sus depósitos y en el segundo, el alcalde explicó que ya cuenta con un informe de la Junta y que, acabado el plazo de alegaciones –finalizó en diciembre– se trabaja ahora para incorporarlas. En cualquier caso, espera que esté licitada la obra en 2018.

Sobre la ansiada y esperada ampliación del Metro, el alcalde dijo estar pendiente de la reunión con el Ministerio. Una cita que ya ha solicitado el consejero de la Junta de Andalucía y a la que acudirá el regidor hispalense. «No va a haber ningún problema por nuestra parte y espero que la reunión sea en enero. Lo fundamental en 2018 es desbloquear la financiación, contar con la voluntad firmada de las Administraciones. Luego para pagarlo se pueden dar distintos escenarios» explicó Espadas, quien afirmó que «si vamos los tres de la mano tendremos más posibilidades» de acceder a financiación europea.

Finalmente, el alcalde tuvo tiempo de presumir sobre las cifras que ha dejado el Turismo en 2017. «Va a cerrar como el mejor año. El objetivo está conseguido pero no hay que dormirse en los laureles», advirtió. Para ello apostó por «introducir elementos nuevos si queremos seguir creciendo».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016