martes, 25 junio 2019
14:13
, última actualización

La Alfalfa vuelve a ser víctima de los efectos de la movida

La plataforma Alfalfa Degradada advierte de que se ha relajado el dispositivo y que han regresado los problemas con el buen tiempo

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
19 may 2016 / 21:30 h - Actualizado: 20 may 2016 / 08:44 h.
  • Gente joven en la calle Benito Pérez Galdós, epicentro de la movida de la Alfalfa. / El Correo
    Gente joven en la calle Benito Pérez Galdós, epicentro de la movida de la Alfalfa. / El Correo

La llegada del buen tiempo ha traído la vuelta de la movida a las calles de la Alfalfa, con las consiguientes molestias para los vecinos. Gritos de madrugada, vandalismo del mobiliario urbano, orines en las puertas de las viviendas... «Queremos que se recupere la presencia policial y que se apliquen medidas coercitivas a todo el que incumpla la Ley, incluidos los bares, para garantizar el derecho al descanso de los que vivimos aquí», reivindican desde la Plataforma Alfalfa Degradada.

Los vecinos explican que se han reunido recientemente para abordar el repunte de la movida y buscar soluciones. A su juicio, estas pasarían por «un dispositivo policial permanente» que disperse las concentraciones de jóvenes estudiantes Erasmus que «han vuelto a tomar las calles hasta altas horas de la madrugada como prolongación de los pequeños bares que hay en toda la zona».

Los últimos días han sido especialmente activos en las calles Pérez Galdós y Don Alonso El Sabio. Prueba de ello es el vídeo que ha colgado la plataforma vecinal en su perfil de facebook con el comentario Imposible descansar: «Queremos evitar las situaciones de descontrol, las peleas, la suciedad, los vasos rotos...», ha enumerado Silvia de Carrión, portavoz de la plataforma, en una retahíla que casi se repite desde hace años, con la excepción de los meses en los que se montó el dispositivo. «Estamos desesperados», indice De Carrión, antes de poner el ejemplo de que hace sólo unos días «amaneció arrancada de cuajo la señal de tráfico de una calle».

Ante esta situación y a la espera de que el Ayuntamiento atienda a sus demandas, los vecinos proponen que, además de vigilancia, se coloquen «señales indicativas de actividades punibles», que, como vienen denunciando, se producen en la Alfalfa «con total impunidad y a vista de todos». También los residentes afectados quieren que desde el gobierno local se indique con paneles informativos que se trata de una Zona Acústicamente Saturada (ZAS) para que «se respete el derecho al descanso» en estas calles. «Necesitamos una actuación policial contundente. Llega el buen tiempo y vuelven los ruidos. Hay vecinos que se han ido de sus pisos porque no aguantan más», concluyen.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016