domingo, 17 diciembre 2017
20:40
, última actualización
Taxi

Los VTC alertan: «En el taxi existen grupos violentos con estructura de organización criminal»

El sector de los vehículos de transporte concertado ha debatido con la fiscal jefe de Sevilla la «insostenible situación de violencia» que sufren los conductores que ejercen esta actividad

18 may 2017 / 14:03 h - Actualizado: 18 may 2017 / 19:24 h.
  • Representantes de Unauto en rueda de prensa. / El Correo
    Representantes de Unauto en rueda de prensa. / El Correo

La Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), que agrupa al sector de los vehículos de transporte concertado (VTC), ha debatido este jueves con la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, la «insostenible situación de violencia» que sufren los conductores que ejercen esta actividad. Y es que según esta entidad, entre los taxistas de Sevilla, Madrid o Barcelona existen «grupos violentos con estructura de organización criminal y objetivos mafiosos».

Tras la mencionada reunión con Segarra, Unauto ha celebrado también en Sevilla una reunión de su junta directiva nacional, seguida de una rueda de prensa protagonizada por el presidente de la organización, Eduardo Martín; el secretario general, José María Goñi; y el vicepresidente segundo, Pablo García.

Durante su rueda de prensa, los representantes de Unauto han informado de que con María José Segarra, han tratado la «insostenible situación de violencia» que padecen los conductores de VTC que prestan servicios en Sevilla para empresas de alquiler de coches con chófer como Cabify. En los últimos seis meses, según Pablo García, Unauto ha denunciado «más de 40 altercados» en la ciudad hispalense, aunque «los incidentes por taxistas que amenazan, persiguen o coaccionan a los conductores (de VTC) ocurren prácticamente a diario».

Los altercados, como han recordado, tocaron techo recientemente, al ser incendiados nueve turismos VTC desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de Cabify, con motivo de la Feria de Abril.

Eduardo Martín, en ese sentido, ha explicado que la Fiscalía tiene incoadas diligencias de investigación tanto por la dinámica de «agresiones, coacciones y amenazas» que sufren los conductores de VTC presuntamente a manos de taxistas de Sevilla, como por el mencionado incendio de nueve turismos destinados a esta actividad. «La Fiscalía nos da un mensaje tranquilizador, porque van a continuar las investigaciones», ha dicho, manifestando el deseo de que las pesquisas deriven en «detenciones».

Y es que los representantes de Unauto reclaman que «se ponga fin a la mafia que existe en el sector del taxi». «Entre los taxistas hay muchísimos profesionales muy honestos, pero tenemos muy claro que en el sector hay enquistados grupos violentos con estructura de organización criminal y objetivos mafiosos, que no sólo operan en ciudades como Sevilla, Madrid o Barcelona, sino que están intentando extender sus tentáculos a otras capitales como Málaga o Valencia», ha enfatizado José María Goñi.

«OBJETIVOS MAFIOSOS»

Para Goñi, hay «indicios más que suficientes» para pensar que estos supuestos grupos de taxistas violentos «están coordinados entre sí» a la hora perseguir sus «objetivos mafiosos». En cualquier caso, los representantes de Unauto están «satisfechos» de su reunión con la fiscal jefe de Sevilla, llamando a «dejar trabajar» a la Fiscalía y los investigadores de la Policía Nacional y la Guardia Civil que indagan las diferentes situaciones denunciadas.

Finalmente, han defendido que frente a los intentos del sector del taxi por continuar con un «monopolio», el alquiler de coches con conductor es una opción de transporte urbano «plenamente legal» que ofrece servicios «de lujo» a precios «asequibles». «Los taxistas piensan que los clientes son de su propiedad, cuando el cliente tiene derecho a elegir libremente entre las opciones», han enfatizado.

Desde que allá por septiembre de 2016 Cabify desembarcase en Sevilla capital, dicha empresa y otras de su sector han venido denunciando no pocas situaciones de violencia, acoso o coacciones a sus conductores, mientras el sector hispalense del taxi alerta de presuntas situaciones de «intrusismo» protagonizadas por conductores de vehículos de transporte concertado, cuya regulación es diferente a la de los taxis y más restrictiva.

TAXISTAS INVESTIGADOS

La Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía, en tal contexto, investiga actualmente a 27 taxistas, por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de vehículos con licencia de transporte concertado, con relación a los trayectos al aeropuerto hispalense de San Pablo, cuya parada estaría supuestamente acaparada por un grupo concreto de taxistas.

La situación, en cualquier caso, tocó techo la madrugada del martes de la última edición de la Feria de Abril. Aquella noche, resultaron incendiados nueve turismos desplazados a Sevilla para reforzar los servicios de la empresa Cabify, con motivo de la Feria, en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos donde descansaban sus conductores.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rinconada se ha hecho cargo de investigar este incendio, con «apoyo técnico» del equipo de incendios del laboratorio de criminalística de la IV Zona de la Guardia Civil de Andalucía.

El más reciente de los altercados habría ocurrido, no obstante, hace pocos días. En concreto, un conductor de vehículos de transporte concertado que trabaja para la empresa de alquiler de coches con chófer Cabify ha denunciado ante la Policía Local hispalense, que el pasado 12 de mayo un taxista profirió insultos y amenazas contra él y sus pasajeros. «Vamos a acabar con todos vosotros. Vais a acabar todos quemados», figura en la denuncia, recogida por Europa Press, respecto a las supuestas amenazas del taxista.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016