lunes, 21 agosto 2017
15:38
, última actualización
El verano llega a Sevilla

Más baratos y con terrazas

Turismo. Veranear en Sevilla sienta bien al bolsillo. La ciudad se lanza a la conquista del viajero. No tenemos pirámides, pero sí una oferta hotelera y una paz difícil de superar

20 jun 2017 / 06:19 h - Actualizado: 20 jun 2017 / 06:19 h.
  • Responsables políticos y del sector hotelero, durante la presentación del programa SummerTime Hotel, hace unos días en el Hotel Fernando III de Sevilla. / El Correo
    Responsables políticos y del sector hotelero, durante la presentación del programa SummerTime Hotel, hace unos días en el Hotel Fernando III de Sevilla. / El Correo
  • Más baratos y con terrazas

Hasta hace no demasiado Sevilla arrojaba la porción de la tarta del turismo cuando llegaba el verano. ¿Cómo vender una ciudad en la que el mercurio se instala durante semanas en los 40º y que carece de pirámides y de playa? Luego, tímidamente, surgieron las Noches del Alcázar; y la posibilidad de pasear por unos jardines históricos y escuchar música todos los días del estío. El ciclo, que continúa, empezó a concitar a locales y turistas; al menos a los que conseguían llegar a la noche sin los zapatos derretidos. Y así, poco a poco, los políticos y el sector de la hostelería se dieron la mano en pos de un empeño; que era el más difícil todavía, resultar atractivos en verano.

«Hay que vender la idea de que Sevilla no es un páramo en verano, de que no dejan de pasar cosas, como los conciertos del Alcázar, como Nocturama, como todas las exposiciones que hay en la ciudad», dijo hace unos días el delegado de Turismo, Antonio Muñoz, en un acto, en el Hotel Fernando III, en el que también –¡cómo no!– se habló de la oferta hotelera, y expresamente, de las piscinas. Con la intención de impulsar las pernoctaciones durante los meses estivales, la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia diseñó en 2016 la estrategia Summer Hotel Time, un proyecto que ha reeditado también este año. El objetivo es mostrar la ciudad desde el punto de vista de las terrazas, jardines y espacios abiertos de los hoteles sevillanos. Lugares que ofrecen «impresionantes vistas o atardeceres» y que son una alternativa al ocio «dirigida a satisfacer los sentidos, pausada, aunque no exenta de diversión y pensada para un público adulto», explican desde la patronal hotelera.

Además, hay un dato a nuestro favor. Hace calor, mucha, sí; pero... Sevilla es la ciudad más barata para veranear, con un coste un 21,7 por ciento debajo de la media, según publicó la web Kelisto.es. Por ejemplo, la nuestra es la urbe española más asequible para disfrutar de una cena para dos y de una cerveza. Nos sigue de cerca la vecina Córdoba, en la que se puede veranear un 16,3 más barato que la media. La más cara es San Sebastián, donde pasar julio y agosto cuesta un 26,99 por ciento el coste medio. «Al igual que hay quienes viajan a Egipto o África, que son destinos de calor, también se puede venir a Sevilla. Cuando se tiene interés no importa nada más», insistió hace unos meses el concejal Muñoz. «Se pueden combatir las altas temperaturas con una completa agenda cultural también en estos meses y, por supuesto, con el respaldo del gremio de hosteleros y hoteleros», insiste. Y, de momento, el asunto parece que no está cayendo en saco roto. No sabemos qué sucederá este verano pero si miramos un poco al pasado recordamos cómo, en 2016, fueron 197.958 personas las que eligieron Sevilla en el mes de julio, lo que supuso un crecimiento del 14,04 por ciento respecto al mismo periodo de 2015. «Hay que compaginar el turismo del patrimonio de la ciudad, que se vende prácticamente solo, con Doñana y otros municipios cercanos que complementan esa oferta», opina el alcalde, Juan Espadas, para lo que se trabaja codo con codo con la Diputación en pos del turismo histórico y de naturaleza que esta ofrece. Para junio se esperan 223.472 viajeros alojados en hoteles de la ciudad, con 444.278 pernoctaciones y un grado de ocupación hotelera por habitación de un 78,35 por ciento. Para julio la previsión es de 190.376 viajeros alojados en hoteles, con 382.480 pernoctaciones y 64,42 por ciento de grado de ocupación media.

Con 24 establecimientos adheridos al programa Summer Time Hotel, estos acogerán conciertos, mercadillos solidarios, fiestas o catas alrededor de sus terrazas y piscinas (que también pretenden atraer al sevillano). Para conocer toda la información sobre cada una de estas terrazas se ha creado la APP Espacios Míticos, que recoge toda la información de los hoteles que participan, dónde están, fotografías... Fuera del casco histórico, y a pocos kilómetros de la capital, Alcalá de Guadaíra, Carmona o Benacazón son algunos de los pueblos que participan también en la aventura de conquistar el corazón del turista que deshoja la margarita: ¿Nos vamos a Sevilla o mejor a Tombuctú? ~


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016