martes, 15 agosto 2017
23:57
, última actualización
Turismo

Muñoz insiste en implantar la tasa turística «para ser competitivos»

El delegado de Turismo asegura que no es un elemento disuasorio para los visitantes, «todo lo contrario». Lamenta que la Junta no contemple la modificación de la ley para su implantación

14 nov 2016 / 15:51 h - Actualizado: 15 nov 2016 / 07:00 h.
  • El gerente de Turismo, Antonio Jiménez, el delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz, y el gerente de Fibes, Jesús Rojas. / El Correo
    El gerente de Turismo, Antonio Jiménez, el delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz, y el gerente de Fibes, Jesús Rojas. / El Correo

Sevilla vive un momento dulce turísticamente hablando. Los datos de récord respaldan, mes a mes, que «2016 situará a la capital hispalense en una posición inmejorable» en esta materia, tal y como aseguró el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz. Pero para que esta tendencia alcista continúe es necesario contar con fuentes de financiación. «El dinero no cae del cielo». Por ello, el Consorcio de Turismo plantea esta semana abrir el debate de las distintas fórmulas para obtener liquidez con la que afrontar campañas «para ser competitivos a nivel nacional».

El delegado esbozó algunas de las opciones que serán materia de debate en uno de los múltiples foros que se abren desde esta tarde en la Sevilla tourism week. La aportación municipal, la de otras administraciones, la de los empresarios o «seguir la tendencia que se está implantando en otras ciudades de imponer una tasa turística». Esas son las posibilidades que se pondrán sobre la mesa. Muñoz fue claro. «Este delegado apuesta por poner en marcha la tasa. La experiencia demuestra que lejos de disuadir al visitante, todo lo contrario, su número aumenta pues la labor de promoción es mayor». Y puso un ejemplo. Si este año llegamos a los 5,4 millones de turistas y cada uno hubiera aportado un euro, tendríamos 5,4 millones para promoción, «una cifra con la que se nos ponen los ojos de aquella manera». Igualmente, aunque sin querer meterse demasiado en el charco, Muñoz apuntó que se abrirá el debate de las aportaciones de los empresarios que se benefician de la promoción que se hace por parte del Consorcio.

Esta es solo uno de los puntos que se tratarán en esta Sevilla tourism week que ha sobrepasado las previsiones de asistencia, algo que «demuestra el interés de los profesionales del turismo y de la ciudadanía» y que reunirá estos días en Fibes y en Santa Clara a más de 1.400 personas.

El delegado insistió en que la cita se organiza en un momento casi idílico en esta materia y que el objetivo es reflexionar sobre las directrices a seguir en el futuro.

Entre las cuestiones a resolver está el posible crecimiento turístico en la capital hispalense. «El debate no es si podemos crecer más o no, porque rotundamente sí se puede. La cuestión es cómo hacerlo», explicó Muñoz cuya intención es «que no ocurra como en otras ciudades como Barcelona o Venecia» donde los vecinos se han rebelado contra el turismo masivo que acogen.

Otra de las claves es casi un clásico de los análisis turísticos, como bien reconoció el delegado. Se trata de buscar alternativas para mejorar la estancia media. «El objetivo es responderlo observando las experiencias de otras ciudades». Para ello, Muñoz plantea mejorar la oferta con más productos y atractivos de manera «que quien venga un fin de semana vuelva a casa con la sensación de que le han quedado cosas por hacer». Y como para muestra, un botón, el delegado habló del amplio abanico cultural que ha acogido la ciudad este otoño con varios festivales de música, el de danza, el de cine... «Sevilla no es un destino de fin de semana, hay patrimonio, espacios y programación cultural que aún se puede incorporar», señaló.

Entre los temas más espinosos que serán objeto de estudio esta intensa semana está también la regulación de los apartamentos turísticos. «La extensión de esa oferta alegal provoca conflictos» porque los intereses de los turistas y los residentes no son los mismos. Otra vez, el delegado insistió en que no es algo que suceda en Sevilla, pero viendo la situación que viven otras ciudades, de nuevo salieron los ejemplos de Barcelona y Venecia, «hay que buscar una solución. Un gobierno responsable debe anticiparse al problema».

Muñoz apuntó a que el Ayuntamiento estudia las posibilidades que dan las ordenanzas fiscales para valorar la posibilidad de instalar una tasa a esos alojamientos que están regulados por las leyes de apartamentos urbanos y turísticos del Gobierno central y de la Junta de Andalucía respectivamente. Si bien, avanzó que próximamente acudirá a un encuentro con otras ciudades para trabajar en una regulación conjunta. «Como destino nos preocupa este tipo de ofertas que está en el limbo. Cualquier turista que tenga un problema en estos alojamientos alegales no sé dónde podrían recurrir».

La ordenación de la ciudad será otro de los asuntos candentes. «No solo debemos hacer promoción sino que en casa tenemos que tener los deberes hechos». Muñoz no quiso hablar de veladores en concreto pero sí del paisaje urbano, de la publicidad que se coloca en las calles, de la señalización en enclaves con valor patrimonial. «Tenemos que procurar que nuestra oferta sea digna».

La innovación y la apuesta por los motores del turismo son otras de las materias sobre las que se tratará estos días. «Tenemos la falsa sensación de que el destino Sevilla se vende solo y no es así. Estamos en un entorno muy competitivo y hay que salir a vender y hay que hacerlo de la manera más atractiva posible», concluyó.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016