miércoles, 21 agosto 2019
13:11
, última actualización

Las claves ocultas del discurso de Felipe VI

El Rey eligió como escenario el Salón de Audiencias de la Zarzuela para el mensaje de Navidad

26 dic 2017 / 08:19 h - Actualizado: 26 dic 2017 / 08:34 h.
  • Don Felipe, durante el mensaje de Navidad. / EFE
    Don Felipe, durante el mensaje de Navidad. / EFE

El problema de Cataluña y las recientes elecciones autonómicas han hecho que este año el mensaje navideño del Rey haya estado rodeado de una mayor expectación. Así, se ha analizado cada una de las palabras de Felipe VI y, más aún en esta ocasión, los objetos y detalles que han conformado la puesta en escena de este clásico de Nochebuena.

Una de las principales novedades estuvo en el escenario. Felipe VI eligió esta vez el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela después de que el año pasado lo hiciera en su despacho, emplazamiento habitual de los mensajes de su padre, el rey emérito Juan Carlos I. En su estreno navideño, en 2014, apostó por una sala del Palacio de la Zarzuela y un año después, en 2015, se trasladó al Salón del Trono del Palacio Real de Madrid.

Felipe VI se dirigió a los españoles delante de las banderas de España y de la Unión Europea y rodeado por las figuras simbólicas de la Fundación Princesa de Asturias y de la Fundación Princesa de Girona, así como por las reproducciones de las piezas que se entregan en estos galardones, obras de Joan Miró y de Juan Muñoz, respectivamente.

El Rey Carlos III volvió a estar presente este año en el tradicional mensaje navideño de Felipe VI, ya que en las imágenes puede verse un busto de la figura del monarca, el mismo que preside el despacho de Felipe VI en un cuadro. Carlos III, que practicó el despotismo ilustrado, es uno de los favoritos del actual monarca, que prefirió que le acompañase donde antes su padre tenía un cuadro de Felipe I de Parma.

Ataviado con un traje gris, camisa blanca con raya fina y corbata en tonos azules, Felipe VI volvió a pronunciar su mensaje al lado de un nacimiento con las imágenes del Niño Jesús, la Virgen María y San José, y de una fotografía de la Familia Real, realizada este verano en el Palacio de Marivent. En ella aparecen los Reyes, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía.

Como fondo de la imagen, también pudieron apreciarse dos volúmenes que recogen la historia, cultura, patrimonio y geografía de España, como el libro Camino de Santiago Inolvidable; y el catálogo de la exposición Tesoros de los Palacios Reales de España. Una historia compartida. En las paredes del Salón de Audiencias colgaban los óleos sobre lienzo habituales en esta estancia del Palacio de la Zarzuela. A la derecha, Vista de la Concha de San Sebastián, de Luis Paret y Alcázar, de 1788, propiedad de Patrimonio Nacional; y a la izquierda, Baile Campestre, de Michel-Ange Houasse, del primer cuarto del siglo XVIII, también propiedad de Patrimonio Nacional.

El discurso del Rey, que se ha iniciado con el Himno Nacional sobre la imagen frontal nocturna de la fachada del Palacio de La Zarzuela, se cerró con una serie de imágenes de la Familia Real de este año sobre el Himno de España. Las fotografías elegidas mostraban a los Reyes en su visita oficial a Japón; otra imagen del Rey con niños en una visita oficial a Canarias y una instantánea de un viaje de cooperación de la Reina Doña Letizia con mujeres en Senegal. De igual modo, una fotografía oficial de la Princesa de Asturias realizada en el Palacio Real y publicada con motivo de su decimosegundo cumpleaños y otra de la Familia Real paseando por una calle de Sóller (Mallorca) también pudieron ser contempladas por los españoles.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016