martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización

«Adelantar la Feria no ha sido un acierto»

Entrevista a Ramón Valencia (II) | El empresario de la plaza de la Maestranza continúa desmenuzando los problemas del sector y se detiene especialmente en las fechas de la próxima Feria de Abril en la segunda y última parte de esta entrevista en la que ha dado un repaso a la temporada que se fue y esboza algunas de las claves de la que vendrá

25 nov 2018 / 10:15 h - Actualizado: 25 nov 2018 / 10:21 h.
  • «Adelantar la Feria no ha sido un acierto»

En estas fechas también se ha sacado el tema de la televisión que, de alguna manera, va a condicionar el comienzo de San Isidro por el tardío final de la Feria de Abril.

Lo conversé en su día con Movistar y con el empresario de Madrid, Simón, y llegamos al consenso de que acaba Sevilla y a los dos días comienza San Isidro. Pero la fecha de comienzo de Madrid la tiene que dar su empresario. De alguna manera lo hemos coordinado.

Hemos hablado de toreros jóvenes. En Sevilla giraba todo en torno a Morante, El Juli y Manzanares pero Roca Rey ya les ha comido la tostada.

No cabe duda. Soy parte interesada pero creo que Andrés está en la cima. Ha hecho un temporadón y afortunadamente ya es alguien que tiene que ser base de todas las ferias. Y en ello estamos. En 2018 ya se vio pero entonces teníamos casi cerrada la temporada salvo algunos matices. Este año estará en la principal línea de salida.

Pagés no oculta su incomodidad por las nuevas fechas feriales. Al adelanto del alumbrado se ha sumado la consagración de las dos semanas entre Semana Santa y Feria por tardía que sea la cuaresma...

En este caso, en la vertiente taurina, se beneficia a las preferias y se castiga el final por la fuerza y la potencia que tiene la preferia. Ya lo estábamos haciendo hace años pero este año con más motivos. Con las fechas festivas del primero y el dos de mayo se cargará más. No lo sé... ¿Eso va a ser a costa de que al final se vaya perdiendo un poquito? Pues vamos a ver. De todas formas ya llevamos algún tiempo en el que el final le está costando a la gente. Alargar la Feria, la de los farolillos, no es un gran acierto. Con todos mis respetos a la alcaldía y al ayuntamiento, yo sé que la gente lo habrá pedido pero es para irse a la playa el jueves de farolillos. Históricamente se ha empezado el lunes y se hacía alguna cosita antes privadamente. Pero eso se ha desbordado y se está consolidando. Si se adelanta la feria también se adelanta el previo. Siempre habrá que montar la caseta. Creo que lo que funciona bien no hay que tocarlo y se ha tocado, alargando la feria, entre otras cosas, a costa del empuje de los hoteleros.

La Fiesta, como toda España, está pendiente de la situación sociopolítica. No corren buenos tiempos.

Estamos pendientes, indudablemente. En relación a la empresa Pagés y Sevilla sí tenemos que decir que decir que tanto de la alcaldía como de la comunidad estamos plenamente satisfechos. Siempre ha habido un gran apoyo por parte de ellos. Llegan noticias de otros lugares que no ayudan nada y es una pena que esté ocurriendo. Son partidos que se están introduciendo en la política y se hacen notar con eso, manifestándose en contra de la fiesta de los toros.

Ese clima político también ha socavado el mercado de las novilladas en su antiguo ámbito natural: los pueblos. Plazas como la Maestranza se están convirtiendo en el último santuario de estos festejos.

Creo que cubrimos más del 50 o 60 por ciento de las novilladas que se dan ahora en Andalucía. ¿Por qué no se dan en los pueblos? Por la economía. Dar una novillada cuesta mucho dinero y no hay empresario que acometa eso. Y el público no va. La gente se ha acostumbrado a ciertos carteles y esa ilusión, a no ser que llegue por un novillero concreto que mueva a su pueblo, es difícil de despertar. Esa es la base y hay que apoyarlo. Hay una cantera y de ahí tienen que salir las figuras del futuro.

Todo eso nos vuelve a llevar al terreno reglamentista. También hay voces pidiendo adecuar el número de banderilleros, picadores o veterinarios para organizar una novillada en un pueblo.

Por supuesto. Con todos mis respetos hacia ellos pero ahí sobran la mitad de la mitad. Con eso sería suficiente y se ayudaría muchísimo. Con dos picadores y uno de reserva sería suficiente. Y en las cuadrillas igual. Si un matador es capaz de matar seis toros... ¿un picador no es capaz de picar dos o tres? Eso ayudaría muchísimo pero ellos hablan de logros sociales... no se trata de eso. Si cobran un dinero por un festejo, ¿no es mejor dar catorce que uno? Es el bien de la fiesta, el futuro... pero se cierran en banda. Ellos creen que por esas puertas se escapan otras cosas. Pero si se abren esas puertas lo que hay que intentar es que se abran bien, sin pensar que se puedan colar por ahí gente que no paga. Vamos a decir las cosas claras: para el que no cumpla están los juzgados y los propios organismos de la Fiesta, para meterles mano en un momento dado.

Ramón Valencia participó a nivel personal en la empresa de Málaga. ¿Le han quedado ganas de seguir en otras iniciativas empresariales taurinas fuera de Sevilla?

Pagés es para Sevilla: única y exclusivamente. Pero Ramón Valencia... ¿por qué no? Ya lo comenté en su día. Dimos el paso en Málaga pero no salió bien. Tiene unas connotaciones y unas complicaciones específicas que nos obligaron a marcharnos a todos los empresarios que estábamos allí pero si vemos un pliego más o menos razonable y podemos defender aquello económicamente hablando y haciendo una cosa digna, ¿por qué no? Eso sí, Pagés se queda en su casa que es donde mejor está.

Ha hablado de los pliegos. Es otra barrera complicada de saltar para hacer el espectáculo rentable. Ahí está el caso de Zaragoza.

El empresario que estaba –Simón Casas- es bastante amigo. Ha hecho una labor muy importante en Zaragoza. La plaza había bajado mucho de categoría en los últimos años por diversas circunstancias y a base de esfuerzo e imaginación la puso bien. El último año que estuve con Andrés me llevé una grata satisfacción de las muy buenas entradas que había. ¿Qué ocurre? Cuando uno hace un trabajo de unos cuantos años y pierdes el primero, el segundo también, el tercero pierdes menos y el cuarto ganas pues parece ser que ese dinero no tiene que ser para el que lo trabaja sino para la propia diputación. Eso encarece aquello y han concursado unos señores a los que se lo han adjudicado por 300.000 euros más o una cosa parecida. Si el dinero en vez de quedárselo el que lo trabaja se lo queda la administración va en perjuicio de la fiesta. Sin duda.

Hay que hablar de futuro. Ahí está ese movimiento, la Fundación del Toro de Lidia, que podría servir para canalizar las inquietudes del sector. También ha habido reticencias, gente que ha creído más, gente que ha creído menos... ¿El futuro pasa por ahí?

El futuro del toro tiene que pasar por la unión de todos sus sectores profesionales. Eso lo tengo muy claro. La Fundación podría ser un camino, ¿por qué no? Lo malo es que cuando se montó la Fundación no todo el mundo estaba de acuerdo por diversos motivos. Eso había que reconsiderarlo. Creo que el instrumento que se haya de montar –y podría ser una figura parecida o la propia Fundación- tiene que ser a gusto de todos porque ahí tenemos que colaborar todos. En el momento que haya un porcentaje alto de discrepancias yo consideraría la posición. El vehículo hace falta. Y que estemos todos.

Hay un debe en el aspecto de comunicación de la Fiesta. Se echa de menos que se haga más y mejor.

Es posible pero todo eso vale mucho dinero y este es un sector pobre. Habrá quien gane mucho dinero pero aquí hay que contar con todo el mundo y hay que buscar los caminos y los medios económicos para apoyar y sustentar. Empresarialmente cabe preguntarse si este sector es pobre con todo lo que mueve. No nos debemos administrar muy bien. Yo mismo he dicho en algunas reuniones que hay que buscar el medio de que la cuota sea suave y permanente. Lo que no puede dejar uno la deuda para el final. Eso cuesta mucho trabajo.

Y Pagés con sus caseros... ¿Cómo va el matrimonio?

Estupendamente bien. Siempre tenemos algún comentario y alguna cosita. Las reivindicaciones siempre tienen que existir para avanzar.

Ya se habla por ahí de carteles para el Domingo de Resurrección

Juli, Morante, Roca, Manzanares... son candidatos, lógicamente, pero no quiere decir que demos por hecha ninguna terna. Estamos hablando del triunfador de la temporada, del de la Feria de Abril y de dos toreros como Morante y Manzanares ¿Cómo no van a ser candidatos? Sevilla va confeccionando un cartel y yo pongo el oído a ver qué dice la opinión de la calle. Históricamente nos hemos dejado llevar siempre , en un 90%. Siempre miramos por Sevilla.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016