martes, 13 noviembre 2018
21:31
, última actualización

Escribano volvió a ser operado en Albacete

El diestro de Gerena había sido trasladado en UVI móvil a la clínica Santa Cristina de la capital manchega después de ser corneado en Belmonte

28 ago 2018 / 09:43 h - Actualizado: 28 ago 2018 / 11:34 h.
  • Escribano volvió a ser operado en Albacete

TAGS:

Manuel Escribano tuvo que ser intervenido de nuevo anoche a su llegada a la clínica Santa Cristina de Albacete, a la que había sido trasladado en UVI móvil después de ser herido en la plaza de la localidad conquense de Belmonte por un toro de Las Monjas. Según señala el parte firmado por el doctor González Masegosa, el torero presentaba “herida perianal derecha suturada y con drenaje de ‘penrose’ que sale por incisión”. El mismo facultativo refiere “varias heridas en la cara suturadas”. González Masegosa, en el mismo documento, refiere que “al explorar la zona perianal y hacer presión en zona de región inguinal se comprueba salida de sangre por drenaje de penrose, motivo por el que se decide reintervención de urgencias”.

“Con anestesia general –prosigue el mismo parte- se procede a retirada de puntos y drenaje”. Pero el médico advierte que “al realizar exploración se observa arteria muscular con hemorragia activa que se liga y trayectoria de 15 cm. con dirección a región inguinal que produce rotura de la musculatura abductora”. Esos daños, concluye el parte firmado por González Masegosa que calificó el percance como “grave” fueron reparados realizando “ampliación de la herida, ‘Fridreich’ de herida, lavado de herida, reconstrucción muscular y colocación de drenaje de ‘penrose’”.

Escribano alternaba ayer con Emilio Huertas y El Gallo en la lidia de reses de Las Monjas. Después del percance, el torero se mostraba tranquilo, incluso sonriente, y tranquilizando a los suyos ante la impresión de encontrarse ante un percance de máxima gravedad. Su traslado en la UVI móvil obligó a interrumpir el desarrollo del festejo, que quedó en mano a mano entre Huertas y El Gallo, en espera de la llegada de una nueva ambulancia.

Pasados los primeros instantes de confusión, los médicos de la plaza advirtieron que la herida no era profunda pero la copiosidad de la hemorragia había aconsejado el traslado al hospital albaceteño para un examen más concienzudo del torero herido. Según publicó en un primer momeno el propio servicio de prensa del torero a través de la red social Twitter, la cornada ha sido “en la parte superior interna del muslo derecho llegando a la zona inguinal”. Escribano sufría además fuertes contusiones.

El percance de Manuel Escribano, inevitablemente, ha recordado la fortísima cornada que sufrió hace dos años en Alicante. Un toro de Adolfo Martín le destrozó el paquete vascular poniendo en serio peligro su vida. La recuperación, que fue compleja y larga, se prolongó durante el resto del año obligando al torero a retrasar su reaparición hasta las Fallas de 2017. Antes, en septiembre de 2013, sufrió otro gravísimo percance en la plaza de Sotillo de la Adrada del que no se advirtió su gravedad en los primeros momentos obligando a su ingreso de urgencia, prácticamente exánime, en un hospital de Móstoles.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016