viernes, 15 diciembre 2017
19:56
, última actualización

La riqueza de los toros

Economía. El impacto económico de la tauromaquia en España asciende a 1.600 millones. Hay 103 actividades y 57.000 empleos directos. La fiesta aporta 43 millones por el IVA

24 mar 2017 / 20:46 h - Actualizado: 26 mar 2017 / 09:21 h.
  • Un joven aficionado entrenándose con el capote en la plaza de toros de Espartinas. / José Manuel Cabello
    Un joven aficionado entrenándose con el capote en la plaza de toros de Espartinas. / José Manuel Cabello
  • El sastre de toreros, Pedro Algaba. / El Correo
    El sastre de toreros, Pedro Algaba. / El Correo
  • aaa / aaa
    aaa / aaa
  • Un toro de la ganadería de Miura, en la finca Zahariche, con uno de los vaqueros de la casa al fondo. / Javier Díaz
    Un toro de la ganadería de Miura, en la finca Zahariche, con uno de los vaqueros de la casa al fondo. / Javier Díaz
  • Miguel Ángel Perera, tentando en Juan Pedro. / J. M. Cabello
    Miguel Ángel Perera, tentando en Juan Pedro. / J. M. Cabello

El mundo del toro mueve en España millones de euros todos los años. Miles de empresas viven de la Fiesta Nacional de forma directa o indirecta. Además de los principales protagonistas de la fiesta –toreros, ganaderos y empresarios de las plazas– hay una gran industria que funciona alrededor de esta tradición española y, aunque resulta casi imposible de cuantificar todo lo que me mueve. Un detallado y amplio estudio de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos titulado Los toros en España: un gran impacto económico con mínimas subvenciones cifra el impacto de la tauromaquia en España en 1.600 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que mientras el animal está en el campo pasan por su vida oficios tales como veterinarios, mayorales, agricultores, talabarteros, transportistas, etc. Y para que se pueda celebrar un festejo intervienen las cuadrillas de los matadores y todo lo que les rodea: transportes, hoteles, bares, personal de la plaza, músicos, sastres, areneros, carniceros y un innumerable número de oficios relacionados directamente con la tauromaquia. El estudio de Anoet cifra en 103 las actividades relacionadas de forma directa con la organización del espectáculo, que generan un total de 57.000 puestos de trabajo directos. Teniendo en cuenta la clasificación nacional de actividades económicas «se pueden cifrar en 142.000 puestos de trabajo generados en actividades vinculadas a la tauromaquia «tanto las que se derivan del propio espectáculo como aquellas que interaccionan con el sector taurino como cliente en sus operaciones comerciales ya sean del turismo, transporte, hostelería, producción agrícola, medios de comunicación o arte gráficas, entre otros. Sumando todas estas cifras, incide el estudio de los empresarios, «la conclusión es que el sector taurino influye en el 1,16 por ciento del mercado laboral español».

Para determinar la cifra que ingresa el Estado a propósito de la Seguridad Social taurina, es necesario conocer el número de festejos celebrados, los profesionales que han intervenido las bases de cotización de la empresa y las bases a cuenta del trabajador, que dependen del tipo de espectáculo y de la clasificación de la plaza de toros donde se organice el festejo. Así, la suma de las recaudaciones el concepto de IVA de la venta de entradas (43,8 millones de euros) y de las cotizaciones de los empleos directos (12,1 millones de euros) permiten que el Estado recaude unos ingresos de 25,5 millones de euros que duplican de sobra las ayudas brutas que concede al sector.

El informe también refleja la recaudación en taquilla de los festejos taurinos ocupan el segundo lugar en el ranking de espectáculos taurinos con 208 millones de euros por detrás del cine extranjero, que logró 429 millones, y por delante del teatro (168 millones), música popular (148 millones), cine español (68 millones) y música clásica (37,5 millones).

Mínima ayuda pública

La Fiesta de los toros, al contrario que con otras artes, apenas recibe dinero público por parte de la administración aunque las corrientes antitaurinas intenten hacer ver lo contrario. El detallado de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos titulado afirma que «con los datos en la mano se puede asegurar tajantemente» que la «única» partida relacionado con los toros que contienen los Presupuestos Generales del Estado asciende a «los 30.000 euros destinados al Premio Nacional de Tauromaquia». Sí quieren dejar claro que este estudio contiene datos referidos al año 2013 dado que «es el último ejercicio presupuestario del que, a la hora de su elaboración, se disponía de cifras comparables para todos los niveles de la administración».

De esta manera, los datos demuestran que frente a los 30.000 euros destinados a la entrega de este premio, el Estado destinó durante el año 2013 un total de 162 millones de euros a las artes escénicas y musicales; 55 millones al cine; 36,8 al teatro y 70 para programas de música y danza. A pesar de esta gran diferencia, en los presupuestos del año 2016 la tauromaquia continuó con los 30.000 euros destinados al premio mientras que el montante destinado a las otras partidas aumentó un 7 por ciento, lo cual no hace más que aumentar el agravio que sufre la fiesta de los toros y toda su industria paralela. En Andalucía, por ejemplo, se destinaron en 2013 96,6 millones para el gasto cultural mientras que para la tauromaquia únicamente se destinaron 95.000 euros. Este dinero fue, concretamente, para la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas Pedro Romero. Hay que recordar que en Andalucía se organizan uno de cada seis espectáculos taurinos que se dan en el país.

Por contra, la comunidad que más dinero aporta a la tauromaquia es Madrid, que dota 1,4 millones para su programa de Asuntos Taurinos. Empero, el informe de la patronal sí matiza que «son las corridas de todos, y no al revés, las que financian al Gobierno madrileño ya que sólo el canon de arrendamiento anual de la plaza de toros de las Ventas –propiedad de la Comunidad de Madrid– alcanza los 2,3 millones de euros».

El documento de Anoet también suma las aportaciones públicas de todas las administraciones que destinan al menos un euro de sus presupuesto a materia taurina, y la suma entre lo que aporta el Estado, todas las comunidades, ayuntamientos, diputaciones y demás órganos públicos asciende a 25,5 millones de euros, una cifra que supone un 0,9 por ciento del gasto total en materia cultural a todos los niveles, y que asciende a 2.800 millones de euros.

Al analizar estas cifras, los datos chocan con la aportación fiscal que llega al Estado por parte de la tauromaquia ya que a pesar de que apenas tiene ayuda pública logró devengar en 2013 en concepto de IVA un total de 43,8 millones de euros. Esta recaudación en impuestos –continúa el informe de los empresarios taurinios– «es tres veces mayor que la del cine español –14,5 millones–, un 41 por ciento más que los conciertos de música popular –31,2 millones de euros


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016