martes, 19 septiembre 2017
15:25
, última actualización
Toros

Manolo Vázquez: quinta generación

El nieto del Brujo de San Bernardo se presentó ayer en la coqueta placita de Higuera de la Sierra amparado por su tío Pepe Luis. El evento, triunfal, fue una gran fiesta

16 sep 2017 / 22:25 h - Actualizado: 16 sep 2017 / 23:46 h.
  • Pepe Luis, Martín Pareja Obregón y Luis Martín Núñez amparan al último eslabón de la dinastía Vázquez antes del paseíllo. / Reportaje gráfico: Eventos Taurinos Multimedia
    Pepe Luis, Martín Pareja Obregón y Luis Martín Núñez amparan al último eslabón de la dinastía Vázquez antes del paseíllo. / Reportaje gráfico: Eventos Taurinos Multimedia
  • El nuevo torero cortó los máximos trofeos del novillo que sorteó.
    El nuevo torero cortó los máximos trofeos del novillo que sorteó.

TAGS:

La dinastía la inició, en la oscuridad de la centuria decimonónica, un tal Vázquez Chico que jamás podría imaginar que las reatas toreras de su sangre se pasearían por tres siglos distintos y ramificarían en un maestro fundamental y en una gran figura. Ha pasado mucho tiempo y muchos nombres de distinta fortuna pero el apellido reverdece en este nuevo Manolo Vázquez que aún tiene toda su historia por escribir.

16.09 Festival Taurino Higuera de la Sierra from Eventos Taurinos Multimedia on Vimeo.

Ayer se asomó por primera vez a un ruedo volviendo a unir los nombres de Manolo –es nieto del Brujo de San Bernardo– y Pepe Luis. Y fue su tío, que anda en busca del elixir de la eterna juventud, el encargado de abrir un cartel que había llevado hasta la coqueta placita de Higuera de la Sierra a muchas caras conocidas de familia taurina y la sociedad sevillana. Manuel Vázquez Rodríguez tiene personalidad, chispazos de calidad y hasta enseña ese raro don del temple que no se compra ni se vende. El chaval ya había sorprendido a la parroquia, entregada de antemano, con una inusual calidad en el manejo del capote. El brindis a su padre, de alguna manera, servía de nexo entre dos épocas. Manuel Vázquez Gago había sido el encargado de cortar la coleta a Manuel Vázquez Garcés, hace ya 34 años. Y es su hijo, Manuel Vázquez Rodríguez, el encargado de refrescar la sangre de una dinastía enhebrada al alma taurina de Sevilla. Esa torería heredada se notó en las formas y los modos; en la manera de andar por la plaza y llenarla. El último Vázquez gustó y se gustó y logró cortar los máximos trofeos del becerro marcado con el hierro de su progenitor. Él y sólo él será el encargado de escribir el guión de su propia película. Que la suerte, ojalá, y la vida le sean propicias. Fue la mejor manera de celebrar sus 17 años. Felicidades.

Pero el festejo había tenido su propia historia antes y después de la actuación del nuevo torero de la familia Vázquez. En los corrillos de aficionados se comentaba la espantada de Julio Aparicio, que no fue sustituido por nadie. Eso sí, había ganas de ver a Pepe Luis, que trajo el sabor del toreo de otro tiempo con un novillo de Algarra al que lanceó con sabor. Los naturales brotaron con ese halo infrecuente en una faena plagada de detalles que remató de media lagartijera. Pepe Luis paseó la primera oreja del festejo compartiendo una felicidad que se reflejaba en el tendido.

El segundo de la tropa era Pareja Obregón, que lucía una llamativa coleta bajo el sombrero cordobés. Martín se quitó algunos años de encima lanceando a otro noble ejemplar de Luis Algarra –vaya temporada está echando doña Aurora– con el que no terminó de comprometerse manejando la muleta. Eso sí, la contundente estocada puso en sus manos las dos orejas y se marchó contento.

Quedaba Luis Martín Núlez, que iba a matar dos reses por ausencia de Aparicio. El primero, de Vázquez Gago, no le iba a dar demasiadas opciones a pesar de su entrega y buena actitud, que le permitieron resolver los muchos problemas que le planteó su enemigo. El matador sevillano iba a mostrarse igual de firme con el quinto, que le acabó volteando.


LA FICHA

PLAZA DE HIGUERA DE LA SIERRA
Ganado: Se lidiaron tres reses de Luis Algarra (primero, segundo y quinto) y dos de Manuel Vázquez Gago, desiguales de juego. El más deslucido, fue el tercero.
Matadores: Pepe Luis Vázquez, oreja
Martín Pareja Obregón, dos orejas
Luis Martín Núñez, silencio y oreja por el que mató en lugar de Julio Aparicio.
Debutó en público el aspirante Manolo Vázquez que cortó dos orejas y rabo.
Incidencias: La taquilla colocó el cartel de “no hay billetes” en tarde espléndida. El festejo se había organizado a beneficio de la cabalgata de Reyes Magos de la localidad.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016