Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 15 ago 2022 / 04:00 h.
  • Fenómenos paranormales en FaRa: Fundación Laboral de la Construcción
  • Fenómenos paranormales en FaRa: Fundación Laboral de la Construcción
  • Fenómenos paranormales en FaRa: Fundación Laboral de la Construcción
  • Fenómenos paranormales en FaRa: Fundación Laboral de la Construcción

Cuando uno llega hasta este lugar, del cual me habló hace más de una década, mi compañero en Canal Sur, Jesús García, se encuentra con un bloque de edificio tapiado, absolutamente cerrados los accesos salvo lejanas ventanas en altura casi inaccesibles...

El interés por entrar en el edificio es alto allá donde grabar psicofonías o tratar de demostrar las presencias que habitan en su interior es el reto que tiene el investigador.

Arquitectura sobria, misterio en su interior

Un sobrio edificio con nulas pretensiones y que extraña que esté en un lugar tan apartado es lo primero que llama la atención.

Cuando se logra acceder al interior del mismo resulta casi extraña la magnética soledad que se respira, absoluta quietud, muros destrozados por las prácticas de los bomberos en su interior, vandalismo, pintadas y algún rastro de compañeros del misterio que también han visitado este punto donde se manifiesta lo imposible.

Restos de enseres calcinados, ladrillos, escombros, sillas y angostas escaleras que dan accesos a un análogo panorama. Se puede ir de un edificio a otro merced a los boquetes que se encuentran en sus muros, en algunos casos derruidos y es ahí donde comienza una investigación a un punto prohibido y cargado de sensaciones.

Consulté a mi compañero Jesús García, quizás quién mejor conoce el edificio, sobre lo sucedido en su interior y me comentaba que «en aquel lugar fueron los bomberos los primeros que aseguraron escuchar a personas durante unas prácticas. Pero de eso hace ya mucho», no obstante otros han visitado el sitio como Dani Rosado y el equipo de «Zona Oculta» donde también han vivido hechos inexplicables como captar sonidos que podrían identificarse como psicofonías o mimofonías, objetos que caen sin saber bien que fuerza provoca ese movimiento imposible o ver siluetas, sombras de nadie allá donde no se ha podido ver nada o no hay más acompañantes que los miembros de del equipo.

Nuestra investigación

En psicofonías grabadas en el sitio se han podido escuchar voces que decían: «Ayúdame» y «por qué estáis aquí«, «marchaos» y «dejadme en paz».

Además los detectores de presencia suelen saltar y dejar su alarma sonora en momentos en los que no parece haber nadie que pueda provocar este tipo de eventos o de incidencia en los aparatos que sirven para medir diferentes valores y que servirían para alertar de «algo» en un determinado punto.

También los detectores de EMF resultan con valores muy altos y en diferentes fotografías se pueden observar orbes que pueden tener una explicación real y natural como polvo en suspensión o humedad.

De alguna forma es un punto en el que antaño fue parte del complejo de formación pero destinado a viviendas y que se ve, claramente, en su arquitectura y morfología interna así como, incluso, con la decoración, pintura, azulejos. Quedó abandonada y todo es parte del tiempo.

Junto a mis compañeros Leo, Luis –el comandante-, Inma y Paco, visitamos el lugar quedando con la impresión que escondía mucho más de lo que la simplicidad de sus muros parecía indicar...

Testimonio de lo imposible

Uno de esos bomberos, cuya identidad ha pedido que no sea difundida, explicaba: «allí se hacían prácticas y en una ocasión de las que se fue allí subimos por la escalera y yo me quedé cerrando grupo, entonces sentí, tras de mí, como alguien me tiraba de la ropa y, al girarme vi a un señor vestido de paisano que era imposible que estuviera allí. Me quedé sorprendido y al ir a bajar ya no había nadie. Entonces un compañero me dio en el hombro como diciendo «¿Qué haces?» y fue cuando ya tiré para arriba sin que viera más a esa persona que, por supuesto no pudo entrar por ningún sitio y que allí no estaba».

En nuestra investigación recorrer sus pasillos y subir o bajar sus escaleras, ir sorteando muros derruidos y pasar de edificio a edificio se convierte en toda una aventura allá donde se espera contactar con «algo» que pertenece a otra realidad, a otra vida y que, no está en nuestro propio plano.

¿Qué sucede en esta Fundación Laboral de la Construcción? Según los expertos consultados en el edificio se vivió la muerte de una persona, de un señor, que estaba enfermo y que se vinculó emocional/sentimentalmente al sitio que sería el mismo que se manifiesta en su interior en la actualidad y que vio ese bombero (entre otros) o es el que han tenido la oportunidad de ver en otras investigaciones en las que ha dejado sentir su presencia.

No hay registros de muerte en su interior pero si es cierto que ese vínculo se puede dar sin necesidad que el óbito se produzca en su interior. Quizás ahí se encuentre la explicación de «alguien» que no sabe que ha muerto.