Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 22 may 2022 / 04:00 h.
  • Métodos de investigación e «investigación» paranormal

Hay aún alguna confusión entre dos fenómenos que se pueden captar: las parafonías y las psicofonías. Las parafonías serían un fenómeno de EVP (electronic voice paranormal) en la cual, a diferencia de las psicofonías, pueden ser escuchadas por el receptor en el momento en el que se produce.

Su explicación, al igual que en el fenómeno psicofónico, es esquivo y difícil de razonar. En España uno de los grandes impulsores en la investigación psicofónica fue Germán de Argumosa, el cual acuñó este curioso término y fue el responsable de algunas de las grabaciones psicofónicas y parafónicas más interesantes de la primera etapa de la investigación de este tipo de fenómenos.

Algunos usan erróneamente el término parafonía como sinónimo de psicofonía, sin embargo no se trata del mismo fenómeno aunque si tienen punto comunes.

Las psicofonías son sonidos, frases, palabras, aparentemente inteligentes, grabadas en una grabadora (bien de audio o de video) en formato analógico o digital, que bajo unas determinadas condiciones de seguridad no parecen haber sido ni creadas ni originadas por la voz humana.

Son llamadas también como EVP, y constituyen uno de los misterios más enraizados en el mundo de lo paranormal.

Las voces grabadas pueden ser diversas y variadas, desde la voz de un niño hasta la de una persona de edad avanzada.

Normalmente son voces de origen desconocido que responde a una pregunta realizada por el investigador, siendo así de un origen “inteligente”. Sin embargo el que se registre un fenómeno de este tipo no significa que estemos ante un suceso de origen paranormal, si ante un suceso de origen desconocido.

Las psicofonías son detectadas y escuchadas a posteriori de producirse, son inaudibles para el receptor.

Igualmente se han registrado sonidos de animales, ruidos de forma e intensidad muy diversa y también sonidos musicales.

Sonidos de muchas características, en el caso de los que reproducen la voz humana con una característica muy especial: no tienen un perfil de sonido, o sonograma, que se corresponde con el humano...

La explicación para un fenómeno tan interesante puede ir desde el fenómeno paranormal, las voces de los seres fallecidos, hasta simples fenómenos de ventriloquia inconsciente, fraudes o interferencias. Igualmente se aboga por la fuerza de la mente o subconsciente de las personas.

Ambas pueden darse en una investigación paranormal, o de corte paranormal, y ambas pueden ser registradas, lo complicado es determinar el origen de las mismas.

Investigación paranormal y métodos clásicos

Cuando se acude a un lugar presuntamente encantado donde, dicen, habita lo paranormal y los seres fantasmales, suele ser con un ánimo de curiosidad, atracción por lo paranormal, por lo misterioso o con ganas de demostrar esa otra realidad tan inaccesible y esquiva. Es la investigación paranormal.

Dentro del campo de la investigación hay diferentes opciones, desde la que trata de captar el fenómeno con medios al alcance de todos, como cámaras de vídeo o grabadoras de audios hasta aquellas más sofisticadas tales como cámaras térmicas y modernos aparatos de transcomunicación instrumental (TCI).

Pero hay una tercera vía que es la que aboga por el método más clásico como lo es el que se cuente con médium y otros sistemas alternativos de contacto quizás más subjetivos y sujetos a críticas por la carga emocional que conlleva y lo susceptible que es la misma a la hora de enjuiciar o demostrar unos resultados.

Así, dentro de ese tipo de investigación hay una serie de elementos que son particularmente imprescindibles, elementos que hay que llevar y que se debe ser cauto a la hora de su manejo, no son un juego y puede afectar a la psicología débil de la persona y marcarla de por vida.

-Ouija: quizás sea el elemento que levanta más miedos y pasiones en el mundo del misterio. El famoso tablero que tiene las letras del abecedario, los números del 0 al 9, “Hola” y “Adiós”, “Si” y “No”. Un elemento móvil o master y la acción de personas que con sus dedos sobre el master se van dejando guiar, señalando una a una las letras que irán formando, poco a poco, el mensaje que, señalará fechas, nombres, lugares. Todo puede ser parte de ese mismo mensaje que recibido de una forma tan extraordinaria como vía sesión de ouija, una suerte de espiritismo fácil, casi casero, que muchas personas han practicado con desigual suerte, desde los que no han vivido nada extraordinario hasta aquellos que han vivido de cerca una experiencia que jamás podrán olvidar.

-Vasografía: viene a ser un sistema análogo a la ouija, se colocan una serie de papeles recortados en posición circular en una mesa, cada papel llevará escrita una letra hasta formas el abecedario, también se pueden añadir los números. En el centro de la mesa se ubicará una copa o vaso sobre el que los participantes pondrán sus dedos y comenzará lo que es la sesión como su fuera una ouija. El método es similar.

-El juego de las tijeras y el libro: Se utiliza un libro al que se anuda unas tijeras, el libro, suspendido irá moviéndose a derecha o izquierda para indicar “SI” o “NO” en función de nuestras preguntas. Previamente se habrá “calibrado” haciendo preguntas que sepamos que son afirmativas o negativas. El sentido del giro quedará marcado y así los condicionantes propios a las preguntas que realizamos.

-El péndulo: otro sistema en el que se toma un elemento, normalmente de cuarzo, que pende de una cadena o cuerda. Estando totalmente en equilibrio comenzamos a hacer nuestras preguntas y el péndulo comenzará a girar en un sentido u otro. Es importante saber mantener la disciplina y el pulso inalterable ya que cualquier movimiento inconsciente puede hacer que el péndulo se mueva falseando esta interesante prueba que, en ocasiones, ha generado óptimas respuestas. En contra de este tipo de pruebas se argumenta que el movimiento del péndulo puede ser debido a un reflejo inconsciente en la yema de los dedos de la persona que realiza este ejercicio de contacto con una pretendida, o supuesta, forma paranormal.

-Luz: la prueba de la vela es muy desconocida y es uno de esos sistemas altamente contradictorios y polémicos. Consiste en encender una vela en un lugar presuntamente encantado, donde se tenga la certeza que no hay corrientes de aire. Allí, en torno a ella se colocarán los consultantes y comenzarán a preguntar. Si la vela parpadea indicará un SI o un NO, hay que “Calibrar” previamente las respuestas. SI la vela se apaga es que el ente invitado desea cerrar la sesión.

-Médium: quizás es el sistema más conocido en cuanto a contacto se refiere. Una persona con unas determinadas capacidades canalizará las energías que se encuentren en un determinado lugar permitiendo que estas las posean y a través de su cuerpo poder emitir un mensaje coherente a los asistentes e investigadores. El médium tiene la facultad de estar en contacto con esas otras energías que el resto de los seres humanos no pueden ver pero que sin embargo afirman que existen.

-Varillas: es un sistema muy utilizado en cuanto a detección de pozos y personas perdidas se refiere con desigual suerte. Son varillas en forma de “L” que serán dispuestas en torno a un lugar para indicar la presencia de espíritus, si esta se mueve a un lado u otro o se cruzan es el signo de algo en el lugar de la investigación.

Sistemas clásicos de contacto que muchos prefieren a una investigación técnica y objetiva pero que es igualmente correcta y respetable.