Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 22 abr 2022 / 04:00 h.
  • Los secretos del monumento a la Inmaculada

Sevilla es una ciudad que tiene muchas tradiciones y costumbres así como una cantidad de monumentos cargados de simbología que están por descubrir.

Uno de ellos es el monumento a la Inmaculada, entre la Catedral y los Reales Alcázares donde se puede ver una parte de esa Sevilla secreta tan importante.

En una ciudad mariana por lo es Sevilla encontramos el monumento que se ve coronado con una imagen de la Virgen que se inspira en la Virgen o Inmaculada de Murillo, no podía ser de otra forma.

Es la imagen que pintara el sevillano para el Hospital de los Venerables de Sevilla, hoy se expone en el Museo del Prado.

En la parte del pedestal, abajo, encontramos a cuatro personajes destacados en cuanto al tema Concepcionista desde cuatro ramas diferentes.

La teología con el padre jesuita sevillano Juan de Pineda.

La escultura e imaginería con Juan Martínez Montañés que tallara su Inmaculada conocida por “La Cieguecita” al tener los ojos cerrados.

En la poesía está Miguel Cid que tanto dedicara a la Inmaculada en sus poemas.

En la pintura Bartolomé Esteban Murillo que dedicara gran parte de su obra y maestría a la Virgen María.

Las esculturas de la Virgen y los personajes son obra del escultor Lorenzo Coullaut Valera y el proyecto del arquitecto José Espiau y Muñoz, con una clara relación con el monumento a Bécquer en el Parque de María Luisa.

La noche de “los tunos”, cuando le cantan, es la del 7 al 8 de Diciembre, un espectáculo que congrega mucho público y que no debe perderse.