Menú
La Gazapera

El lombazo

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
14 ene 2022 / 08:03 h - Actualizado: 14 ene 2022 / 08:04 h.
"La Gazapera"
  • El lombazo

El cantante Manuel Lombo es un artista de éxito, o eso creo, aunque nunca se sabe, porque lo han nombrado coordinador de ciclo Jueves Flamencos, de Cajasol, y se ha dejado querer. Aceptó la oferta del señor Pulido, el presidente de la entidad financiera, que parece que lo tiene en alta estima. No es que el aflamencado cantante nazareno no vaya a ser capaz de coordinar bien el ciclo, que tampoco es tan difícil. Se trata de elegir a una serie de artistas flamencos, solo eso, para que actúen en Chicarreros. Pero si es cantante de éxito, ¿qué hace metiéndose a dirigir ciclos de flamenco? Poveda, Soleá Morente y el propio Lombo metidos a presentadores de programas de flamenco en la televisión. Y el cantante de Dos Hermanas, ahora, coordinando además los Jueves Flamencos de Cajasol, que dirigió durante años el tristemente desaparecido Manuel Herrera Rodas. Qué poderío. Como dijo el tonto del chiste, “al que le toca, le toca”.

Si Pulido lo ha elegido a él y no a un experto en flamenco, por algo será. También lo programan en festivales de flamenco del verano, como la Bienal de Málaga, sin ser lo que llamamos un cantaor, sino un cantante que a veces canta palos del cante, como Poveda o Soleá Morente. Cantar palos flamencos no te hace cantaor, pero se ha puesto de moda de nuevo, como cuando lo hacían algunas folclóricas del franquismo. O sea, que como esto siga así esos chavales que están estudiando la carrera de Flamencología en algunos conservatorios, poniendo esfuerzo y dinero, se tendrán que ir a la fresa o a la remolacha, porque esto se mueve por amiguismo o por simpatías políticas. Si simpatizas con el partido que gobierna y te portas bien puedes acabar colocado en Canal Sur, Televisión Española o en alguna diputación provincial, aunque no tengas ni zorra idea de nada.

Pero el trasfondo de esto es que quieren acabar desde hace tiempo con los llamados flamencólogos o críticos de flamenco, se supone que por alcanzar la modernidad y dejar atrás el catetismo. Por eso el Instituto Cervantes fichó a la cantante aflamencada Rocío Márquez para coordinar un ciclo de conferencias de flamenco, en vez de a un flamencólogo o crítico con experiencia y sabiduría, que alguno habrá. Menudo lombazo el de Cajasol.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos