lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización

La solera de tres maestros

El gran maestro José de de la Tomasa demostró que aún tiene mucho cante que dar, si le dejan, que le dejan poco

10 sep 2018 / 08:34 h - Actualizado: 10 sep 2018 / 16:23 h.
  •  El veterano cantaor José el de la Tomasa tuvo una destacada actuación y se acordó de su hijo Gabriel y su nieto Manuel, ambos cantaores. / Jesús Barrera
    El veterano cantaor José el de la Tomasa tuvo una destacada actuación y se acordó de su hijo Gabriel y su nieto Manuel, ambos cantaores. / Jesús Barrera

Pepa Montes, Calixto Sánchez, José el de la Tomasa y Ricardo Miño son ya parte de la historia del flamenco del último medio siglo. La Bienal debería haberles dado una noche para cada uno y no ponerlos juntos en un mismo espectáculo y con otro fuerte a las once en el Teatro Central, el de Patricia Guerrero. Como era largo, antes de las once hubo desbandada de críticos y seguidores y seguidoras de la bailaora granadina. Un fallo garrafal al que no le vamos a dar mayor importancia, porque importa más el hecho de haber tenido una vez más en la Bienal a estos artistas con tanta solera que aún siguen en forma y con más regusto que nunca. Fue emocionante ver sobre el escenario del Maestranza al gran maestro José el de la Tomasa, algo asustado, lo que me recordó a cuando su tío abuelo Manuel Torres vino a la ciudad Sevilla a principios del pasado siglo y se fue para Jerez porque le daban miedo las luces. Con la estupenda guitarra de Juan Ramón Caro, el maestro hizo una selección de cantes tradicionales como las alegrías, los aires levantinos, las seguiriyas y los fandangos, demostrando que aún tiene mucho cante que dar, si le dejan, que le dejan poco. Lo de la bailaora Pepa Montes, de Las Cabezas, fue magistral, sobre todo cuando bailó por alegrías con una bata de cola blanca con Arcángel, Segundo Falcón y la utrerana Mari Peña, además de con la guitarra de su marido, el veterano trianero Ricardo Miño. Había bailado un garrotín solo a guitarra un poco largo, desquitándose en unas alegrías de una belleza y armonía increíbles. Pepa es una de las mejores bailaoras de Sevilla, de la llamada escuela sevillana, con una carga de sensualidad y templanza extraordinarias. A pesar de sus años, la bailaora paseó la bata de cola con una enorme destreza y derrochó todo el arte que atesora en un ejercicio completo y brillante. Cuando salió Calixto Sánchez hubo un aplauso cariñoso, porque el cantaor de Mairena del Alcor se retiró del cante hace algunos años, aunque no lo ha dejado del todo. Había ganas de escucharlo de nuevo en la Bienal, el festival que lo hizo figura cuando conquistó el I Giraldillo del Cante en la primavera de 1980. Su voz no es ya la de entonces, evidentemente, pero aún es capaz de coronar el tercio más difícil y de redondear una buena faena, como hizo anoche cantando muy bien por soleá, tientos-tangos, seguiriyas y tonás. Se fue emocionado al ver la respuesta del público, como siempre la tuvo en este festival. Calixto Sánchez debería de tener algún homenaje en la Bienal, que rememorara aquella gesta, la de ganar un concurso de cante en el que tuvo que hacer doce palos del cante y competir con figuras de la talla de Fosforito y José Menese, siendo prácticamente un desconocido para el gran público. Anoche estuvo muy bien acompañado por el guitarrista sevillano Eduardo Rebollar y nos dejó un regusto casi desconocido en él, que siempre fue un cantaor de mucha facilidad y de pelearse poco con el cante. La noche acabó con el baile de nuevo de Pepa Montes, por soleá, que no vimos porque se alargó el espectáculo y el periódico tiene su hora de cierre. Tres horas son muchas para este teatro y más si tenemos en cuenta que era domingo y que había que trabajar hoy lunes. Menos mal que vivimos momentos bonitos, emocionantes y de calidad jonda. Unos maestros que lo dieron todo una vez más, como no podía ser menos.

‘Al arte de su vuelo’

***

Teatro de la Maestranza. 9 de septiembre. Intérpretes: Calixto Sánchez, José de la Tomasa y Pepa Montes. Invitados: Arcángel, Segundo Falcón y Mari Peña. Eduardo Rebollar (a Calixto Sánchez), Juan Ramón Caro (a José de la Tomasa), Ricardo Miño (a Pepa Montes). Programa: Malagueña, Soleá, Seguirilla, Tientos – Tangos, Romances, fandangos...


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016