lunes, 27 febrero 2017
Crónica Real Betis

Rubén Castro sí estaba en el 92 (2-3)

Tremenda victoria del Betis en Mestalla, donde se puso 0-2 con uno más y se dejó remontar hasta que en la última jugada el canario rescató a su equipo son su segundo gol.

11 sep 2016 / 16:55 h - Actualizado: 12 sep 2016 / 07:12 h.
  • Rubén Castro sí estaba en el 92 (2-3)
    Los jugadores del Betis celebran el 2-3 final. / LaLiga

El Betis ha acabado este domingo con su particular maldición en Mestalla imponiéndose al Valencia en la última jugada de un partido loco. Lo hizo gracias a Rubén Castro, que estaba en el sitio oportuno para remachar a la red un pase de Piccini que no había podido rematar Zozulia. Un mazazo para el Valencia y un alivio para Poyet quien, pese al gran planteamiento y conducción de su equipo durante 70 minutos, veía cómo se derrumbaba el Betis con un jugador más y dos goles de ventaja. Salvado por la campana de Rubén Castro, bigoleador y que ha efectuado una muesca más en los libros de historia del Betis, que estrena su casillero de victorias en esta Liga.

Había interés en ver cómo disponía Poyet al equipo en Mestalla, donde le esperaba un Valencia tocado, con ansiedad y sin la solidez necesaria como para aspirar a cosas serias en esta Liga, al menos de momento. Invitaba el estado del equipo che al técnico uruguayo a presionarle arriba, y eso hizo con una línea de tres con Rubén Castro en la izquierda, Joaquín por la derecha y Álex Alegría en el centro. Por detrás, Brasanac sabía que tenía que vigilar de cerca a Parejo, motor del Valencia. Durante la primera mitad salió casi a la perfección el plan, pues el equipo verdiblanco llegaba arriba con frecuencia pero también concedía mucho atrás sin que el Valencia tuviera que esforzarse para generar sus ocasiones.

Primero avisó Brasanac, quien llegó con el balón al área y disparó cruzado, fuera por poco. Después Álex Alegría disparó muy flojo, también en el área. Las dos ocasiones en los primeros cinco minutos asentaron esos conceptos en el conjunto de Poyet. El Valencia respondió con dos tiros peligrosísimos de Gayà y Mario Suárez que abortó Adán en dos grandes intervenciones. Rubén Castro se manejaba bien por la zona izquierda, donde tenía el apoyo indudable de Durmisi. El canario, fruto de la presión en el centro del campo a Parejo, se econtró en el 16’ con una pelota franca en la media luna del área, pero disparó centrado y paró Alves.

Estaba bien el Betis, cuajando los mejores minutos de la era Poyet, y ni siquiera la lesión de Fabián –chocó con Santi Mina y tuvo que ser sustituido por Felipe Gutiérrez con dolor en la rodilla derecha– desestabilizó al equipo. Felipe se emparejó con Petros y Brasanac un paso más hacia la derecha. El Valencia seguía incómodo y nervioso. Mangala, uno de los debutantes, se comió un centro desde la izquuierda y Álex Alegría no pudo cazar la pelota a escasos metros de Alves, que respiró aliviado. Después de que Nani casi adelantara a los de Ayestarán de cabeza llegó el segundo aviso de Rubén Castro, a quien asistió en el área Felipe Gutiérrez: la intentó colocar y le taparon el tiro. No es habitual ver al canario desperdiciar dos ocasiones y una tercera hubiera sido extraordinario, por lo que el 24 ajustó el punto de mira y tras recortar al perdidísimo Cancelo en el área la puso imposible para Alves. No fue una jugada brillante, pero los de Poyet aprovecharon la obscena pasividad che para ponerse por delante en Mestalla, siguiendo el guión más beneficioso para ahondar más en el nerviosismo del Valencia.

Y ese guión continuó tras el descanso. Nada más arrancar, Enzo Pérez se quitó de en medio con una entrada peligrosísima a Durmisi. Tenía ya amarilla pero el colegiado, acertadamente, le mostró la roja directa. Salvada la lesión, el lateral zurdo se sacó un par de minutos después un magistral pase desde su campo para dejar solo a Joaquín ante Diego Alves, que nada pudo hacer ante el remate con clase del gaditano, que parecía sentenciar la primera victoria del Betis en Mestalla desde 1986. Sólo una hectombe podía impedir el triunfo de los de Poyet...

Y casi llega. Con el partido absolutamente controlado, el Betis se acobardó. Quizás al verse 0-2 en un estadio como Mestalla, pero también influido por la aparición de Munir, que a su vez despertó a Rodrigo. Ya antes Parejo había tomado el mando de su equipo retrasando su posición. Como quiera que el Betis reculó por simple inercia, en un gesto automático de muchos equipos fuera de casa, el valencianista organizaba a placer. La reacción che casi la echa por tierra Nani con un pisotón a Petros en el tobillo que le debió costar la roja –vio la amarilla–. Poyet mandó sustituir a Joaquín, que había cuajado un gran partido en su regreso a Mestalla –la afición del Valencia despidió en pie a su exjugador– y Musonda parecía idóneo para cazar alguna contra, pues el Betis, aunque no lo necesitaba, insistió en recular. El amago de hecatombe se inició con un pase de Parejo a Rodrigo que habilitó Durmisi, demasiado pendiente del peligrosísimo Munir. El delantero batió a Adán, que no lo podía parar todo.

El Betis se acobardó aún más, pese a seguir en superioridad, tanto en número de jugadores como de goles. Y Mestalla despertó de su depresión para animar a su equipo. Quedaba, tras el 1-2, un cuarto de hora. Munir envió un gran disparo al larguero, Rodrigo hizo lucirse a Adán en dos ocasiones que no acabaron en gol de milagro. El Betis estaba grogui y lo demostró en un córner rematado por Munir. La parada de Adán dejó un balón plácido para Garay, que no se quedó clavado como la zaga verdiblanca. Empate a diez del final y temblor de piernas. El partido se convirtió en un correcalles que no convenía al Betis. Rodrigo, a bocajarro, casi culmina la remontada. Y cuando todo parecía destinado al empate, ya en el minuto 92, apareció de nuevo el 24. Rubén Castro. ¿Quién si no? La jugada fue de Piccini por la derecha y la invitación fue de Cancelo, que no siguió al delantero bético, que silenció Mestalla 30 años después.

FICHA TÉCNICA

Valencia: Diego Alves, Joao Cancelo, Garay, Mangala, Gayà (Montoya, m.44), Mario Suárez (Medrán, m.46), Enzo Pérez, Parejo, Rodrigo, Nani y Santi Mina (Munir, m.63).

Betis: Adán, Piccini, Mandi, Pezzella, Durmisi, Fabián (Felipe Gutiérrez, m.20), Petros, Brasanac, Joaquín (Musonda, m.68), Alex Alegría (Zozulya, m.81) y Rubén Castro.

Goles: 0-1, m.38: Rubén Castro. 0-2: m.54: Joaquín. 1-2, m.75: Rodrigo. 2-2. m.78: Garay. 2-3, m.92: Rubén Castro.

Árbitro: González González (colegio castellano-leonés). Amonestó por el Valencia a Enzo Pérez y a Nani y por el Betis a Felipe Gutiérrez, Piccini, Petros y Musonda. Expulsó por el equipo local a Enzo Pérez con roja directa (m.49).

Incidencias: encuentro disputado en Mestalla ante 40.000 espectadores. Hizo el saque de honor la gimnasta de Turís Elena López, medalla de plata por equipos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Se guardó un minuto de silencio en memoria del militar valenciano Aarón Vidal, fallecido en Irak. EFE


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016